Boletín Tierra mayo 2021

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – CLOC-Vía Campesina te compartimos la edición de recopilacion de acciones del 17 de abril 2021 en nuestra revista digital Boletín Tierra.

En esta edición mayo 2021 compartimos las acciones de las organizaciones miembros y aliados de CLOC-LVC en este 17 de Abril, Día Internacional de las Luchas Campesinas, conmemorado como un momento para reflexionar sobre nuestra visión de la Soberanía Alimentaria, y fortalecer aún más nuestra solidaridad contra la criminalización creciente de nuestras luchas, y el asesinato del campesinado, pueblos indígenas y de aquellxs que luchan por los derechos de sus comunidades, por la dignidad y la equidad a nivel mundial. Mientras unimos nuestras manos en solidaridad, exigimos el pleno respeto de nuestros derechos y el fin de la impunidad, la criminalización y los asesinatos, estamos atentos al difícil contexto social y económico al que se enfrentan muchos campesinxs y pueblos del mundo.

Leer el Boletín completo aquí

cna_marcha.jpg

Perú en resistencia y con la esperanza de un cambio

Antolín Huáscar, dirigente campesino de la Coordinación Nacional Agraria – CNA de Perú, miembro de CLOC-Vía Campesina, compartió su analisis en una conversación virtual recien con miembros de la CLOC-Vía Campesina.

Él recapituló que Perú ha tenido una crisis política, en 5 años se han tenido 4 presidentes, se han elegido democráticamente y luego por alguna razón terminan renunciando y se establecen gobiernos interinos.

Expresó que se llevó a cabo una primera vuelta donde se inscribieron 22 partidos políticos y ahí la derecha se ha dividido para acumular, en esta primera vuelta. En las encuestas la derecha se colocaba en primeros lugares.

“Nos falta unidad en las organizaciones y de los partidos de izquierda, cuando se asume todos quieren ser la cabeza y cuando eso no ocurre genera debilitamiento,” dijo.

Así mismo en Perú continúa predominando la dinastía Fujimori y la campaña de Keiko Fujimori está basada en argumentos negativos contra la izquierda utilizando la prensa neoliberal, método que ya ha establecido en toda Latinoamérica y sus procesos de cambio ya que quienes dominan el aparato mediático son los del gran capital.

La propuesta del dirigente sindical Pedro Castillo para Perú es ponderar aspectos como la atención a la crisis de la Covid-19, tema relevante en todos los países del mundo y eje principal en los procesos electorales que vive Latinoamérica y que el más afectado y vulnerado ha sido el pueblo trabajador por falta de acceso a la salud, equidad e igualdad de derechos.

También en agenda electoral está la nacionalización del gas y la soberanía sobre los recursos nacionales, acuerdos o contrataciones más justas y acabar con la corrupción del fujimorismo. Educación pública y acceso a la agricultura con inversión pública para apoyo a los pequeños productores.

Otra cuestión importante a relucir es la creación de una nueva Constitución, creación de una constituyente popular, pues la vigente en Perú, de carácter neoliberal y se remonta a 1993.

La segunda vuelta será para el 6 de junio, y es una propuesta del pueblo, es un cambio a la constitución política porque hasta ahora ha beneficiado a la derecha. El pueblo quiere la equidad, que el servicio de salud y educación sea público. Las organizaciones sociales esperan participar en la Asamblea Constituyente.

A nivel regional la victoria de la izquierda en Perú sería determínate para los procesos de cambio que necesita América Latina. La construcción y fortalecimiento del bloque antimperialista en conjunto con Venezolua, Bolivia, Argentina, Cuba y Nicaragua.

1 de Mayo Día del Trabajador

Contexto actual Centroamericano

El 1°de mayo se conmemoró el 135 aniversario del día Internacional de Trabajador en honor a los Mártires de Chicago, fecha en la que las y los trabajadores marcaron un hito en la historia por aquellos que se levantaron contra el sistema Capitalista, por la flexibilización laboral y por una vida laboral digna.

Las Constituciones y la legislación laboral de los países centroamericanos reconocen los derechos y obligaciones laborales con lo dispuesto por los tratados internacionales ratificados en el ámbito de los derechos humanos (en especial, los derechos económicos, sociales y culturales) y los Convenios de la OIT; Sin embargo, cada país Centroamericano ha emprendido su propia lucha.

