COMUNICADO: CLOC-Vía Campesina Centroamérica se solidariza con el Comité de Unidad Campesina – CUC de Guatemala

COMUNICADO

8 de junio de 2024

La CLOC/La Vía Campesina Centroamérica se solidariza con el Comité de Unidad Campesina CUC en Guatemala tras la permanente violencia estructural que viven las comunidades campesinas e indígenas y la persecución, criminalización y asesinato de defensores de los Derechos Campesinos.

Lamentamos que una vez más, las organizaciones del campo en este país se encuentren enlutadas debido a las viles agresiones y muerte a sus militantes; acciones que buscan el amedrentamiento y la zozobra de las familias organizadas.

Hacemos eco a nuestra organización hermana CUC, de exigir a las instituciones correspondientes del Estado de Guatemala, realizar las investigaciones pertinentes y la condena que corresponda a los culpables de la muerte de José Alberto Domingo, y la arremetida contra la vida de los compañeros Marcelo y Gustavo Yaxón el pasado 5 de junio.

Nos convocamos a organizar la Misión Internacional de Solidaridad CLOC/LVC con Guatemala a fin de dar seguimiento y acompañamiento in situ a las denuncias del Comité de Unidad Campesina-CUC a raíz de los recientes acontecimientos.

¡Globalicemos la lucha!

¡Globalicemos la esperanza!

La Vía Campesina: ¡Las catástrofes climáticas requieren atención y respuesta global urgente! ¡Basta de falsas soluciones!

Declaración Política y de solidaridad en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente

(Bagnolet, Junio 5 de 2024) Ante una crisis climática y ambiental sin precedentes que afecta a países como Brasil, Ecuador, Uruguay, Argentina, Kenia, Tanzania, Afganistán, Francia, Tailandia e Indonesia, entre otros, con olas de calor, lluvias intensas e inundaciones, La Vía Campesina advierte sobre los responsables y hace un llamado a la solidaridad internacional urgente y a una respuesta concertada basada en soluciones lideradas por los pueblos.

LA TRAGEDIA ANUNCIADA


Estudios científicos recientes han revelado que el calor abrasador que azotó Asia y el Medio Oriente a finales de abril, similar a las intensas olas de calor del año pasado, fue 45 veces más probable en ciertas áreas del continente debido al cambio climático inducido por la actividad humana. Durante este periodo, se sintieron temperaturas elevadas en amplias regiones de Asia, desde Gaza en el oeste —donde más de 2 millones de personas enfrentan escasez de agua potable, atención médica insuficiente y otras necesidades esenciales en medio de los continuos ataques aéreos israelíes— hasta Filipinas en el sureste. También en Tailandia, las olas de calor están destruyendo cultivos y tierras campesinas. Los recursos hídricos se están agotando y los días extremadamente calurosos hacen peligroso para los campesinos trabajar en el campo debido al riesgo de insolación. Consecuentemente, tormentas y enormes inundaciones alcanzaron la provincia de Narathiwat en la región del sur profundo de Tailandia en diciembre de 2023, causando la tormenta más fuerte de los últimos 50 años. Muchas partes del continente experimentaron días consecutivos con temperaturas que superaron los 40 grados Celsius.


La Organización Meteorológica Mundial de la ONU y la agencia climática de la Unión Europea, Copernicus, informaron que Europa se está calentando al doble de la velocidad de otros continentes, con un aumento del 30% en las muertes relacionadas con el calor en los últimos 20 años. Este rápido calentamiento afecta más a lxs campesinxs, que luchan contra las sequías, inundaciones y pérdidas de cultivos. Las temperaturas oceánicas más altas de lo normal están causando un aumento en la evaporación, resultando en más lluvias e inundaciones devastadoras en todo el continente. Esto es evidente en Alemania, el norte de Italia, el centro de Inglaterra y Eslovenia, donde las lluvias intensas han provocado inundaciones significativas. En Francia, el contraste es marcado: el sureste sufre de una sequía severa, mientras que el norte enfrenta inundaciones devastadoras. Las falsas soluciones del agronegocio, como los proyectos de mega-balsas, empeoran estas condiciones al monopolizar tierras y recursos hídricos.


Las fuertes lluvias que han inundado Afganistán, Brasil, Burundi, Kenia, Tailandia, Indonesia, algunas partes de Tanzania y muchos países de Europa también son de naturaleza sin precedentes. Mientras que algunos informes atribuyen esto a la Oscilación del Sur del fenómeno de El Niño (ENSO) y lo consideran un acontecimiento natural que ha ocurrido durante siglos, los informes científicos han revelado que un clima más cálido puede contribuir a un aumento en la frecuencia e intensidad del fenómeno de El Niño. Los impactos pueden ser significativos a niveles regionales. En América Central, El Niño provoca lluvias excesivas a lo largo de las costas del Caribe, mientras que las costas del Pacífico permanecen secas. Las lluvias aumentan en las costas de Ecuador, la parte norte de Perú y las zonas del sur de Chile. Los países de África Oriental también experimentan lluvias excesivas con una intensidad aumentada debido al empeoramiento del cambio climático.


