Recordando grandes movilizaciones de La Vía Campesina en México 

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con el compañero Alberto Gomez, de La Vía Campesina México, quien nos mencionó algunos momentos claves de movilización para La Vía Campesina.

“Fuera la Organización Mundial del Comercio de la Agricultura”

En el contexto de la movilización “El Campo No Aguanta Más” en México en 2003, tuvimos una reunión internacional en México porque se iba a realizar en Cancún, se iba a reunir en la ciudad de Cancún la conferencia de la Organización Mundial del Comercio. El planteamiento de La Vía Campesina desde las organizaciones en México eran “Fuera la Agricultura del Tratado de Libre Comercio” y “Fuera la Organización Mundial del Comercio de la Agricultura” y teníamos en ese contexto que planificar las movilizaciones a realizar en Cancún.

La organización de entonces en la que estoy la UNORCA movilizamos 4000 personas.  Pedimos solidaridad, pusimos en un sitio que pretendíamos llevar, contratar autobuses para llevar campesinos y campesinas a las protestas contra la Organización Mundial del Comercio. Se dan unas jornadas de lucha impresionante y es sobre lo que platicaba Rafael Alegría; que un agricultor coreano se inmola como una señal también de protesta. Una movilización donde una delegación grande de La Vía Campesina internacional participa. Todo eso educa, todo eso enseña, todo eso hace que los y las participantes, al regresar a sus lugares de origen, pongan en la agenda estos temas son cosas que enseña La Vía Campesina.

Organización de la delegación de Cancún y trabajo con medios

Tienes 150 participantes de países de La Vía Campesina y  entonces es ponerse de acuerdo, ahí no hay jefes o jefas es que se formen comisiones: ¿Quién atiende a la prensa? ¿Quién habla con otras organizaciones en esos eventos? ¿Quiénes están adentro en la ceremonia oficial? En fin se definen estrategias, todo. 

Ese es uno que nos tocó preparar, que participara la gente de La Vía Campesina desarrollando también mucho, tratando de mover los medios porque si no apareces en los medios entonces no estás, no existes en esas luchas.

Le dábamos mucho peso a la comisión de prensa en México y al nivel internacional, no era uno, no eran dos, era un buen equipo y sabíamos que compañeras de qué país podían hablar con la prensa ¿Quién hablaba en inglés? ¿Quién hablaba en francés o quién en español? a ser de interés a los medios que escucharan a los participantes de las movilizaciones de ¿porqué estábamos ahí? ¿Por qué estábamos en un campamento? Esa fue una de las  grandes movilizaciones en las que se estuvieron en el 2003.

COP16 en Cancún, 2010


En el 2010 también toca de nuevo a México pero ahora el tema es cambio climático y la reunión de la Conferencia de las Partes (COP) de Naciones Unidas. De igual manera nos preparamos, teníamos brigadas y brigadas no solamente de la organización sino brigadas también con algunos intelectuales o con algunos compañeros que llegaban antes de otras organizaciones. Igualmente tuvimos un contingente numeroso que movilizamos de los estados del país más cercanos a Cancún.

El diseño que hicimos fue que por la mañana varios personajes nos daban una conferencia, una plática sobre cómo veían qué contexto habían para esas reuniones de la Conferencia de Partes y por la tarde a participar en otros eventos o movilizaciones. También tuvimos un lugar donde habíamos destinado para acampar, para hacer el campamento, el ejército nos desalojó por qué no querían que estuviéramos cerca del lujoso hotel donde se iba a realizar la reunión de Naciones Unidas sobre cambio climático. Tuvimos entonces mucha precaución para usar los medios, para estar transmitiendo las conferencias que habían. 

Los logros y aprendizajes dentro de los procesos de lucha

Aprendimos todos mucho, de lo que nos decían, a veces en la historia de La Vía Campesina son muchos detalles que suceden, si, los detalles son los que hacen la historia y hay cantidad de detalles de las movilizaciones en las presiones no, nunca antes para protestas en México tenías carros militares artillados con metralletas ahora estuvieron ahí. 

Logramos la comisión de La Vía que estaba adentro en el evento oficial,  logramos que salieran embajadores a un punto determinado hasta dónde nos dejó avanzar la policía para que dieran un saludo y explicará cómo iban las negociaciones sobre el cambio climático; esa es otra gran experiencia que tuvimos y que la gente aprende.

