Chile: ¿Hasta cuándo las y los trabajadores le sumamos muertos a las grandes ganancias de las empresas frutícolas?

Jueves 19 de Enero de 2012

 Otra víctima más, ¿cuántas trabajadoras y trabajadores quedara cargando por el resto de sus vidas con  las dolorosas secuelas que dejan accidentes como este? Nosotras ya lo sabemos. La Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, Anamuri desde hace tres  años  cada 25 noviembre día internacional de acción contra todas las formas de  violencia contra las mujeres,   realiza el  Tribunal Ético “Basta de Violencia  hacia las mujeres en el trabajo”  en él, enjuiciamos y denunciamos  las malas prácticas, los abusos y la falta de seguridad en las faenas que cada año arrebata vidas de trabajadoras y trabajadores.En el primer Tribunal presentamos  el caso de Cecilia Ortiz que  en la región de Atacama en Tierra Amarilla al igual que Luis Figueroa en Codegua  perdió  la vida en un accidente  similar.

En el reciente   Tribunal del 2012 presentamos el dramático caso de Flor María  Contreras, sobreviviente de  otro accidente    de las mismas características en  Chocalán, Melipilla  y cuyas consecuencias hacen dramática su existencia e incierto su futuro al quedar su organismo con severos daños en el aparato respiratorio (solo cuenta con una capacidad del 30%), riñones y articulaciones.María Soledad Muñoz Uribe y Juan Patricio Muñoz Soto,  aparecen como dos casos de suma gravedad,  del accidente en el Packing  paradojalmente nominado “Los Nobles”, de este modo la historia se repite. 

 Este hecho abre las heridas de la madre de Cecilia y sus hijas, aumenta el dolor del drama que vive Flor María y a nosotras,  nos llena de indignación  y de impotencia la irresponsabilidad de quienes se lucran con el trabajo  de las mujeres y hombres del pueblo.Y como bien lo afirmo una doctora en el Tribunal;  “lo cierto es que todos estos accidentes podrían ser  evitables si las empresas tuvieran la voluntad y conciencia de velar por la seguridad  y el cuidado de la vida de sus trabajadores” pero el empresariado  sigue ignorando y haciendo caso omiso de lo poco que resguarda la ley, continuaran impidiendo la constitución de los sindicatos y reprimiendo a los trabajadores que pretenden ejercer sus legítimos derechos los que incluyen el velar por la seguridad y bienestar de los trabajadores, este es  una de las  consecuencias  más patético del sistema.

 Sin lugar a dudas, hoy será un día de muchas declaraciones y pedidas de cuentas nos gustaría saber ¿Cómo se explica tantas irregularidades? y más aun, cuesta creer que el empresario, no  conoce el número de trabajadores en faena   o la reiteración en los accidentes como lo señala la Alcaldesa. Nosotras nos preguntamos ¿hasta cuándo estará esta preocupación en las autoridades y los medios de información? o todo se resolverá frente a una magra multa  y se continuará poniendo el acento e interés de las autoridades pertinentes en lograr aprobar  el  llamado “Estatuto del Temporero” para consagrar más aun las malas prácticas laborales de la mayoría de los empresarios.                              

Este lamentable accidente y la decisión de Flor María Contreras de no quedarse en silencio a pesar del daño que tiene  su organismo,  y la incansable batalla para que se reconozca que la causa de muerte de Cecilia Ortiz  fue producto del amoniaco al reventarse las cañerías de frío en  los casos de   Cecilia y Flor María, que  también  quedaron atrapadas en la cámara de frío. La batalla de  estos  tres años por la verdad y la justicia de la madre de Cecilia, de  ANAMURI y el Sindicato que ahora lleva su nombre, ante este nuevo accidente y sus  trágicos resultados es a todas luces indesmentible, el Amoniaco provoca muertes y deja serios daños en el organismo. 

BASTA DE FALTA DE SEGURIDAD EN EL TRABAJOBASTA DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN EL TRABAJO

Posted in Uncategorized