La Organización Mundial de la Salud advierte que 3,6 mil millones de personas residen en áreas vulnerables al cambio climático, lo que podría llevar a 250,000 muertes adicionales anualmente para 2030-2050, principalmente debido a la desnutrición, malaria, diarrea, estrés por calor y, ahora, enfermedades transmitidas por insectos, mosquitos y otros vectores. La contribución del cambio climático al aumento de enfermedades transmitidas por vectores en los países de ingresos bajos y medianos de África, que ya están cargados con numerosas disparidades de salud y socioeconómicas, es una preocupación significativa.

Campos de arroz inundados. Foto de : MST-RS


Los países del Sur Global, que ya están lidiando con una deuda severa, no tienen los recursos necesarios para responder y adaptarse adecuadamente a estas crisis que afectan principalmente a la clase trabajadora y al campesinado, quienes también sufren de malas condiciones laborales, viviendas inadecuadas y acceso limitado a la salud. Estas catástrofes también representan un gran riesgo para la soberanía alimentaria de los territorios, empujando a más personas a la pobreza extrema y el hambre. Las economías industrializadas y ricas que crearon estas crisis siguen sin querer reconocer su responsabilidad y proporcionar los recursos y capacidades necesarios a los países del Sur.


¡EL AGRONEGOCIO, EL EXTRACTIVISMO Y LAS EMPRESAS TRANSNACIONALES, JUNTO CON SUS BANCOS, SON LOS PRINCIPALES CULPABLES!


El agronegocio y el extractivismo mineral son los principales culpables de la crisis, ya que las altas tasas de deforestación, el acaparamiento de tierras, la pérdida de biodiversidad y la menor capacidad de absorción de los suelos exacerban la crisis ambiental y climática. Asi como la utilizacion de agrotoxicos que matam toda biodiversidad y contribuyen para el desquilibrio de las lluvias.

El capitalismo financiero  que con sus bancos dominan el mundo y el sistema alimentario industrial dominado por las grandes empresas transnacionales del norte global,son los principales impulsores del cambio climático, con el agronegocio ahora representando más de un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

La industria belica del norte global promueve conflitos armados, para poder vender armas, y sustener sus tasas de ganancia, mientras las guerras afectan directamente nuestros ecosistemas y ambiente, ademas de matar a millares de ser humanos.  Acabemos con todas las bases militares extranjeras, agresiones  y guerras !!


La crisis ambiental que enfrenta el mundo va más allá de la crisis climática y se origina en la forma en que el sistema capitalista organiza la relación entre los humanos y la naturaleza. La producción orientada al lucro explota tanto a las personas como a la naturaleza, agota los comunes y pone en peligro la supervivencia de la humanidad y la vida en el planeta.

Los capitalistas, junto con algunos gobiernos, intentan aumentar sus ganancias mediante la creación del sistema de créditos de carbono, que no cambia en absoluto la realidad ni en términos de biodiversidad ni de emisiones de gases, pero genera ilusiones al vender el oxígeno de los bosques. Una vergüenza.

¡ALERTA DE LA VIA CAMPESINA !


Frente a esta grave crisis, La Vía Campesina ha estado llamando a los estados y gobiernos, a adoptar alternativas concretas y resilientes para las poblaciones afectadas. Insiste en que la lucha contra la crisis climática debe tener voluntad política pero también asegurar que las comunidades tengan control sobre sus territorios, no las corporaciones transnacionales. Es urgente cambiar el sistema y transformar los sistemas alimentarios, identificando a los responsables y sus responsabilidades, e implementando soluciones claras como la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Campesinos (UNDROP), la Agroecología Campesina y la Soberanía Alimentaria, que crean condiciones dignas, nutrición saludable y regeneran la vida y la naturaleza.


La influencia corporativa sobre los estados, gobiernos e instituciones multilaterales que conduce a la inacción climática y el negacionismo absurdo es inaceptable a pesar de las pruebas científicas comprobadas. No podemos continuar con políticas públicas locales y globales ineficientes, implementando leyes, tratados, regulaciones y subsidios que consolidan y fortalecen el capitalismo, el sistema alimentario industrial y sus intereses corporativos.


¡SOLUCIONES REALES, NO FALSAS SOLUCIONES!


El discurso del capitalismo verde y del agronegocio sobre una agricultura inteligente frente al cambio climático, presentada como regenerativa, junto con otros mecanismos como los mercados de carbono y las soluciones basadas en la naturaleza, forma parte de una estrategia de lavado verde. Estas soluciones falsas, históricamente denunciadas por La Vía Campesina en las cumbres de la COP, han resultado en fracasos en los procesos relacionados con las COP climáticas y de biodiversidad en los últimos años y décadas, bajo la influencia del mercado y las empresas multinacionales.

La COP30 sobre el Clima en Brasil en 2025 y la CBD de septiembre de 2024 en Colombia deben marcar un cambio radical. Sin esto, estos procesos corren el riesgo de perder toda credibilidad y legitimidad. En particular, la CBD y la COP30 deben poner en el centro de su agenda la reforma agraria y el uso de la tierra, el agua y los territorios en manos de las poblaciones, al servicio de la producción de alimentos y otros bienes esenciales para la dignidad humana, y no en manos de empresas multinacionales que responden a los caprichos de los más ricos.

