Paraguay: Premeditación y alevosía

Viernes 14 de Septiembre de 2012

Diálogo con Luis Ruiz de la Organización de Lucha por la Tierra de Paraguay

La Misión Internacional de Solidaridad y DDHH en Paraguay que se realizara la pasada semana en el departamento de Curuguaty sirvió entre otros aspectos para que las propias organizaciones campesinas y de DDHH paraguayas tomaran contacto directo con la realidad de la región conmocionada por la masacre del 15 de junio.

Así reflexiona el integrante de la Organización de Lucha por la Tierra (OLT-Vía Campesina) y parte de la Misión Luiz Ruiz, entrevistado por Radio Mundo Real.



“Después de escuchar a los familiares tenemos mucha más información y mi parecer ahora es que fue montada y organizada” la violencia desde los aparatos policiales paraguayos hacia la comunidad, buscando un hecho de desestabilización como a la postre aconteció.

Algunas de las víctimas, incluso, habrían sido ejecutadas directamente por las fuerzas policiales, mediante armas de gran calibre. Hay testimonios que indican la presencia en la zona de un helicóptero desde el cual se disparó contra los campesinos, en tanto que otros casos de fallecimientos se debieron a la falta de atención médica a tiempo, señala Luis.

De esta manera, la teoría oficial de que se trató de un “enfrentamiento” donde habrían participado campesinos armados, argumento que se utilizó en el juicio político sumario contra el presidente Fernando Lugo, no encuentra base en las evidencias.

En sus conclusiones preliminares la Misión –compuesta por FIAN Internacional, Campaña Global por la Reforma Agraria (La Vía Campesina Centroamérica), el Grupo de Investigación en Derechos Humanos y Sostenibilidad de la Cátedra UNESCO de la Universidad Politécnica de Cataluña, Radio Mundo Real (Amigos de la Tierra Internacional), ANAMURI (La Vía Campesina Sudamérica)- concluye claramente que la decisión de violencia contra los ocupantes del campo era previa a los hechos.

“La construcción del escenario general -presencia policial desproporcionada, uso indiscriminado y desmedido de la fuerza policial con la presencia de aproximadamente 400 efectivos, 20 patrulleros, policía montada, un helicóptero y ambulancias desde las 4 de la mañana del 15 de junio- evidencia que desde las instituciones estatales responsables ya existía una predisposición a provocar una situación de extrema violencia”, se indica en el documento elaborado por la Misión.

Entre las organizaciones paraguayas partícipes de la reunión se cuentan: la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras, Rurales e Indígenas (CONAMURI), el Movimiento Agrario Popular (MAP) y la Organización Nacional de Aborígenes Independientes (ONAI).

Luis Ruiz señala que la lucha por la tierra en su país cuenta con un largo historial y el tema es común a todas las organizaciones campesinas paraguayas. Desde la Guerra de la Triple Alianza, consistente en una coalición de las fuerzas hegemónicas en Brasil, por entonces colonia portuguesa, Argentina y Uruguay, que en 1864 masacraron a la población civil paraguaya y retrasaron el desarrollo del país, señala Luis, “las tierras se han distribuido entre los amigos del poder, incluyendo a extranjeros”.

Como resultado de ello y de la dictadura del general Alfredo Stroessner, la más extensa de las dictaduras militares del Cono Sur, hoy Paraguay es uno de los países más desiguales del planeta en materia de propiedad de la tierra.

“Al pelear por la tierra estamos peleando por la verdadera distribución de la riqueza del país”, concluye.

Más: http://www.radiomundoreal.fm/Mision-Internacional-de

Posted in Uncategorized