Henry Saraghi, quien era el Coordinador General de La Vía Campesina, no pudo asistir pero mandaba mensajes: “Esto es lo que está haciendo La Vía Campesina es muy importante, se está conociendo en todos los medios de comunicación es el manejo de la prensa que se ha hecho es de gran impacto.”  

Nuestra región de La Vía Campesina

Por ejemplo a nosotros México nos toca Estados Unidos y Canadá teníamos nuestras reticencias porque veíamos a los agricultores familiares de Estados Unidos o de Canadá en un principio como nuestros enemigos con quién teníamos que competir por el tratado de libre comercio. Ya habíamos pasado un año y medio de entrada de productos y a nuestros productos, los precios se derrumban y por esa situación se generó la crisis en el campo. Nos fuimos conociendo con las organizaciones de Estados Unidos y Canadá pero lo importante también fue como entendíamos Soberanía Alimentaria y cómo lo entendían ellos. A los mexicanos nos quedaba perfectamente claro que veíamos que un país que no es capaz de producir los alimentos que necesita su población es un país débil, es un país sujeto a presiones externas, es un país dependiente. Entonces el asunto del tema de la alimentación de la población era un asunto de soberanía pero también y sobre todo un asunto de seguridad nacional que tenía que atraer la atención del Estado para darle un mayor cobijo, impulso, fomento a la Agricultura Campesina capaces de producir los alimentos que se necesitaban, era nuestra concepción de Soberanía Alimentaria.  

Discutimos mucho, debatimos con las organizaciones de Estados Unidos y Canadá y las organizaciones de migrantes sobre cómo entender Soberanía Alimentaria, sesiones donde se escribía un párrafo, se ponía y reaccionamos al párrafo que había, que queríamos estuviera en un documento final que una coma acá, que un punto acá. Fue hasta ese detalle porque queríamos vernos reflejados en una concepción de países tan diferentes de agricultura como Canadá, Estados Unidos y México y logramos tener una definición compartida de que es la Soberanía Alimentaria.

La construcción de La Vía fue lenta, fue entendernos que venimos de distintas culturas, distintas prácticas organizativas, distintas realidades y qué ir a entender todo eso era fortalecer un movimiento internacional.

Lourdes Huanca: “Para nosotras, La Vía Campesina es nuestra universidad”

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con la compañera Lourdes Huanca Tensio, Presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y  Asalariadas del Perú – FENMUCARINAP, quien compartió sus reflexiones. 

Fundación de la FENMUCARINAP

Yo inicio en La Vía Campesina desde la Confederación Campesina del Perú (CCP), la cual tengo el honor de luchar permanentemente y haber aprendido una posición ideológica y política de la izquierda, al lado de los pueblos. Dentro de ellos se funda la FENMUCARINAP y desde que inicia es parte de La Vía Campesina. Para nosotras La Vía Campesina es nuestra universidad, porque aprendemos a diario a cómo enfrentar a este sistema neoliberal, capitalista que existe en todos los países y en especial en América Latina donde intenta despojarnos de nuestros territorios. Los pueblos indígenas, originarios mujeres y hombres, productores campesinos, trabajamos con la tierra y si no tenemos tierra no hay vida y peor si no tenemos agua y semilla no tenemos que comer. Por eso nosotras enarbolamos a La Vía Campesina con esa fuerza, con esa fe de lucha. 

Las luchas de La Vía Campesina

Otro punto fundamental que tenemos como Vía Campesina es cómo articular la solidaridad entre compañeros y compañeras campesinas indígenas. Hemos valorado el sentido de la vida de la Vía Campesina cuando aprendimos a articular la juventud acumulada, hombres y mujeres; en árbol armamos una lucha fuerte socialista y clara. Creo que para estos 30 años en La Vía Campesina no es nada fácil, porque tampoco vamos a decir que es todo color de rosas para poder llegar a las diferentes instancias y conferencias que se ha tenido. Hemos tenido que muchas veces dejar a los hijos con el esposo o dejar a los hijos para la madre porque así asumir para las mujeres no es fácil participar activamente en las diferentes conferencias internacionales.

Francisca Rodríguez es nuestra hermana, madre y abuela sabia. Siempre ha empujado el derecho de que las mujeres tienen que prepararse. Las mujeres debemos empoderarnos para tener una posición política y firme; consecuente cómo una mujer puede agarrar y decir ante las autoridades: esa es mi voz, es mi palabra y es mi propuesta. 