Las COP deben servir para encontrar soluciones claras, elaborar propuestas y alternativas al cambio climático en colaboración con los países y la comunidad científica. Estos espacios, ahora dominados por el cabildeo para la expansión de las multinacionales y la acumulación de riqueza en medio de la crisis climática, deben deshacerse de estos actores nocivos y asumir su responsabilidad histórica frente a los pueblos del mundo.

La Vía Campesina ha abogado durante mucho tiempo por soluciones reales que incluyan a lxs campesinxs, pueblos indígenas y pescadorxs, quienes son los guardianes de tierras, bosques, zonas costeras y océanos. Hemos exigido durante mucho tiempo una reforma agraria integral y políticas de uso de la tierra en los países, así como la restauración de la salud del suelo a través de prácticas agroecológicas campesinas y leyes nacionales alineadas con la UNDROP. Más que nunca, necesitamos adaptar ciudades y áreas rurales para enfrentar la crisis climática.

Es imperativo establecer programas de producción agroecológica que aseguren un aumento en la producción de alimentos saludables y en armonía con la naturaleza.

Es esencial promover medidas tributarias que impongan un mínimo del 2% a las fortunas de los multimillonarios (que representan sólo 3.000 familias) e instituir un impuesto universal sobre las ganancias de las corporaciones transnacionales. Esto permitirá la creación de un fondo global para combatir la pobreza, la desigualdad social y el cambio climático.

Estos promueven una transición justa para los campesinos y abogan por reubicaciones en la producción y el consumo de alimentos, garantizando la soberanía alimentaria y fortaleciendo las economías rurales. Arraigados en los principios de justicia climática global, continuamos luchando por reparaciones por la deuda y la injusticia históricas. Todo el financiamiento climático debe estar en manos de las comunidades (¡no de los bancos!), debe venir en forma de donaciones (¡no préstamos!) y debe priorizar tanto la adaptación como la mitigación.

Estas herramientas promueven una transición justa para lxs campesinxs y abogan por relocalizaciones en la producción y consumo de alimentos, garantizando la soberanía alimentaria y fortaleciendo las economías rurales. Basados en los principios de justicia climática global, continuamos luchando por reparaciones por la deuda histórica y la injusticia. Todo el financiamiento climático debe estar en manos de las comunidades (¡no de los bancos!), debe ser en forma de subvenciones (¡no préstamos!), y debe priorizar tanto la adaptación como la mitigación.


Vemos cómo en este sistema capitalista, las consecuencias del cambio climático prevalecen en la mayoría de los países del Sur Global, impactando principalmente a aquellxs que producen todo y poseen poco: trabajadores que viven en lugares socialmente vulnerables dentro de las ciudades, expulsados por la especulación inmobiliaria y las acciones de los estados legitimando el establecimiento de empresas y comunidades cerradas en las ubicaciones más privilegiadas. Por lo que además de problemas sociales como el hambre, la pobreza, la falta de saneamiento, la violencia armada, deben soportar también los problemas ambientales que otros generaron.


La lucha por la justicia ambiental y climática, tanto a nivel local como global, es urgente y debe convertirse en un campo de batalla para que podamos avanzar en la construcción de soluciones reales y verdaderamente efectivas que aborden los problemas ambientales y sociales traídos por el capitalismo.

Por tanto, hacemos un llamado a toda nuestra base social: campesinxs de todo el mundo, trabajadorxs urbanxs, migrantes, jóvenes, mujeres y diversidades, a organizarse y emprender luchas masivas para detener esta locura capitalista que nos conduce a la extinción. Ya estamos pagando un precio demasiado alto con la pérdida de innumerables vidas cada día.

¡La Soberanía Alimentaria enfría el planeta! ¡Derechos campesinos y agroecología campesina para una transición climática justa, YA!

[1]  Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos Campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales, UNDROP.

Foto de portada: Socorro en la localidad de Pelotas, afectada por inundaciones en Rio Grande do Sul.

Solidaridad con el Pueblo Haitiano: VI Escuela Continental de Mujeres

Comunicado Político de la Articulacion Continental de Mujeres CLOC La Via Campesina.

Nosotras, participantes de la VI Escuela de la Articulación de Mujeres de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) – La Vía Campesina, con una participación de más de 108 delegadas en representación de 18 países del continente latinoamericano, así como delegadas invitadas de organizaciones de La Vía Campesina de Canadá y Estados Unidos, queremos manifestar nuestra profunda preocupación y rechazo ante la situación actual del gobierno de Haití y la reciente decisión del gobierno de República Dominicana de limitar, sin justificación alguna, la participación de nuestras compañeras haitianas.

La VI Escuela de la Articulación de Mujeres de la CLOC – La Vía Campesina es un espacio crucial para la formación y el fortalecimiento de las mujeres campesinas en nuestra lucha por la justicia social y los derechos humanos. Este evento busca promover el intercambio de experiencias, la construcción de alianzas y el desarrollo de estrategias colectivas para enfrentar los desafíos que enfrentan nuestras comunidades. La negativa del gobierno dominicano a otorgar visas a nuestras compañeras haitianas, quienes deseaban participar activamente en esta escuela, representa un acto de exclusión y discriminación que rechazamos enérgicamente.