Nicaragua, en la lucha por el sindicalismo.

Para Sixto Zelaya, Coordinador de la plataforma Sindical industrial MASIN y parte del equipo sindical de la Asociación de Trabajadores del Campo-ATC,  los logros que ha obtenido la clase obrera y trabajadora ha sido gracias a la Revolución Popular Sandinista ya que durante el bloqueo de los 1980s el obrero y el campesino brindó alternativas de producción para la subsistencia al haberse tomado los medios de producción.

Dijo, “Actualmente para Nicaragua las embestidas del imperio y el tema del bloqueo puede afectar nuevamente,  y si el empresario no puede producir las y los obreros y trabajadores si podrán hacerlo.”

“Los logros conseguidos ha sido la unificación de banderas, el tema de seguridad social para los obreros y las y los trabajadores del campo, convenios colectivos negociados a favor del trabajador(a), acceso a la educación gratuita y de calidad, certificación de los oficios, mano de obra certificada y tecnificación; incremento del salario mínimo en el campo, subsidio en el transporte, merienda escolar, paquete escolar (mochila, calzado, útiles escolares) a esto ultimo le llamamos salario social, ya que el trabajador no incurre en gastos para cubrir necesidades básicas de salud, educación.”

Aun existen tareas pendientes como la de unificar la lucha a nivel regional. También fortalecer la economía popular dentro de la alianza obrera-campesina y que la carga de impuestos sobre caiga por los que tienen más, no por los que tienen menos. Superar el desempleo, la migración por falta de empleo, mayor acceso a la tierra y crear conciencia como fuerza patriótica popular contra el neoliberalismo ya que Nicaragua está en año electoral y se debe defender las victorias alcanzadas.

Así mismo continuar defendiendo los espacios logrados y resistir ante las políticas antisindicales de la empresa privada y la oligarquía criolla nacional.

El Salvador, en juego la democracia y derechos del pueblo.

Este 1° de Mayo la Asamblea Legislativa Salvadoreña, de mayoría oficialista, destituyó a 10 magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (5 propietarios y 5 suplentes) y al fiscal general del país, funcionarios que se anteponían a las medidas del presidente Nayib Bukele y su forma desigual de manejar la pandemia del Covid 19; Dichas medidas presentadas por el presidente Bukele ponían en riesgo los derechos humanos y promovían la desigualdad ante la crisis. 

La Mesa por la Soberanía Alimentaria en su posicionamiento público condena de manera enérgica la violación del marco constitucional por parte de la actual Asamblea Legislativa.

Para la Mesa campesina es preocupante que los actuales diputados y diputadas son quienes entrarán a conocer los anteproyectos de Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria, Ley General de Aguas, la ratificación del derecho humano al agua y a la alimentación aduciendo una decisión del pueblo en su actuar y desconociendo las luchas del pueblo mismo ante las temáticas del agua y alimentación.

Hacen un llamado a las organizaciones y comunidad internacional a pronunciarse ante le innegable golpe de estado a la sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y estar atentos ante nuevas actividades parlamentarias y presidenciales que socavan la democracia del El Salvador.

Panamá, derechos laborales y pensiones en riesgo.

Para este 1° de Mayo el Frente Amplio por la Democracia – FAD, convocó a los movimientos sociales, organizaciones y sociedad civil en general a unirse en una sola lucha a raíz de la emergencia sanitaria, económica y social que padece el país.

En las últimas semanas el Frente Estudiantil Revolucionario – FER, Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Economices y Sociales – FRENADESO, la Unión Campesina Panameña UCP y otras organizaciones han sostenido la protesta social contra las consecuencias de la crisis. Sindicatos, gremios docentes, estudiantes  y el pueblo en general han protagonizado casi a diario algún tipo de protesta.

El Gobierno del Presidente Laurentino Cortizo ha impulsado políticas neoliberales en rescate al quebranto de la caja de la seguridad social por un déficit de 900 millones. El gobierno propone aumentar tanto la edad de jubilación como la cuota obrero-patronal y bajar el monto de las pensiones. Para ello se ha creado una mesa de dialogo que no beneficia en nada a los obreros. El tema central del diálogo es el futuro del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM). En medio de la Pandemia cuando el tema de Salud e higiene ocupacional para el neoliberalismo se encarga de arremeter contra las y los trabajadores negando sus prestaciones según el derecho laboral y social y aumento de la cuota de jubilación.