Estamos luchando contra el sistema capitalista, neoliberal en el Perú. Si cualquier cosa pasa donde vaya tengo casa y tengo familia, esa es La Vía Campesina. En toda la región, provincias, distritos de Perú, conocen a nuestra Vía Campesina que nosotras somos una sola. Nos capacitan y nos empodera mediante las escuelas de las que ya tenemos en los diferentes países. Creo que son oportunidades fuertes que se tiene que seguir enarbolando. Nosotras sembramos semillas, nosotras somos semillas, autóctonas, criollas; nuestras hijas y la juventud son también semillas autóctonas, criollas que dan la fuerza en la lucha y los retos de las mujeres que tenemos en este contexto. 

El desafío es llegar a ser autoridades

Yo creo que es sumamente importante asumir cargos políticos y en la cual la voz de La Vía Campesina tiene que darse un giro tremendo. Si nosotros hemos aprendido a defender nuestra tierra, hemos aprendido a defender nuestros derechos y dentro de un poder legislativo en cada país es donde se firman las leyes y se plantean propuestas de desarrollo, es ahí entonces en el poder legislativo que tenemos que entrar. El desafío es llegar a ser autoridades para estar al lado de su pueblo y lograr leyes a favor de su pueblo.

Son retos fundamentales para tanto la juventud y juventud acumulada ir de la mano y lograr una vida digna, una patria libre donde ya no haya más monopolios, ya no más empresas trasnacionales. Más bien lograr hacer nuestras empresas con las compañeras, con los pequeños agricultores y pequeñas agricultoras campesinas con el poco de tierra que tenemos para la sobrevivencia. 

Hoy necesitamos fortalecer nuestras capacidades frente a la guerra constante. Los abonos químicos siempre están matando nuestra tierra. El reto que tenemos es en los gobiernos y lo que nosotros decimos es hacer uso del abono orgánico para poder lograr nuestra soberanía alimentaria. Son retos de mujeres, porque las mujeres somos la que sembramos también la tierra, somos las mujeres que enarbolamos y protegemos la semilla.

Wendy Cruz: Les animo a las mujeres de La Vía Campesina que sigamos organizándonos

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con la compañera Wendy Cruz de La Vía Campesina Honduras, quien hizo parte de la Secretaría Operativa Internacional cuando tuvo su sede en Honduras, durante los años 1996-2004.

Las mujeres asumen su papel en La Vía Campesina

En estos 30 años de lucha de resistencia de La Vía Campesina, CLOC Vía Campesina las mujeres hemos sido un pilar fundamental. Yo llegué como dicen aquí en Nicaragua “muy chavala” y La Vía Campesina ha sido mi proceso de formación. 

Cuando yo que estuve en la Secretaría Operativa Internacional, recuerdo que en la CCI de La Vía Campesina sólo había una mujer y ocho hombres, fue así que en una discusión que las mujeres llegamos a la conferencia y decidimos que nosotras las mujeres de La Vía Campesina demandamos una participación igualitaria y queremos el 50% de participación en los espacios de toma de decisión, y dicen los hombres “pues no hay problema” pero las mujeres asumimos el papel que tengamos. La cosa es que asumimos nuestro papel alterno de La Vía Campesina pero también construimos colectividad entre nosotras las mujeres y eso nos ha permitido desarrollarnos como lideresas de forma personal pero también la colectividad.

La Articulación de Mujeres de La Vía Campesina

Somos un colectivo de mujeres increíble porque crecimos políticamente, ideológicamente muchas hemos tenido muchos cargos pero siempre hacia una visión de que podemos construir otras formas de relaciones más armoniosas entre hombres y mujeres. Las mujeres hemos asumido nuestro papel y nos hemos ganado nuestro respeto. Las mujeres hemos aportado a la lucha de La Vía Campesina. Lanzamos por ejemplo la Campaña “Basta de Violencia contra la Mujer en el Campo” en la 5ta Conferencia Internacional en Maputo, África. Hemos sido las pioneras en la Campaña “Semillas, Patrimonio de los Pueblos al servicio de la Humanidad”. 

Hoy estamos construyendo lo que es la puesta de nuestro Feminismo Campesino y Popular. Es un feminismo de clase, es un feminismo que nos identifica con lo que hacemos las mujeres en el área rural. Las mujeres son las pioneras en la agricultura campesina agroecológica, en la construcción de la Soberanía Alimentaria. 

Yo creo que tenemos mucho que contar. Somos un colectivo con mucha fuerza, con muchos posicionamientos, y sobre todo con una claridad de la lucha de clases. Nos hemos incorporado también al movimiento feminista en América Latina. Nos aportaron a explicar esos niveles de violencia que sufren las mujeres en el área rural. 