La crisis en Haití es alarmante. Las intervenciones extranjeras y la injerencia internacional han exacerbado la violencia, la inseguridad y la precariedad en el país, afectando gravemente a las comunidades campesinas y, de manera particular, a las mujeres. Estas crisis no son naturales ni inevitables; son el resultado de políticas neoliberales y de una lógica imperialista que busca explotar y controlar al pueblo haitiano. Las compañeras haitianas que fueron impedidas de participar en esta escuela son testigos y víctimas directas de estas dinámicas opresivas.

Una de nuestras compañeras haitianas expresó con tristeza: “Estoy muy triste porque, como haitianas, queremos vivir y participar en la escuela de mujeres de la CLOC. Sin embargo, cada vez que se realizan actividades en República Dominicana, es muy difícil para nosotras asistir debido a la política de extrema derecha que existe allí.”

Condenamos la decisión del gobierno dominicano de denegar las visas a nuestras compañeras haitianas y exigimos una explicación pública y transparente sobre esta medida injustificada. Esta acción no solo viola los derechos de participación y movilidad de nuestras compañeras, sino que también refleja una política de exclusión que busca silenciar las voces de quienes luchan por la justicia social.

Reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo haitiano y su lucha por la soberanía, la justicia y los derechos humanos. Es vital que la solución a los problemas en Haití sea liderada por el propio pueblo haitiano y sus movimientos sociales, sin interferencias externas que solo perpetúan la dependencia y el conflicto.

En la VI Escuela de la Articulación de Mujeres de la CLOC – La Vía Campesina, reafirmamos nuestro compromiso de seguir luchando por la justicia, la equidad y los derechos de todos los pueblos campesinos de América Latina y el Caribe.

Hacemos un llamado a todos los gobiernos de la región para que respeten los derechos de las organizaciones campesinas y faciliten su participación en espacios de diálogo y toma de decisiones. La exclusión y la discriminación no tienen cabida en nuestras luchas por un mundo más justo y equitativo.

¡Viva el pueblo haitiano y sus organizaciones campesinas!

¡Vivan las mujeres campesinas de Haití!

¡Solidaridad con el pueblo haitiano!

UAWC: Llamado urgente para declarar a Gaza zona afectada por la hambruna

Nosotrxs, las organizaciones y coaliciones de la sociedad civil abajo firmantes, teniendo en cuenta el genocidio que se está produciendo en Gaza desde hace más de siete meses, la población de Gaza está sufriendo una grave escasez de alimentos, un continuo descenso de los niveles de nutrición, desnutrición generalizada entre lxs niñxs y un aumento de las tasas de mortalidad debido a enfermedades causadas por el hambre y la desnutrición, junto con la dificultad de acceder a servicios médicos y sanitarios. A esto hay que añadir la contaminación ambiental derivada de la destrucción de los sistemas de alcantarillado, la incapacidad de los municipios para retirar los residuos, la presencia de miles de cadáveres bajo los escombros y la escasa respuesta humanitaria y suministro de la ayuda necesaria a lxs necesitadxs. La destrucción de la infraestructura y la escasez de combustible han provocado una interrupción significativa de los servicios de saneamiento y eliminación de desechos, lo que ha dado lugar a la propagación de desechos y aguas residuales sin métodos adecuados de eliminación. Con el aumento de las temperaturas, la propagación de enfermedades y epidemias se ha convertido en una realidad entre los palestinos del sector. Además, la Defensa Civil de Gaza sufre una grave falta de recursos, equipos y personal, lo que les impide retirar los escombros y recuperar los cuerpos.

De acuerdo con el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos, está prohibido causar hambruna como táctica militar contra civiles. El artículo 54 del Primer Protocolo Adicional al Cuarto Convenio de Ginebra de 1977 afirma la protección de los bienes indispensables para la supervivencia de la población civil, prohibiendo el ataque, la destrucción, la sustracción o la inutilización de dichos bienes, incluidos los productos alimenticios, las zonas agrícolas, los cultivos, el ganado, las instalaciones de agua potable y las obras de riego, si el propósito es matar de hambre a la población civil u obligarla a desplazarse o por cualquier otro motivo.

Del mismo modo, el artículo 14 del Segundo Protocolo Adicional al Cuarto Convenio de Ginebra de 1977 prohíbe la inanición de civiles como método de guerra y prohíbe los ataques, la destrucción, la sustracción o la inutilización de bienes indispensables para la supervivencia de la población civil.

El artículo 6 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional establece que todo acto cometido con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal, constituye genocidio. Además, el artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales establece que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado, incluso a una alimentación adecuada, y obliga a los Estados a adoptar las medidas apropiadas para garantizar la realización de este derecho.