La lucha continua en tiempos de la pandemia.

La Federación Mundial Sindical ha manifestado que la pandemia del Covid 19 marca profundamente la vida de la acción de las y los trabajadores del planeta. La clase obrera se encontró en una situación sin precedentes demostrando que la lucha de los sindicatos clasistas debe abarcar el conjunto de la vida de los trabajadores, la higiene y seguridad en los lugares de trabajo, el acceso a agua y alimentos de calidad, servicio de salud pública gratis y universal para todas y todos.

Conflicto Fronterizo entre Venezuela y Colombia

¿Cuál es su origen?

El enfrentamiento ocurrido el 21 de marzo del corriente año en el estado Apure dejó al menos dos soldados venezolanos muertos, 32 narco mercenarios colombianos detenidos y seis campamentos desarticulados. Ese es el saldo oficial que difundió el Ministerio de Defensa venezolano en un comunicado. Este hecho fue el detonante para un nuevo conflicto en estado fronterizo de Apure.

En conversatorio de la CLOC-Vía Campesina, Orlando Zambrano, Diputado en la Asamblea Nacional por el estado de Apure expresó que el conflicto en la frontera con Colombia se genera por la lucha que tiene Venezuela contra los narcos mercenarios llevada a cabo con una operación denominada Escudo Bolivariano, en defensa de la soberanía venezolana.

La operación Escudo Bolivariano tiene como propósito defender la soberanía venezolana amenazada por grupos de narco mercenarios que se hacen llamar disidentes de las FARC y son contratados por el estado colombiano para agredir y desestabilizar Venezuela de manera sistemática y sostenida;  su objetivo es difundir laboratorios y campamentos de cultivo, producción y comercialización de droga dentro del territorio venezolano, excusa perfecta para que el estado colombiano declare ante las Naciones Unidas al estado venezolano como estado fallido, terrorista y promotor del narcotráfico.

¨Como Bolivarianos no permitiremos que ninguna fuerza venga a usar nuestro territorio para ser parte de la industria del narcotráfico ¨

Colombia y su propio conflicto

Los narcos mercenarios pagados por el estado colombiano destruyeron tres puestos militares y un puesto de recaudación de impuesto con el fin de generar inseguridad y contenido mediático para la desestabilización del país y el desplazamiento masivo de ciudadanos de La Victoria en el estado de Apure. 

Ante los ataques inminentes del estado colombiano por mandato de Washington y la industria de la droga tiene un plan de varios componentes entre ellos el militar, mediático y político en la creación de falsos positivos sosteniendo la tesis que Venezuela violenta los derechos humanos, siendo sus principales voceros funcionarios de Washington. 

Sin embargo, el ejército venezolano gracias a su acción soberana y en su lucha contra el narcotráfico ha incautado más de 800 toneladas de droga, más de 438 laboratorios y campamentos, 226 avionetas desmanteladas valorados aproximadamente en 65 mil millones de dólares. 

Para Laura Capote de ALBA Movimientos, el conflicto con Colombia es una agresión directa contra la paz de Venezuela y violenta los Acuerdos de Paz firmados en Cuba, ya que la oligarquía colombiana y su clase dominante se ha prestado para obedecer la política injerencista del imperialismo y atacar la revolución venezolana.

En materia de derechos humanos el gobierno de Iván Duque ha promovido de manera sistemática el asesinato de líderes y lideresas, asesinatos de ex combatientes de las FARC y una crisis política y humanitaria permanente que impacta directamente en Venezuela. 

¨Se debe hacer un reclamo y una voz fuerte desde los pueblos de América Latina para que se implementen los acuerdos de paz…es difícil defender el proceso revolucionario de Venezuela si la violencia en Colombia sigue escalando…¨

Pueblos Solidarios, Pueblos Soberanos

Faustino Torrez de la Secretaría Operativa Continental de la CLOC-Vía Campesina expresó que es necesario promover la solidaridad entre los pueblos y como iniciativa de la CLOC-LVC y ALBA Movimientos está en permanente campaña denominada ¨Pueblos Soberanos, Pueblos Solidarios¨ con el fin de hacer frente ante acciones injustas del imperio hacia países de América Latina y levantar el internacionalismo con más energía y más fuerza.

