Brasil: Encuentro Nacional del MAB

3 de setiembre de 2013

arton7071-bb567Afectados por represas se plantean profundizar articulación continental y anuncian intensificación de la lucha en Brasil

En un contexto internacional de profundización de la crisis del capitalismo y de avance de proyectos hidroeléctricos trasnacionales en varias cuencas de América latina los afectados y afectadas por los mismos se plantean profundizar la articulación continental para defender los derechos de las comunidades. En Brasil se anuncia la intensificación de la resistencia en paralelo al crecimiento de proyectos.

Así lo estableció el integrante del Movimiento de Afectados por Represas (MAB), Joceli Andrioli, al realizar un repaso de la coyuntura de ese movimiento en la segunda jornada de su Encuentro Nacional que se realiza en Sao Paulo, Brasil, con presencia de tres mil delegados y delegadas de todo el país.

Andrioli tomó la palabra a nombre de su movimiento en un panel que analizó la coyuntura internacional, brasileña y latinoamericana en materia de proyectos hidroeléctricos y políticas públicas de energía en relación a los territorios y los derechos de las comunidades.

Lo acompañaron en ese espacio Igor Fuser, Dimas Venegas de El Salvador y el integrante de Consulta Popular de Brasil Ricardo Gebrim. Andrioli enumeró una serie de desafíos de su organización entre los cuales destacó la reafirmación de la importancia de la lucha específica del MAB como movimiento de afectados, la mayoría de los cuales indicando que a pesar de haber presentado una plataforma hace ya once años ante el gobierno -ya en el período de gobierno de Luiz Inacio Da Silva, “Lula”- y de haber sido reconocida la violación de DDHH de los afectados por parte de varias instancias nacionales e internacionales.

“Es vergonzoso que no exista una política de derechos de los afectados en Brasil. No vamos a dejar que el gobierno se haga el distraído”, señaló Andrioli.

Andrioli señaló en ese sentido que el MAB se plantea el reforzamiento de las movilizaciones callejeras y reivindicaciones, con una política de alianzas que integre a los trabajadores de la energía en las principales ciudades del Brasil. Agregó que el papel de los movimientos sociales es presionar a los gobiernos, incluso al que ayudaron a alcanzar el control del estado como es el caso de Brasil, para que se aproximen a la clase trabajadora.

Defensores de la naturaleza

Entre las definiciones que señaló el dirigente del MAB para el futuro del movimiento es el reivindicar a los afectados contra las represas como defensores y defensoras de la naturaleza. “No pintamos de verde nuestras demandas”, aclaró, sino que la resistencia a la privatización de los ríos y las cuencas es parte de la lucha por los derechos de la naturaleza en su más amplia extensión.

Otro aspecto que se plantea el MAB como desafío es denunciar y enfrentar las causas del aumento del costo de vida para los trabajadores, en especial del costo de la energía y discutir ampliamente qué tipo de industria necesita el Brasil, así como los países del continente, para que el crecimiento industrial no represente el enriquecimiento de trasnacionales y la superexplotación de los bienes naturales y los trabajadores, sin beneficiar a las poblaciones.

En paralelo el MAB se plantea el fortalecimiento de algunos principios, entre ellos el internacionalismo que los ha llevado a fomentar la articulación con redes como la Red Latinoamericana de Afectados por Represas (Redlar), que realizará su quinto encuentro en octubre en Guatemala o el Movimiento Ríos Vivos de Colombia, entre otros.

En su intervención para puntualizar las metas que se plantea el Movimiento, Andrioli señaló que existen varios afectados y afectadas en Brasil a los cuales aún el Movimiento no ha llegado y que el objetivo del MAB es construir en colectivo un plan de manejo energético para la soberanía y con control popular.

 

Posted in Uncategorized