El hecho de causar hambruna y destruir los recursos vitales en Gaza también viola las medidas provisionales ordenadas por la Corte Internacional de Justicia, lo que abre la posibilidad de enjuiciar a los responsables o retrasar la entrega de ayuda ante la Corte Penal Internacional. Las acciones y políticas impuestas por la ocupación israelí al pueblo de Gaza lo colocan en una posición de responsabilidad penal debido a sus acciones, que han creado condiciones como los ataques directos a instalaciones vitales o la imposición de un bloqueo para impedir que la ayuda humanitaria llegue a la población.

El Comité de Revisión de la Hambruna, en su informe de marzo de 2024, concluyó que la hambruna es probable a menos que haya un cese inmediato de las hostilidades, acceso irrestricto a alimentos, agua y medicamentos, protección de civiles y restauración de los servicios de salud, agua potable, saneamiento, energía y electricidad para la población. Desde marzo, las hostilidades contra la población civil han continuado y, a pesar de la llegada de cierta ayuda de socorro a las provincias septentrionales, sigue siendo insuficiente para hacer frente al hambre que sigue padeciendo.

Nosotrxs, lxs abajo firmantes, hacemos un llamado a las Naciones Unidas y a la Autoridad Palestina para que declaren inmediatamente a Gaza una zona afectada por la hambruna, debido a la hambruna, la contaminación ambiental y la propagación de enfermedades. Las Naciones Unidas y la Autoridad Palestina deben adoptar esta declaración y coordinar los esfuerzos globales y locales en asociación con la sociedad civil palestina para desarrollar un plan inmediato para abordar estos impactos, elevar los niveles de ayuda de emergencia para los ciudadanos del sector e impulsar la rendición de cuentas y el enjuiciamiento de la ocupación por cometer crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Hacemos un llamado a todas las organizaciones, movimientos, defensores de los derechos humanos y simpatizantes para que firmen esta petición para instar a las Naciones Unidas y a la Autoridad Palestina a declarar a Gaza una zona afectada por la hambruna y a tomar las medidas necesarias para proteger a sus habitantes.

¡Vivan las luchas del pueblo palestino! ¡Viva una Gaza libre y orgullosa!

Ramala, 23 de mayo de 2024


Organizaciones y movimientos firmantes:

Red de Organizaciones No Gubernamentales Palestinas (PNGO)
Centro Bisan de Investigación y Desarrollo
Unión de Comités de Trabajo Agrícola (UAWC)
Sociedad Palestina de Socorro Médico (PMRS)
Centro para la Defensa de las Libertades y los Derechos Civiles (Hurryyat)
Asociación del Centro de Creatividad de Maestros
Comités de Trabajo de Salud (HWC)
AFKAR para el Desarrollo Educativo y Cultural
Addameer apoya a los presos y asociación de derechos humanos
Centro de Investigación de Tierras (LRC)
La Iniciativa Palestina para la Promoción del Diálogo Global y la Democracia – MIFTAH
Resistencia popular
Sociedad de Mujeres Trabajadoras Palestinas para el Desarrollo (PWWSD)
Coalición de Sheffield contra el apartheid israelí
Campaña de Solidaridad con Palestina en Sheffield

Únete a nuestro llamado

FIRMA

Feminismo Campesino Popular: Acción y pensamiento de lucha de las mujeres del campo, indígenas y afrodescendientes de la CLOC/LVC

Este libro es el resultado del sueño y del esfuerzo por sistematizar más de tres décadas de organización, lucha y acumulación del pensamiento político de las mujeres campesinas, negras, indígenas y pescadoras de América Latina y el Caribe. Es una propuesta que nace de la Articulación Continental de Mujeres de la CLOC/LVC. Allí se encuentran mujeres de organizaciones autónomas de mujeres y otras de organizaciones mixtas, y entre ellas elaboran la estrategia de acción de las luchas campesinas, indígenas y negras del continente. En este libro reivindicamos la Campaña de los 500 años de resistencia indígena, negra y popular como un momento clave en la construcción de la CLOC/Vía Campesina y de nuestro Feminismo Campesino Popular.

Fueron necesarios muchos años, diversas manos de mujeres, innumerables reuniones y encuentros, mucho estudio y debate colectivo. Las primeras ideas surgieron y se pusieron en debate en la Articulación de Mujeres de la CLOC/LVC en el año 2007, y desde entonces, fueron compilados textos de estudio interno y declaraciones de las asambleas de mujeres continentales. En el año 2015 se retoma esta idea y la necesidad de que las mujeres campesinas, negras e indígenas escribiéramos nuestra historia y nuestra síntesis política: el Feminismo Campesino Popular.

En una reunión de la Articulación Continental de Mujeres, en las tierras fértiles y revolucionarias de La Habana, Cuba, empezamos a plantear los temas a abordar y desarrollar en el libro, y nos dividimos para la escritura de las ideas, experiencias y temas para componer el libro. Fueron muchas lecturas y revisiones colectivas hasta llegar a la versión actual. Sin embargo, eso no significa que nuevos elementos y lecturas no puedan ser incluidas en la construcción del Feminismo Campesino Popular. Por el contrario, nuevas demandas sociales de las mujeres van diseñando y dando forma a este concepto en permanente construcción en los rincones de este continente de resistencias y luchas de las mujeres.