Así mismo recapituló la forma de injerencia que ha tenido el gobierno de Estados Unidos con Nicaragua en los años 80´s, los golpes suaves perpetrados en Bolivia y el intento de golpe suave en Nicaragua utilizando las redes sociales, la mentira y los países vecinos para generar conflicto.

El conflicto fronterizo Colombia-Venezuela es un recurso más de Washington  para desestabilizar Venezuela y Latinoamérica en una época de cambios importantes para la región donde la lucha de los movimientos sociales tiene más fuerza.

Mira en completo el conversatorio, realizado el 22 de abril de 2021

peru28may16.jpg

Análisis de Contexto sobre procesos electorales en Ecuador

En un año de cambios por procesos electorales en América Latina, la CLOC-Vía Campesina nos hemos dado la tarea de analizar estos procesos en marco de la campaña “Pueblos Soberanos, Pueblos Solidarios.”

Para Irene León de la Red en Defensa de la Humanidad-REDH, quien estuvo muy de cerca del proceso electoral ecuatoriano, se debe redefinir y conceptualizar los cambios propios de la región, ya que el estado se ha convertido en plurinacional, es decir, ya no dar lugar al estado burgues, sino a los distintos pueblos y nacionalidades que conviven históricamente en estas tierras como el de Bolivia, tamibén a la política de soberanía alimentaria, diversidad económicas y proactivas. Así mismo define los cambios como iniciativa de las Revoluciones llamadas constitucionales.

Irene León define estos contenidos como parte de lo que estuvo en juego en las elecciones del 10 de abril, en el caso de Ecuador que debido a la embestida agresiva del neoliberalismo desde el 2017 que transformó los cambios que en el decenio 2007-2017 se habían logrado, provocó un desmantelamiento institucional generalizado y el retorno de las trasnacionales al Ecuador, la realineación del país con la influencia hegemónica  de los Estados Unidos y los organismos reguladores de las política económica, quienes pretenden colocar al país en la senda del neoliberalismo sin retorno.

En el proceso electoral reciente, la disputa se trata de recuperar la senda y agenda de cambio que se colocó en el decenio de la revolución ciudadana, articular una agenda política que coloque la vida por encima del capital, el buen vivir o sucumbir a ese retorno del neoliberalismo. Proyectar a América Latina en una integración soberana con capacidad de desarrollar una política económica social, cultural endógena que tenga mas capacidad de oponerse al capital global.

Con la victoria de la derecha ya está como agenda la integración del país a la Alianza del Pacífico que será fortalecida con la adhesión de Ecuador que quiere destruir las iniciativas de integración como ALBA y UNASUR.

El triunfo de la derecha es celebrado por el neoliberalismo y la extrema derecha regional debido a los intereses de las democracias mercantiles de la región y son medios los legitimadores de posicionamiento de líneas discursivas permanentes en contra de la izquierda.

América Latina ha colocado alternativas y procesos de lucha anti neoliberal y son relevantes para el futuro y es lo que vamos proyectar.

En todos los procesos electorales de la región están las disputas de la política como modo de organización y con propuestas de gestión de la sociedad. El proyecto neoliberal apunta a la eliminación de la política y la desaparición de lo colectivo; la satanización de lo político. Entra en juego el “marketing político” vendiendo propuestas e imagen del candidato como producto, siendo la campaña mas famosa la de Bolsonaro en Brasil.

La manipulación violenta de lo mediático ya se conoce en diferentes países de América Latina, las noticias falsas, los golpes blandos. En Ecuador se vivió un conjunto de amenazas, impedimentos en la inscripción con tal de frenar la victoria. Hubo una línea de creación discursiva de actores de movimientos indígenas, feministas manejados por la derecha para manipular y colocarlos como la voz de los movimientos de lucha.

Queda una interrogante para trabajarlo y es ¿Que implica para la Izquierda acudir al marketing político? Con el propósito de generar y crear una propuesta colectiva, acceder al voto de la clase media, transitar por otros caminos con fin de conseguir la victoria.

