Conversatorio especial con fundadores del movimiento campesino: “Volver al Campo”

“Volver al campo” fue el tema central de nuestro tercer conversatorio de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo – CLOC-Vía Campesina, en el que participaron compañeros y compañeras históricas del movimiento campesino internacional. Dicho espacio reconoció el papel importante de la CLOC-Vía Campesina, la cual aglutina a millones de familias en el mundo y que a lo largo de 28 años ha logrado grandes victorias, una de ellas, que las Naciones Unidas aprobara la Declaración los Derechos de las y los campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales.

Las y los panelistas señalaron que la pandemia del COVID-19 es el resultado del modelo económico que impera en el mundo, del neoliberalismo, donde el gran capital evidencia la pretensión de apoderarse y controlar las riquezas de nuestros pueblos, de la tierra, de los bienes comunes, del agua, la salud, la agricultura. De igual forma, expresaron que el mundo está sufriendo varias crisis simultáneas, la sanitaria, la crisis ambiental, la económica y por ende la crisis política. Para ellos, en los meses venideros nos encontraremos frente a una pos-pandemia donde el desempleo, el hambre y la miseria se profundizarán mientras el capital intentara consolidar su poder.

Por eso la CLOC-Vía Campesina en este conversatorio pone en el debate estos tareas centrales:

1. Contra el hambre y el desempleo hay que colocar nuestras banderas de lucha: la reforma agraria integral y popular y la soberanía alimentaria con base agroecológica. Un pueblo sin alimentación pierde de capacidad de lucha de construcción de otra sociedad.

2. Nuestra tarea es producir alimentos para los pueblos, recordando que la agricultura campesina es parte del patrimonio de cada país y según la FAO 70% de los alimentos son producidos al nivel local con el modelo campesino. Dentro de eso, debemos colocar la solidaridad como principio fundamental, que lo que produzcamos lo pongamos al servicio de la humanidad.

3. Las y los campesinos, con nuestra agroecología, podemos enfriar el planeta y producir alimentos que son sanos.

4. Hay que dar lugar a las alianzas estratégicas. Tenemos la gran responsabilidad de reconectar el campo con la ciudad. Es fundamental buscar unidad de las acciones que tomamos frente a las múltiples crisis que estamos enfrentando.

Gracias por acompañarnos en estos debates de suma importancia para el mundo, esté pendiente de nuestros próximos conversatorios.

¡Globalicemos la lucha, Globalicemos la Esperanza!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>