Hoy en día estamos trabajando con mucha fuerza, con mucha energía pero sobre todo con nuestra visión. Hemos construido pensamientos, hemos construido colectividad y eso como decimos en mi colectivo en Honduras nos has salvado la vida y nos ha permitido crecer como persona y a disfrutar de la vida en otras condiciones.  

Un mensaje para las mujeres de La Vía Campesina

A todas las compañeras que nos escuchan de La Vía Campesina: animarlas a que sigan, que sigamos organizándonos, que sigamos construyendo nuestro Feminismo Campesino Popular a que le sigamos impulsando la Soberanía Alimentaria porque hoy en día ante estos contextos tan difíciles a nivel mundial con esta pandemia toda esa lucha que hemos construido nos ha dado la razón, que debemos construir otras formas de gobiernos por otro mundo del apostarle siempre a vivir en forma armoniosa con la naturaleza. Hoy más que nunca nuestras propuestas están más que vigentes, así como mujeres decimos:¡Con Feminismo Construimos Socialismo! 

La Vía Campesina a sus 30 años: “Estamos bien organizados y acumulando fuerza”

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con el compañero Nico Verhagen, de la Secretaría Operativa Internacional de La Vía Campesina, que ha acompañado este proceso como parte del equipo técnico desde la fundación hace 30 años.

¿Por qué estamos en Managua?

Estamos aquí celebrando el proceso de los 30 años de Vía Campesina y mirando atrás cuando en 1992 fue la primera vez que nos encontramos los campesinos, para  pensar el movimiento Vía Campesina. No existía un movimiento internacional. Estaba un contexto muy difícil como la organización de las políticas agrarias, los mercados, como las políticas neoliberales que se pusieron adelante. También habían implementado los programas de ajuste estructural, entonces, con las negociaciones de la OMC fue realmente necesario tener una voz campesina internacional. 

Por eso, en Managua 1992 se tomó la iniciativa para pensar en este movimiento internacional y lanzar una primera declaración y también el compromiso de encontrarse otra vez en Mons en el 1993 donde efectivamente se creó  formalmente La Vía Campesina como movimiento campesino internacional con ahora 182 organizaciones, 81 países. Significa que hemos crecido muy rápidamente de 60 organizaciones en el 93 hasta 183 organizaciones ahora en 2022. También ahora tenemos 9 regiones y estamos integrando la décima región ARNA, África del Norte y la Región Arabe. Y también tenemos por ejemplo 7 colectivos de trabajo con varios temas que manejan toda la agenda de La Vía Campesina como la Reforma Agraria, Los Mercados, Derechos Campesinos, Tierra, Semillas, Agroecología, etc.

Lanzamiento del concepto de la Soberanía Alimentaria

Pero si volvemos al 1993, después de la conferencia de Mons, se encontraban otra vez en 96 en Tlaxcala, México,  para la Segunda Conferencia donde también se definió el concepto, la visión de Soberanía Alimentaria. Fue bastante innovador porque en estos tiempos solamente había la política de liberalización de los mercados y las políticas de privatización. No había otra alternativa. La Vía Campesina trajo otra alternativa que se lanzó después en la Cumbre Alimentaria en Roma en noviembre del 1996 y eso realmente marcó otro rumbo en los debates. En los debates de políticas agrarias a nivel global, eso fue un momento realmente importante de cambio que nos ha sacado solamente de pensar en la liberalización de los mercados, la OMC, etc, hacia otro modelo posible que fue la Soberanía Alimentaria.

Integración de las mujeres y jóvenes a los eventos internacionales 

Después vamos al 2000 donde hicimos la Tercera Conferencia de La Vía Campesina y la Primera Asamblea de Mujeres que fue un momento muy importante. En 2004 en Brasil la Primera Asamblea de jóvenes marcó un momento muy importante. Se empezó a integrar muy activamente las mujeres, los jóvenes en los procesos de La Vía Campesina, y en todos los procesos, en la CCI, en las regiones, en los colectivos de trabajo, también en los eventos. Por ejemplo, los grandes eventos internacionales, también tuvimos siempre un delegación de toda la gente presente que participaba en La Vía Campesina y también un encuentro para los jóvenes y de las mujeres, para prepararse después para el debate de plenaria y así también realmente articulamos estrategias, por ejemplo en Roma, en otros lugares integrando las voces campesinas de las mujeres y los jóvenes.