CLOC-LVC Región Caribe lanza documental “Semillas de Libertad”

El documental de la articulación de jóvenes de la CLOC-VC Región Caribe es una propuesta política y de incidencia para la visibilización del trabajo y las acciones que vienen trabajando los/las jóvenes de las organizaciones Miembras de la CLOC-VC Caribe y de otras organizaciones que convergen en la articulación del campo y la ciudad. 

La idea central es que en medio de ésta crisis sanitaria, económica y social que vivimos, en el marco de la pandemia del COVID-19, se ilustra (con el material audiovisual) la vida cotidiana de las juventudes del campo y la ciudad, como ha enfrentado sus familias este proceso, que tanto se ha visto afectada la actividad agrícola, las producciones de los rubros agrícolas que llevan el sustento a los hogares campesinos y que llena los mercados locales para suplir las demandas de consumo tanto en los campos como en las ciudades.

También presentamos el camino recorrido de esas juventudes, las tareas organizativas asumidas, la responsabilidad y distribución de tareas al momento de integrarse a las jornadas de trabajos en sus fincas, sean éstas de la propiedad de el/la joven o de la propiedad familiar.

Con relación a la alianza campo-ciudad, la idea es mostrar el trabajo que de articulación que venimos trabajando las juventudes y que como movimiento nos consolidemos para luchar todas y todos juntos por nuestros derechos. También tenemos como línea de acción el intercambio intercultural, que la juventud organizada del campo muestre a la juventud organizada de la ciudad, lo imprescindible que es vivir y trabajar las tierras, sembrar los rubros que todos y todas comemos, pero que también la juventud de la ciudad muestre a la del campo sus atractivos culturales y las diferentes dinámicas de luchas por las reivindicaciones partiendo desde propuestas culturales.

Si el campo no siembra la Ciudad no Come!

Lanzamiento

Domingo 16 de Mayo 10:00 AM Hora Dominicana (EST)

Transmisión simultanea al lanzamiento por Facebook CLOC-LVC y Youtube

Conversatorio: “17 de Abril, 25 años de lucha por la Soberanía Alimentaria”

A 25 años construyendo Soberanía Alimentaria, y en conmemoración del 17 abril, Día Internacional de las Luchas Campesinas, el movimiento campesino de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – CLOC-Vía Campesina, levantó su bandera por el campesinado como sujeto social y su papel fundamental en la producción agroecológica campesina e indígena de alimentos.

En este marco el dia sabado 17 de abril, 2021 se llevó a cabo  el conversatorio “17 de Abril, Dia Internacional de Las Luchas Campesinas, 25 años de lucha por la Soberanía Alimentaria” un espacio para conversar sobre Soberanía Alimentaria, como escenario de lucha por el territorio, como propuesta de educación para la vida, como proceso de alimentación para el mundo, como reconocimiento y lucha del feminismo campesino y popular y todo enmarcado en la Declaración de los Derechos Campesinos.

El conversatorio contó con la participación de compañeras y compañeros de las tres regiones de la CLOC-Vía Campesina (Caribe, Centroamérica y Sudamérica) que día a día dinamizan los procesos de lucha por la soberanía alimentaria:

Wendy Cruz LVC Honduras 

Perla Álvarez CONAMURI Paraguay

Josué López CLOC Caribe

Tania CONAMUCA Rep.Dominicana

“Cuando hablamos de soberanía alimentaria estamos hablando sobre un derecho colectivo que reivindica el campo y como todos los derechos que reivindicamos necesitan ser reconocidos, necesitan ser protegidas y necesitan ser promovidas por el estado, por lo general nuestros estados que son dependientes de países imperialistas que ponen como mandato y órdenes a nuestros estados, asi que este derecho no está garantizado, no está protegido, y no está promovido. Entonces, en nuestras organizaciones asumimos la tarea de formarnos en el tema de la soberanía alimentaria. Nos formamos a partir de nuestra lucha cotidiana en la siembra de cada semilla en nuestra finca, a partir de cómo cuidamos, como recuperamos nuestras tierras, cómo protegemos los cauces de agua y los recuperamos al estar bajo la contaminación. Damos a conocer este derecho que tenemos y el ejercicio que necesitamos hacer y no solamente para conveniencias de las personas que viven en el campo sino de toda la humanidad” 