El libro fue elaborado por mujeres campesinas, indígenas, pescadoras y negras de las diferentes organizaciones que conforman la Articulación Continental de Mujeres de la CLOC/LVC, en la cual hay movimientos autoorganizados de mujeres negras, indígenas y campesinas y organizaciones mixtas. Además, fueron invitadas compañeras de otras organizaciones para escribir textos sobre temas de lucha de las mujeres de la CLOC/LVC a partir de sus vivencias en sus territorios y organizaciones. Todas estas mujeres, poseen un amplio recorrido en el trabajo organizativo de base y hoy ocupan cargos como dirigentes nacionales, regionales e internacionales en la CLOC/LVC.

La Articulación de Mujeres de la CLOC/LVC impulsó esta tarea y la construyó con gran responsabilidad política y debate colectivo. Llevó mucho tiempo, pero creemos que el resultado dará un paso importante en la sistematización de este proceso. Es un libro de nosotras para nosotras y para todos los miembros de las organizaciones de base de la CLOC/LVC, y ha sido soñado, discutido y escrito por nosotras. Pero también es un documento abierto a toda la sociedad, para conocimiento y comprensión de la construcción de un pensamiento político y de lucha de las mujeres del campo, como las demás organizaciones populares, sindicales, estudiantiles, partidos políticos y organizaciones feministas. No contamos toda la historia de las luchas de resistencia de las mujeres del campo, daría para innumerables libros, pero traemos una parte de esta construcción de más de 30 años que hacen las campesinas, indígenas, pescadoras, negras en una perspectiva revolucionaria, feminista, antiracista, antiimperialista y socialista.

Son objetivos de la Articulación de mujeres al elaborar este libro:

Poder rescatar y sistematizar la historia de lucha, resistencia y organización de las mujeres y de la constitución de la articulación continental; dar visibilidad y reconocimiento del aporte de las mujeres a las luchas indígenas, campesinas y negras del continente; viabilizar los avances del trabajo organizativo de las mujeres de la CLOC/LVC; y, por fin, sistematizar el pensamiento y el entendimiento de las propias mujeres de la CLOC/LVC sobre el Feminismo Campesino Popular.

Libro Escrito y Editado por la Articulación de mujeres dela CLOC/LVC

Descarga el libro aquí

Apertura de la VI Escuela Continental de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina.

Este sábado 25 de mayo 2024 en el Centro de Formación Mamá Tingó CEFCAMATI, Republica Dominicana, con una simbólica mística se apertura la VI Escuela Continental de Mujeres de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo CLOC-Vía Campesina.

La Escuela es un espacio de encuentro, reflexión y acción donde las mujeres campesinas y rurales puedan compartir experiencias, adquirir conocimientos y fortalecer sus capacidades para enfrentar los desafíos que enfrentan en sus contextos locales. Se espera que este proceso formativo contribuya significativamente al fortalecimiento del movimiento de mujeres en América Latina y el Caribe, así como a la consecución de los ideales de justicia, equidad y dignidad que nos animan como organización.

La Escuela plantea los siguientes objetivos:

  1. Fortalecer el proceso político-organizativo de la articulación de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina
  2. Adquirir herramientas teóricas para potenciar la organización y la formación de base de las mujeres.
  3. Apropiar a nuestras compañeras del debate y construcción del feminismo campesino y popular en nuestras organizaciones y territorios.

Los temas que se abordarán en la Escuela están basados en el trabajo y las luchas de la CLOC-Vía Campesina:

  1. La Vía Campesina como movimiento internacional

La Vía Campesina es un movimiento internacional de campesinos y campesinas que ha surgido como una voz vital en la lucha por la soberanía alimentaria, la justicia social y la defensa de los derechos campesinos en todo el mundo. En este tema, se explorará el recorrido histórico de la Vía Campesina, destacando sus luchas y reivindicaciones en la defensa de los derechos de las comunidades rurales.

  1. Capitalismo, patriarcado, racismo y fascismo: violencia contra la mujer

Este tema aborda las intersecciones entre el capitalismo, el patriarcado, el racismo y el fascismo, y su impacto en la vida de las mujeres en el campo y la ciudad. Se examinarán las formas de organización y dominación que subyacen a estas estructuras, así como las diferentes manifestaciones de violencia contra las mujeres en distintos contextos sociales y culturales.

  1. Feminismo campesino y popular

En este tema se llevará a cabo un estudio exhaustivo de las distintas corrientes del feminismo, con un enfoque especial en el feminismo campesino y popular. Se analizará el origen del feminismo como movimiento político y se explorarán las diferentes corrientes y perspectivas que han surgido a lo largo de la historia.

Pueden seguir el desarrollo de la VI Escuela Continental de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina a través de la pagina web de la CLOC y sus redes sociales:

Página web: cloc-viacampesina.net

Facebook: cloc.viacampesina

Twitter: @CLOC_LVC

Instagram: CLOCLVC

YouTube: CLOC La Via Campesina

Nota preparada por la Secretaria Operativa Continental, CLOC-LVC

Las mujeres de la CLOC en movilización y en solidaridad.