Reforma Agraria y Derechos Campesinos en agenda internacional 

El siguiente evento importante podemos decir que fue la conferencia sobre la Reforma Agraria y el Desarrollo rural en Puerto Alegre porque, fue la primera vez después de muchos años que se puso en la agenda internacional otra vez el tema de tierra. El tema de tierra no estaba en la agenda internacional, el tema de Reforma Agraria. Se fue a poner ese punto otra vez en la agenda de la FAO, de la FIDA, de la ONU. Eso fue un logro importante que fue impulsado por la presencia de La Vía Campesina. Después de esa conferencia en Porto Alegre en 2006 se empezó una reforma del Comité de Seguridad Alimentaria (CSA) de la FAO en donde se negociaron  las directrices para el tema de la tierra. Fue importante en su momento para a nivel internacional hablar sobre políticas de tierra y sobre la reforma agraria.

Después aun más tarde se empezó a concretar la propuesta de Derechos Campesinos que fue ya iniciando, hablo de 2000-2003. Ya en 2008 se adopta la propuesta en la conferencia en Maputo en Mozambique, por La Vía Campesina y después se empezaba a trabajar de llevar la propuesta de la Declaración a las Naciones Unidas y al Consejo de Derechos Humanos. Efectivamente después de un trabajo de cabildeo muy complejo liderado por La Vía Campesina en los varios espacios nacionales e internacionales, logramos que los gobiernos la adoptaran efectivamente en diciembre de 2018. La Declaración para los Derechos Campesinos es ahora realmente un referente muy importante a nivel internacional que va a ser el inicio de muchos logros políticos a nivel nacional e internacional. Es otra victoria muy importante que quizás aun no nos damos cuenta cual va a ser su importancia. 

Las próximas tareas de La Vía Campesina

Ahora estamos después de 30 años analizando, celebrando esta historia. Estamos mirando qué pasos hemos hecho, porque los hemos hecho y qué formas podemos proyectarnos para los siguientes 30 años. Vamos a pensar en los procesos de Soberanía Alimentaria, cómo proyectar nuestras demandas claves en esta crisis de guerras, de hambre, de COVID, de pandemia. Va a ser una tarea de La Vía Campesina de realmente movilizarse con una agenda bien tajante, bien enfocada con algunas demandas claves para cambiar las políticas públicas, a nivel internacional y a nivel nacional. Yo creo que La Vía Campesina estamos bien organizados, estamos acumulando fuerza y estoy convencido que vamos a continuar este proceso por los siguientes 30 años. Vamos a imaginar las próximas victorias a celebrar en los siguientes 30 años. 

30 Años en Construcción de un Movimiento Único y Diverso 

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con la compañera Nury Martínez, Presidenta de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (FENSUAGRO) de Colombia y Comité de Coordinación Internacional de La Vía Campesina, que nos contó un poco del camino organizativo de La Vía Campesina en estos 30 años. Compartimos sus palabras en saludo a los #30añosLVC y ante la realización del XXII Congreso de FENSUAGRO en Bogotá, Colombia del 25 al 29 de agosto.

Un año importante

Para La Vía Campesina este año es bastante importante porque iniciamos un proceso de balance de un recorrido de 30 años de luchas, de hitos, de resistencias, de colocar como en el debate el papel del campesinado, el papel de la agricultura campesina. 

En 1992 acá en Nicaragua se planteó la necesidad de crear un movimiento que estuviera desafiando ante un modelo del agronegocio, un modelo que está en contra del campesinado. El objetivo principal de este modelo es sacar al campesinado del mundo. Allí se planteó el  entender que las problemáticas que habían eran las mismas en los diferentes países y por eso se planteó el hecho de crear un movimiento que al año siguiente efectivamente se había ya concretado; se creó esta Vía Campesina, esta propuesta, este camino. Era como la salida frente a todo lo que está pasando frente al modelo neoliberal. También ya había atacado al movimiento sindical.

Entonces el movimiento campesino surgió y La Vía Campesina con todas las diversidades de lo que significa el campesinado, la diversidad en torno a la cultura, al tipo de personas, los diferentes continentes. Para mí lo más importante ha sido el trabajo de posicionar la Soberanía Alimentaria. sobre todo planteando que la Soberanía Alimentaria frente a lo que plantea la FAO y la Organización Mundial de Comercio; que los alimentos son un derecho y no una mercancía. 