“Uno de los más grandes desafíos es la democratización del acceso a los bienes productivos para la mujer rural. Si estas no tienen acceso a los bienes productivos no vamos a tener un modelo de orden alimentario con un papel de la mujer soberana ese papel soñado se habla que la soberanía alimentaria es la soberanía del pueblo. También se debe garantizar el acceso a la tierra, al crédito, a los recursos productivos para las mujeres para garantizar una participación plena en igualdad de condiciones”

“Paraguay es un país agroexportador de lo que es la producción de semillas transgénicas. Se produce soja pero también maíz, trigo y arroz pero fundamentalmente hablamos del modelo sojero, también la producción semi intensiva-intensiva de carne. Esto hace que ese modelo de desarrollo en el campo va a quedar en la agroexportación tenga permanentemente a las familias campesinas y a las comunidades indígenas en permanentes horas de trabajo poco remunerado, y para poder expandirse este modelo está expulsando las familias del campo. En respuesta a esto nos hemos organizado para poder resistir y cuando ponemos resistencia la respuesta del estado ha sido la violencia, junto con los poderes fácticos de los territorios”

El conversatorio fue transmitido en vivo por la página oficial de CLOC en Facebook y está disponible por si te lo perdiste!

Boletín Tierra marzo 2021

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – CLOC-Vía Campesina te compartimos la primera edición del año 2021 de nuestra revista digital Boletín Tierra.

En esta edición marzo 2021 compartimos las acciones de las organizaciones miembros y aliados de CLOC-LVC en el Dia Internacional de la Mujer Trabajadora, 8 de marzo día de conmemoración a esas mujeres luchadoras y de levantar la voz para seguir promoviendo nuestro feminismo campesino y popular.

Sigamos denunciando y movilizando conciencias, presionando para que los estados se comprometan con las luchas históricas de las mujeres de los campos y las ciudades.

Leer el Boletín completo aquí

Boletín Tierra Diciembre 2020

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – CLOC-Vía Campesina te compartimos la edición diciembre 2020 de nuestra revista digital Boletín Tierra.

En esta edición hacemos un recuento de las acciones, retos, desafíos y logros de todas las organizaciones de la CLOC en este año 2020.

Además, también contiene noticias de las regiones que a pesar de las dificultades de este año los procesos de producción, formación y lucha no se han detenido.

Leer el Boletín completo aqui

El Campesinado de la Región Caribe una Mirada Ante el Covid 19

El sector agropecuario tiene una gran importancia social y económica en el Caribe por lo que su impacto durante la pandemia ha quedado demostrado. A pesar de los desafíos que ha traído consigo el impacto del COVID 19, los campesinos, agricultores, trabajadores agrícolas, recolectores y pescadores han mantenido su gesta de ser trabajadores esenciales proveyendo alimentos sanos a los pueblos del Caribe. No obstante,  los gobiernos en vez de ofrecer beneficios y oportunidades de acompañamiento a quienes producen los alimentos en sus países, han preferido incrementar las importaciones de alimentos a favor del capital dejando a los trabajadores de la tierra aún más vulnerables.

Un conjunto de factores limita la agricultura campesina en países como República Dominicana, Puerto Rico y Haití ya que a pesar de la actividad constante de los campesinos, agricultores, y trabajadores agrícolas en alimentar al pueblo especialmente durante este momento de extrema necesidad, el Estado por otro lado se ha caracterizado históricamente por limitar el acceso a la tierra, el agua, las semillas, el crédito, la tecnología, el conocimiento y la vinculación con los mercados.

En los últimos años la capacidad productiva del sector agropecuario se ha visto amenazada por el desamparo de los gobiernos, el aumento de los costos de producción que se convierten en una baja rentabilidad de los cultivos, la falta de mercados y de financiamientos, todo ello resultado de la política económica de gobiernos que han privilegiado el libre comercio y como resultado se importan productos que campesinos producen localmente y que los obligan a competir, llevando a la quiebra a los pequeños y medianos productores que han sido abandonados a su suerte, lo cual nos plantea la necesidad de cambiar el modelo económico de uno que extrae de los bienes comunes naturales de los pueblos como si no hubieran límites mientras explota toda forma de vida por otro que ponga énfasis en el desarrollo rural, costero y urbano integral, que promueva justicia, equidad, participación ciudadana, transparencia, y priorice a las personas y al medioambiente por encima del capital.