Bajo el lema “Con convicción, construimos Soberanía Alimentaria y luchamos contra las crisis  y la violencia” La Vía Campesina llamó a acciones globales de solidaridad y denuncia este 8 de Marzo 2024, Día Internacional de Lucha de las Mujeres Trabajadoras.

Las mujeres integradas en la CLOC-Vía Campesina, expresan que su norte político es la construcción de una sociedad socialista donde la eliminación de la propiedad privada, la socialización de los medios de producción, la eliminación de las jerarquías de poder en las relaciones de mujeres y hombres sean superadas, igualadas en todos los aspectos políticos y sociales para el buen vivir de nuestros pueblos.

La CLOC-Vía Campesina Región Caribe se movilizó en solidaridad con las mujeres haitianas en contra la intervención extranjera, y refrendamos desde esta región  la memoria de  las mujeres trabajadoras, luchadoras  resistentes que mantienen en alto sus banderas de lucha y que históricamente continúan con demandas y propuestas políticas que garantizan la  continuidad de una  nueva sociedad, más allá del capitalismo donde se  deben abordar  e impulsar las desigualdades de género existentes en el mundo de hoy.

Desde la Articulación de Mujeres de la CLOC-Vía Campesina en Centroamérica, se sumaron a la conmemoración haciendo un llamado a la paz mundial y demandando el cese del genocidio contra el pueblo Palestino que ha cobrado la vida de miles de mujeres. Además hicieron un llamado a los Estados de la región para que asuman un compromiso serio y sostenido con la Declaración sobre Derechos Campesinos de la ONU, en Centroamérica, especialmente con el Artículo 4 que se refiere a la no discriminación hacia las mujeres y que indica los siguiente: “Los Estados adoptarán todas las medidas apropiadas para erradicar todas las formas de discriminación de las campesinas y otras mujeres que trabajan en las zonas rurales y para promover su empoderamiento de manera que puedan disfrutar plenamente, en pie de igualdad con los hombres, de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales y obrar por el desarrollo económico, social, político y cultural del ámbito rural, participar en él y aprovecharlo con total libertad”.

La CLOC-Vía Campesina Región Suramérica resaltó la importancia de la organización y lucha como un espacio de liberación y toma de conciencia, que garantiza la participación política de las mujeres como sujeto histórico, con el fin de construir una sociedad de justicia, sin importar la etnia, género u la orientación sexual. Vimos como las políticas se vuelven más y más neoliberales, y conservadoras empeorando la situación de las mujeres en Sudamérica. Las mujeres siguen privadas de su libertad más básica, de sus derechos básicos, están expuestas a la violencia y al feminicidio. En el sector económico también, la mayoría de los trabajos precarios están hechos por las mujeres. Las mujeres asumen muchas tareas en las áreas rurales, sin embargo, no tienen libertad económica ni acceso a la propiedad, menos aún tienen derechos sociales, recursos naturales a empresas transnacionales extranjeras por la construcción de represas y captura de los recursos de los pueblos indígenas.

Es por eso, que hoy  las  mujeres y hombres de la CLOC-Vía Campesina Sudamérica, ante este  contexto de criminalización, por eso la jornada del 8 de Marzo se movilizaron contra todo tipo de opresión, tomando  las calles y las plazas de nuestras ciudades, pueblos y territorios denunciando el modelo destructivo del capital y agronegocio, visibilizando cómo éstos atentan contra la vida de las mujeres, que pone en riesgo  la Soberanía Alimentaria que nos ha permitido recuperar identidad de las mujeres, es el  centro  conocimiento experiencia y sabiduría de los pueblos. En la región el auge de la lucha feminista es esperanzador, pero también requiere una responsabilidad política de la CLOC-Vía Campesina y sus organizaciones miembros en los países de no perder el rumbo de nuestro planteamiento del Feminismo Campesino y Popular.

Con feminismo, construimos socialismo

CLOC se moviliza el 17 de abril: Día Internacional de las Luchas Campesinas

Como cada 17 de abril, la CLOC-VC conmemora el Día Internacional de las Luchas Campesina en memoria de la masacre de 19 trabajadores sin tierra en Eldorado Dos Carajás, Brasil. En el marco de esta importante fecha desde La Vía Campesina se realizó un llamado a acciones que promuevan la Soberanía Alimentaria, apoyando la Declaración de la ONU sobre los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales UNDROP (por sus siglas en inglés).

En el marco de las Luchas Campesinas se realizaron diversas acciones y movilizaciones a lo largo del continente. Desde el campo de lo digital se difundió a partir de distintos formatos como podcast, afiches, ilustraciones, entre otras, acerca ejes fundamentales de la lucha campesina desde lo local, regional y global.

Por otra parte, podemos destacar algunas de las acciones realizadas desde las diversas regiones:

En la región caribe, concretamente en República Dominicana, el 17 de abril El Instituto Agroecológico Latinoamericano Florinda Soriano Muñoz – IALA Mamá Tingó, centro de formación de la CLOC-Vía Campesina, miembro de la Articulación Nacional Campesina y la Alianza por la Soberanía Alimentaria la CLOC-LVC, visitan la Cámara de diputados en República Dominicana, donde fueron recibidos por la Comisión de Agricultura, la Comisión de Derechos Humanos y una amplia delegación de diputados/as para la entrega formal de La Declaración de Los Derechos Campesinos y de Otras Personas que Trabajan en las Zonas Rurales aprobada por la ONU, además la revisión del anteproyecto de Ley de Pesca RD.