Ese camino coloca en el centro de todas las otras luchas: la lucha por la tierra, la lucha por el reconocimiento del campesinado en la lucha por la agroecología. La Soberanía Alimentaria encerró todas esas otras luchas, la colocó como un principio para todo lo que nosotros íbamos a hacer y hoy en día podemos decir que la Soberanía Alimentaria es algo que no es solamente de La Vía Campesina o de la organizaciones campesinas, sino de una sociedad grande en el mundo. 

Nosotros decimos que para que haya Soberanía Alimentaria necesariamente se requiere de Soberanía Nacional. Nosotros necesitamos que haya una política pública que permita fortalecer al campesinado en su producción de una manera diferente que la matriz productiva, sea la agroecología, que haya mercados locales y que se tenga en cuenta la alimentación para la comunidad y para la nación. Es luego que se mira todo lo que tiene que ver con la exportación. Realmente es muy importante, y hoy después de la pandemia pues mucho más.

Entonces nosotros estamos hablando que la crisis alimentaria que hay en el momento, la crisis ambiental que hay en este momento. La respuesta tiene que ser fortalecer la Soberanía Alimentaria, fortalecer los mercados locales, o sea cambiar el modelo de los Sistemas Agroalimentarios que hay en este momento por un modelo diferente. Eso significa replantearse lo que ha hecho hasta ahora el agronegocio. Tambien analizar todo lo que tiene que ver con que hemos crecido tanto y que hoy representamos más de doscientos millones de campesinas y campesinos en el mundo. 

Los desafíos que tiene Vía Campesina en estos 30 años son muchos frente a la ofensiva del capital. Esperamos tener 30 años más de lucha y resistencias y que ojalá en 30 años podamos decir en el mundo existe la política pública para implementar la Soberanía Alimentaria.

Nuestra estructura

Para nosotros poder articular un movimiento tan grande como Vía Campesina, se creó la  Comisión Coordinadora Internacional qué le llamamos la CCI. Es un espacio de dirección colectiva donde se tiene en cuenta la participación de hombres y mujeres de las regiones de qué hacemos parte de la Vía Campesina. En América Latina hay tres regiones, en Norteamérica una, o sea que las Américas tenemos cuatro regiones; hay dos regiones en África; dos regiones en Asia y una región en Europa. Con ello conformamos nueve regiones un hombre y una mujer de cada una de las regiones, un joven de cada uno de los continentes. 

Igualmente existe una Secretaría Operativa Internacional que dinamiza todas las tareas políticas y las luchas que hay dentro de La Vía Campesina junto con la CCI. El seguimiento que se da la Secretaria Operativa es algo colectivo dónde hay una Secretaría General pero también existe un Grupo Facilitador que acompaña toda esas tareas junto con la SOI y junto con la Secretaría General. 

El Grupo Facilitador comprende una representante o un representante de cada continente; allí hay 4 personas (uno de Europa, Asia, África y América). Yo represento a las Américas en ese espacio de coordinación del Grupo Facilitador. Es un trabajo importante que está desde el 2013 para acá y se da porque el movimiento campesino es más grande con tanta diversidad y con unos desafíos frente al modelo y frente de la construcción de un mundo diferente.

Tenemos colectivos de trabajo con temas concretos. Por ejemplo, el colectivo de tierra y territorio que maneja todo lo que tiene que ver con la reforma agraria. El colectivo de agroecología y biodiversidad. 

Tenemos cuatro campañas: de la reforma agraria, de semillas, de la no violencia contra las mujeres, y también la campaña contra las empresas transnacionale. Son muchos ejes temáticos y por eso la CCI juega un papel muy importante en todo este proceso.

Articulación de Mujeres de La Vía Campesina

Existe una Articulación de Mujeres en Via Campesina en tres niveles. Uno que es al nivel regional, uno que es el nivel continental, y el otro que es el nivel internacional. Hemos recorrido una brecha muy grande de lucha. Inicialmente cuándo comenzó La Vía Campesina no se había posicionado la paridad de género. Creo que uno de los hitos más importantes es que se reconociera el papel de las mujeres en la construcción del movimiento social, del movimiento campesino, en el desarrollo y construcción de la Soberanía Alimentaria. Somos una organización única en el mundo que tiene la paridad de género donde hombres y mujeres. 

En la Articulación de Mujeres también se han discutido muchos casos, por ejemplo el tema de semillas. Se llevó a La Vía Campesina desde la Articulación de Mujeres de la CLOC la iniciativa de hacer una campaña de semillas. Igualmente en el 2008 también se había planteado todo el tema de la de la campaña de la no violencia contra las mujeres. Fue aprobada a nivel de la de la Conferencia Internacional que se hizo en Mozambique en 2018.