A esto se suman las amenazas y vulnerabilidad a los efectos del cambio climático que desde el sector agropecuario lo sentimos muy de cerca con el impacto que dejan huracanes, tormentas tropicales, sequías, plagas, enfermedades epidemiológicas y hasta terremotos. Es por esto que la experiencia de Puerto Rico nos ha enseñado a trabajar desde el enfoque de la Recuperación Justa reconociendo que estos eventos extremos climáticos afectan a todos pero no a todos por igual y que además la recuperación por la que trabajamos es aquella que se realiza en apoyo mutuo, solidaridad, autogestión, organización e internacionalismo a través del esfuerzo propio, la colaboración y las alianzas.

La agricultura y la ganadería representan la fuerza laboral de más importancia en estos territorios teniendo más visibilización en Cuba por el aporte al país, sus campesinos, además de los aportes a los servicios ambientales fundamentalmente vinculados a la protección de los recursos hídricos: agua potable, agua para regadío y energía eléctrica.

La región caribeña con la excepción de Cuba se ha caracterizado en que a pesar de los aportes de los pequeños y medianos productores agropecuarios a la economía, la zona rural sigue siendo la que padece mayor exclusión manteniendo las desventajas en el acceso a los servicios públicos básicos como salud, educación, agua potable, comunicación terrestre y tecnológica y siguen siendo lo que produce un aumento en los niveles de pobreza. Ante este desafío, las organizaciones de la CLOC-Vía Campesina en la región se han mantenido activas construyendo poder, organizando iniciativas educativas, de apoyo y acompañamiento a familias campesinas.

Muchas de las áreas rurales en el Caribe han ido disminuyendo su población y actividad agrícola por el abandono del Estado a sus necesidades y los servicios esenciales que proveen. Los jóvenes, las mujeres, los envejecientes y las personas que no se conforman con una identidad de género binaria han sido de las personas más afectadas y muchos han tenido que emigrar a las periferias de ciudades teniendo que incursionar en trabajos informales de todo tipo para poder subsistir.

En Haití, República Dominicana y Puerto Rico, desde los cimientos de la familia ha sufrido una desgarradora desintegración y ha sucumbido víctima de la violencia intrafamiliar y de género, de las drogas y la inseguridad ciudadana, siendo las mujeres las que han llevado la peor parte de esta problemática con los maltratos, los femicidios, los embarazos en adolescentes, la doble carga de trabajo y el casamiento a temprana edad.

Con esto también se agrava la falta de oportunidades a la juventud, que viene perdiendo las esperanzas y solo aspiran a dejar su patria y emigrar hacia un futuro incierto en sociedades que están caracterizadas por la explotación, la xenofobia y el racismo que repudiamos y que tuvo su más reciente y desgarradora expresión con el asesinato del afrodescendiente George Floyd en Minneapolis, EEUU entre otros casos que ocurren a diario también en América, Europa y otras partes del mundo.

En Haití, un problema que enfrenta la población es la falta de agua potable y para el consumo humano. Esto se vuelve una dificultad más fuerte ante el contexto de la pandemia que acontece.

En los pueblos del Caribe la población carece de información veraz del verdadero número de infectados y quienes son para poder mantener el control personal y social oportuno para evitar ser afectada. Además, se han suministrado pruebas defectuosas que inducen a falsos resultados poniendo en un riesgo mayor a la población ya vulnerable. Actualmente el número de casos ha ido en alza y el número de contagiados y muertos en aumento.

Las medidas tomadas por los gobiernos no llegan a segmentos importantes de las poblaciones más vulnerables como son: sectores del campesinado, obreros agrícolas y de la construcción, y los trabajadores informales, entre otros.

Además, se agrega una situación económica a la población que tiene que invertir en la compra de materiales de protección lo que agrava su condición de escasez para poder obtener los artículos básicos de consumos. Debido a esta situación, las organizaciones de la CLOC-Vía Campesina del Caribe han distribuido equipo sanitario y de seguridad a sus bases, mantenido abiertos mercados campesinos, llevado a cabo orientaciones y talleres junto epidemiólogas y profesionales de la salud, y creado infográficas que orienten sobre las mejores prácticas en las fincas y parcelas de producción durante el contexto del COVID 19.