En la región de Centroamérica, en El Salvador, se realizó una rueda de prensa donde se exigió la aplicación de la UNDROP, que fue un compromiso que el Estado salvadoreño adquirió desde diciembre del 2018 al adherirse y ratificar en la Asamblea General de las Naciones Unidas la Declaración de los Derechos del Campesinado y otras personas que Trabajan en las otras Zonas Rurales (UNDROP). 

En la región de Suramérica, en Chile durante el V Seminario Internacional de Agroecología y Cultura en Chile, se realizó un Intercambio de semillas para con el fin de seguir propagando las semillas nativas, siendo la defensa de estas claves en la lucha por la Soberanía Alimentaria.

¡Construyamos Solidaridad!
 
¡Basta de genocidios, desalojos y violencia!

Las  organizaciones y movimientos sociales nos sumamos y aportamos a la consulta Regional de la FAO para América Latina y el Caribe

Con el objetivo de garantizar la eficacia de la labor que realiza la FAO a nivel regional se llevó a cabo la 38 Conferencia Regional para América Latina y el Caribe entre el 11 y 13 de marzo 2024 en Guyana, espacio que permitió la definición de las áreas prioritarias de trabajo para este bienio. En este evento de consulta, participaron organizaciones y movimientos sociales a través de voceros y voceras entre ellas representantes de la plataforma Alianza por la Soberanía Alimentaria de América Latina y el Caribe quienes en su intervención acotaron: 

Planeamos la agricultura familiar campesina e indígena visibilizando la participación de las mujeres y juventudes, y  el Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura Familiar como camino que ha tenido su recorrido y proceso en el que  han jugado un papel muy importante los comité nacionales de agricultura familiar campesina e indígena, con planes de acción acorde al desarrollo rural y desde donde se han trabajado los planes nacionales y los borradores de leyes que garanticen que la agricultura familiar sea tomada en cuenta por los tomadores de deserciones.

“La soberanía alimentaria es lo que nosotros creemos para garantizar el derecho humano a la alimentación. Es importante apoyar con políticas y programas para valorar la producción del alimento que proviene de la agricultura campesina e indígena, nosotros somos parte de la solución”.- Fernando López, COPROFAM, integrante de la Alianza por la Soberanía Alimentaria de América Latina y el Caribe.

“No puede haber transformación azul sin la participación plena y efectiva de los pescadores artesanales de pequeña escala, de las mujeres pescadoras y recolectoras, y de las juventudes, pueblos indígenas, afrodescendientes y comunidades locales cuyas estrategias de vida dependen de los pueblos” – Gisella Illescas, MAELA, integrante de la Alianza por la Soberanía Alimentaria de América Latina y el Caribe.

“Vemos con preocupación la promoción de las falsas soluciones, como el mercado de carbono y la captura corporativa que no respeta la Consulta Libre, Previa e Informada.” – Taily Terena, CITI, integrante de la Alianza por la Soberanía Alimentaria de América Latina y el Caribe.

Nuestros líderes siguen siendo criminalizados, amenazados y asesinados, en esta consulta aportamos al diálogo político y acuerdos bilaterales que garanticen soluciones acorde a la agenda del movimiento basados en la solidaridad y la integración física de nuestros líderes campesinos.

Dentro de las prioridades discutidas en las consultas se reflejan las Cuatro Mejoras del Marco Estratégico de la FAO: mejor producción, mejor nutrición, mejor medio ambiente y una vida mejor. Estas son dimensiones interconectadas que contribuyen a la transformación de los sistemas agroalimentarios a través de la producción eficiente, inclusiva y sostenible; la erradicación del hambre y el logro de la seguridad,  soberanía alimentaria  y la nutrición; la gestión sostenible de los recursos naturales y la adaptación al cambio climático, la reducción de las desigualdades y la pobreza y la promoción de la resiliencia.

Por lo que nos sumamos a las propuestas como movimiento social de asumir según lo resaltado en esta consulta:

  • Contribuir  e incidir en programas en nuestras zonas rurales que permitan combatir el hambre desde el derecho de la campesina a producción alimentos sanos y desde una propuesta agroecológica para el consumo familiar y comunitario.
  • Asegurar el acceso físico y económico a alimentos inocuos y nutritivos para lograr dietas saludables y uniéndonos a la gran demanda de las campañas de no al etiquetado.
  • Apoyar políticas y programas destinados a reducir el sobrepeso y la obesidad, fomentar el comercio local dando valor a la cadena alimenticia desde la producción campesina.
  • Fomentar el comercio agroalimentario dando valor a la producción campesina local y disminuyendo los intermediario incentivando los mercados solidarios.
  • Aumentar la productividad y ampliar las oportunidades económicas rurales desde el incentivo a la financiación para la producción campesina.
  • Apoyar la aplicación de las iniciativas campesinas locales incentivando la  productividad  que permita  ampliar las oportunidades económicas rurales.