El Feminismo Campesino Popular 

Siempre sus pasos que han dado las mujeres en la construcción del Feminismo Campesino y Popular. Nosotros comenzamos a trabajar en el 2010, primero con la consigna “Sin Feminismo, no hay Socialismo”. Luego le llenamos de contenido a esta consigna y comenzamos a plantear de que tenía que haber diversidad también en lo que significa para nosotros el Feminismo Campesino y por eso planteamos lo Popular. 

No solamente están las mujeres campesinas, están las mujeres indígenas, están las mujeres negras pero también las mujeres del campo popular. El feminismo campesino y popular tiene un contenido muy importante en el sentido de que queremos transformar la sociedad donde hombres y mujeres seamos iguales y dónde para liberar las mujeres tenemos que liberar a la sociedad. Por eso creo que es algo muy importante que hemos hecho en estos 30 años pues de movimiento de Vía Campesina.

República Dominicana: Un Movimiento Feminista con Carácter Solidario

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con la compañera Juana Ferrer de la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA) de la República Dominicana,  para conversar sobre la organización de las mujeres en su país.

El movimiento amplio en República Dominicana

En República Dominicana el movimiento feminista, el movimiento campesino, ha tenido sus altas y sus bajas. Podemos hablar ahora de que existe una gran alianza del movimiento feminista, el movimiento del campo y las organizaciones sociales para avanzar en la lucha por los derechos ambientales, por la lucha contra la minería, la lucha contra la violencia hacia las mujeres, la lucha por la recuperación de los recursos naturales y contra la privatización.

En República Dominicana existe un movimiento feminista fortalecido en donde las mujeres organizadas del campo estamos presentes. También participamos en los espacios del movimiento afro. Al nivel internacional somos parte de la CLOC y  La Vía Campesina, y algunas organizaciones como CONAMUCA somos parte también de la Marcha Mundial de Mujeres. Estamos fortaleciendo desde el país esa alianza entre La Vía Campesina y la Marcha Mundial de Mujeres. También hacemos parte de la Red de Salud de las Mujeres de América Latina y también somos parte de otras redes que trabajan el tema de Soberanía Alimentaria, el tema del acceso a la vivienda y también nuestra relación como dos países Haití y República Dominicana que compartimos isla. 

Toda la situación que atraviesa Haití es una cuestión que es asumida por el movimiento social y campesino en República Dominicana en solidaridad con el pueblo haitiano. Igualmente con todos los procesos de solidaridad con Cuba, Venezuela, y Nicaragua. Hay todo un movimiento social en donde hay carácter solidario que levantar.

Feminismo Campesino Popular

Cuando hablamos del feminismo campesino y popular, no es solamente a las mujeres sino también a los hombres, jóvenes y adultos del campo. Es como hemos ido agarrando esa alianza entre las mujeres y  los  compañeros. Por eso nosotras hoy podemos hablar, yo pienso que en toda América Latina, hemos avanzado porque ellos también entiendan y se sumen también a las demandas de las mujeres del campo relacionado con los derechos. Ahora podemos hablar con soltura de tema qué no es un tema en el aire sino uno que tienen que ver con los derechos de las mujeres.

Haití: Recordamos Jean-Rabel como si fuera ayer

“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”, decía Aimé Césaire. 

El sacerdote Jean Marie Vincent, conocido como Janboul (asesinado el 28 de agosto de 1994), es de la teología de la liberación igual que el presidente Aristide, ayudó a los campesinos de la región de Jean-Rabel, a través de la agrupación campesina “Tèt ansanm”, afiliada a la organización nacional “Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen”, a unirse para defender sus derechos frente a los terratenientes “grandon” que los explotaban.

 El 23 de julio de 1987, grupos paramilitares que actuaban bajo las órdenes del terrateniente “grandón”, Rémy Lucas, mataron al menos a 139 campesinos (300 según varias organizaciones de derechos humanos y el informe de la OEA, y 1.042 según Nicol Poitevien, uno de los autoproclamados asesinos).

A modo de recordatorio, unos días antes de la masacre de Jean-Rabel, el teniente general Henry Namphy, jefe de la junta duvalierista en el poder, visitó la región y ofreció públicamente su apoyo a la familia Lucas, que reclamaba las tierras de los campesinos. Gracias a este apoyo, durante varios días los miembros de Tèt Ansanm y sus familiares fueron asesinados en la calle, en la cárcel e incluso en el hospital.

