El derecho de la humanidad a existir, referencia para la lucha ecológica

Domingo 17 de Junio de 2012

El libro, que recoge las reflexiones del líder cubano Fidel Castro, se presentó este domingo en la Cumbre de los Pueblos por Justicia social y ambiental.

Las primeras páginas retornan a la Cumbre de la Tierra y presentan la intervención del líder cubano, Fidel Castro, el 12 de junio de 1992. Allí declara la alerta de la posible desaparición de la especie humana ante la progresiva destrucción ambiental. A partir de ese discurso, esta compilación de reflexiones transita el período entre 2007 y enero del 2012, abarcando cuatro temáticas esenciales: cambio climático, amenazas al planeta, pobreza y sociedad y seguridad alimentaria.



Orlando Rey Santos, representante del Ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medio ambiente (CITMA), al presentar el texto, destacó la actualidad del pensamiento de Fidel em el panorama internacional, donde apremia la actuación de los pueblos frente al evidente fracaso del neoliberalismo y las consecuencias del capitalismo depredador. “Hay que modificar la manera en que producimos, consumimos, distribuimos a nivel global”, destacó al referenciar las complejas circunstancias em las que habitamos, y las relaciones existentes detrás de los discursos de la llamada economía verde.

Dijo además que la publicación, a cargo de la Editorial Científico-técnica, fue un esfuerzo de organizaciones cubanas, ante esta nueva Cumbre de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, por recuperar las ideas expuestas dos décadas atrás, que podrían influir en las posiciones y propuestas que se toman em estos días.

“No más transferencias al Tercer Mundo de estilos de vida y hábitos de consumo que arruinan el medio ambiente. Hágase más racional la vida humana. Aplícase un orden internacional justo. Utilicése toda la ciencia necesaria para un desarrollo sostenido sin contaminación. Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el hombre”, insistía Fidel em su discurso.

Según Santos, este pensamiento es acogido hoy por los movimientos sociales y otros actores que poseen “una mayor comprensión de que el rumbo que llevamos es insostenible. En esa inteligencia de los pueblos, en su capacidad y energía, hay esperanza.”

 

Posted in Uncategorized