Los desafíos que hemos mencionado limitan en forma considerable las posibilidades de la población para QUEDARSE EN CASA PERO NO EN SILENCIO, así como también para una recuperación económica y social a mediano y largo plazo que sea equitativa y justa para las comunidades que han sido más golpeada. No obstante, a pesar de las necesidades que enfrentamos desde los pueblos del Caribe continuamos trabajando responsablemente y llevando a cabo las medidas sanitarias y salubristas necesarias para vivir con la pandemia.

Nuestras organizaciones estamos comprometidas a reaccionar y actuar responsablemente en procura de que nuestros países  den un salto hacia una verdadera Recuperación Justa, donde impere la justicia, los derechos ciudadanos y podamos construir una sociedad equitativa, democrática y libre, para lo cual debemos continuar convocándonos para profundizar el diálogo y las alianzas que permitan buscar caminos alternativos, recogiendo y demandando los planteamientos y necesidades de los distintos sectores populares y democráticos  de esta región.

Este momento es fundamental para fortalecer el internacionalismo y levantar nuestras banderas de lucha  las cuales implica  acciones tales como: a) campaña de acceso a tierras, suministro de semillas y beneficios agrícolas en coordinación con las organizaciones y las entidades responsables de la agricultura en los países caribeños, b) plan de reparación y construcción de caminos vecinales; infraestructuras de riego, incluyendo perforación de pozos, instalación y reparación de electrobombas; construir reservorios, canales de riego, orientado a mejorar la producción, elevar la productividad y eficientar el recurso agua, c) en el contexto del COVID 19 constituir espacios o comités de prevención y apoyo a nivel provincial y comunitario, incorporando a las organizaciones campesinas y otras de la sociedad civil, d) establecer un programa de compra de producción agropecuaria a pequeños y medianos productores para garantizar abastecer los mercados y vender a precios justos; suplir las compras públicas que demanden las instituciones y disminuir la especulación de intermediarios, e) velar por la puesta en ejecución de los Planes Nacionales de Agricultura Familiar donde se garantice la inversión y planificación de la producción nacional con la participación del campesinado, desde una propuesta agroecológica y de soberanía alimentaria, f) campaña de Recuperación Justa y apoyo mutuo entre los pueblos del Caribe ante los retos del cambio climático, g) mantener la coordinación de actividades alrededor de los días de acción de la CLOC y La Vía Campesina Internacional, h) mantener los esfuerzos educativos a través de las Brigadas Agroecológicas y de Apoyo Mutuo, las Escuelas Agroecológicas Campesinas, los Institutos Agroecológicos Latinoamericanos y la Metodología Campesino a Campesino, i) e Incentivar la producción en la población agrícola y pecuaria en las diferentes zonas que garanticen la soberanía alimentaria de las familias campesinas de las comunidades, pueblos y provincias.

Por último, desde la Región Caribe reafirmamos los siguientes puntos:

  1. Garantizar el respeto pleno a la igualdad de género, los derechos fundamentales de toda la población y de una vida libre de violencia y de inseguridades.
  2. Destinar mayores recursos para atender a la población más empobrecida y afectada por el COVID-19, organizando para garantizar un ingreso digno para la sobrevivencia.
  3. La implementación de presupuestos gubernamentales de forma participativa, con enfoque de género y de derechos.
  4. Garantizar los derechos universales a la salud y educación de calidad en forma gratuita.
  5. Que sea frenada la corrupción que impera en la administración pública.
  6. Apoyo con orientación sobre protocolo de prevención y tratamiento del virus COVID 19.
  7. Levantar informaciones del estado de salud y condiciones sociales y económicas de las familias en especial las más vulnerables en el contexto rural.
  8. Entregar informaciones a la población en lenguaje accesible en forma masiva tanto física como electrónica.
  9. Destinar en forma directa y sin trabas de intermediación mayores recursos a pequeños negocios locales para su recuperación, protección y generación de empleo para la comunidad.
  10. Rescindir los contratos de tierra con los consorcios internacionales del agronegocio pudiendo ser integrada a una reforma agraria con programa de beneficios y acompañamiento que vaya en beneficio de los campesinos y campesinas de los países caribeños.