Estos criminales no dudaron en afirmar que los miembros de la organización Tèt Ansanm eran los verdaderos autores de estos asesinatos, en particular el padre Jean Marie Vincent y sus colaboradores, a los que calificaron de comunistas. 

En memoria de estos desaparecidos, este año después de 35 años de impunidad de este crimen, no podemos quedarnos indiferentes sin no sólo revivir este momento, sino seguir explicando a las nuevas generaciones lo que pasó y cómo seguir luchando.

También hay que recordar que la organización Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen, miembro de La Vía Campesina, sufrió dos masacres. El primero el 23 de julio de 1987 en Janrabel y el segundo el 12 de marzo de 1990 en Monri, localidad llamada Piatre, donde se quemaron casas y se decapitó a campesinos. Estos actos quedan impunes y los autores intelectuales viven como si nada hubiera pasado.

Por último, Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen se mantiene firme en su lucha por el cambio real de las condiciones de vida de estos campesinos. Seguiremos denunciando al Estado burgués haitiano, que da prioridad a la burguesía nacional para acaparar las tierras no sólo de la organización sino también de otras organizaciones campesinas del país.

¡Justicia, justicia, justicia para las víctimas!

Jaime Amorim, MST Brasil: “Desde cuando empezó la primera articulación en Managua, seguimos juntos en La Vía Campesina”

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con el compañero Jaime Amorim del Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra (MST) de Brasil, representante de Sudamérica en el Comité de Coordinación Internacional de La Vía Campesina, para sus comentarios sobre el recorrido histórico y desafíos de La Vía Campesina.

Nuestra historia de La Vía Campesina

Desde nuestra historia, siempre buscamos las historias que son fundamentales, nuestros principios y nuestro carácter de movimiento. Entre nuestros principios está muy clara la necesidad de articulación nacional e internacional.

Desde los inicios buscamos hacer articulación con organizaciones hermanas de América Latina para que nos puedan ayudar a construir el movimiento a partir de su experiencia que ya tenían como la ANAP en Cuba aprendiendo sobre el cooperativismo, las cooperativas, los procesos de producción, e intercambiar experiencias.

Entonces desde que iniciamos en los años 90 la discusión de los 500 años de colonización indígena, negra, y popular, buscamos hacer esta articulación para fortalecernos. Ahí aclaro que desde que empezó la primera articulación acá en Managua con la posibilidad de crear La Vía Campesina estamos juntos, seguimos juntos. Somos las organizaciones fundadoras de La Vía Campesina y continuamos ahí como ese espacio importante que vamos construyendo.

Hoy más que nunca en función de las crisis económicas, medioambientales, sociales, crisis de la pandemia y ahora con la guerra nosotros tenemos tal vez los mejores desafíos de nuestra historia.

En esta discusión de la soberanía alimentaria, nos permite rediscutir todo el proceso, incursionar a partir de la articulación, a partir de la formación técnica, a partir de la formación en administración para que podamos cumplir esta tarea histórica nuestra.

La Vía Campesina tiene colocado dos importantes desafíos

El primer desafío es producir alimentos saludables. Para que aceleremos este proceso, requerimos la formación de cuadros, ampliar nuestras escuelas técnicas como los IALAs, hacer formación de dirigencia en el campo más técnico, en el campo administrativo.

Y el segundo desafío es la cuestión de la reforma agraria; en la tendencia actual que cada vez hay más concentración de tierra por parte de las grandes corporaciones internacionales y multinacionales. Ahora tenemos que distribuir las tierras para aquellos que efectivamente quieren producir y pueden producir alimentos.

Nosotros las y los campesinos somos los responsables del mundo porque aproximadamente el 70% de la producción de alimentos del mundo se produce en las pequeñas propiedades. Nosotros tenemos una tarea importante, un peso importante en el punto de vista económico. Tenemos que tener todo listo para que podamos garantizar que eso esté llevado a cabo efectivamente para aquello que es fundamental hoy para salir de esta crisis. Debemos garantizar que la población no tenga falta de alimentación en sus mesas.


Pueden leer mas sobre el posicionamiento de La Vía Campesina dentro del contexto de crisis de hambre, ambiental y guerra aquí: https://viacampesina.org/es/la-via-campesina-alto-a-la-crisis-alimentaria-soberania-alimentaria-ya/