Dominicana: Día Internacional de la Lucha Campesina

“Por la Soberanía Alimentaria de los pueblos, campesinas y campesinos luchamos¨

El 17 de Abril todas las organizaciones campesinas conmemoramos el día mundial de la lucha campesina, esta fecha declarada por la Vía Campesina en homenaje a los 19 campesinos y campesinas masacradas en Dorado, Brasil, por exigir sus derechos a la producción de alimentos y el acceso a la tierra.

Las comunidades rurales de República Dominicana, viven en condiciones de pobreza crítica debido a la falta de tierra, financiamiento a la producción, falta de incentivo y mercado, falta de rentabilidad, pocas oportunidades de empleos y falta de servicios públicos.

Desde la Articulación Nacional Campesina y como referente de la Vía Campesina en República Dominicana, planteamos la necesidad de cambiar el modelo productivo actual por un modelo agrícola que garantice la soberanía alimentaria, el acceso a la tierra, acceso a los servicios públicos en el campo (agua, salud, educación, créditos, recreación).

En República Dominicana, los/as pequeños/as agricultores/as producen el 87% del total de los alimentos que demanda la población, sin embargo solo cuentan con menos del 25% de las tierras agrarias

Los y las campesinos/as sin tierra, pequeños y medianos productores y productoras de la Articulación Nacional Campesina ANC, al analizar la realidad del sector agropecuario hemos considerado que se ha abandonado por completo la reforma agraria, se ha mercantilizado la función de fuente alimentaria de la agricultura dando preeminencia a los agronegocios, las transnacionales y la concentración de la tierra de vocación agrícola en grandes empresas internacionales para el impulso del turismo y el monocultivo para la producción de biocombustible.

Recursos importantes de la nación han sido entregados a grandes empresas multinacionales y locales como la Barrik Gold, con contratos leoninos. En medio de la más rampante corrupción e impunidad, nuestros recursos naturales ha sido expoliado, encontrándose con un alto y grave nivel de degradación.

Miles de campesinos/as son expulsados de su entorno natural, obligados a irse al exterior o a formar los grandes cinturones de miseria en los barrios marginados de las principales ciudades, donde la mayoría de los solares urbanos carecen de titulo, donde la violencia, inseguridad y descomposición social se han generalizado, donde las muertes violentas se han convertido en el pan nuestro de cada día.

Nos estamos poniendo de pie para decir BASTA a esta realidad, planteándonos:

• Contrarrestar la destrucción de la propiedad y la agricultura campesina enfocándonos en la necesidad de la soberia alimentaria.

• Impulsar con firmeza una verdadera reforma agraria integral, que de acceso a tierra, crédito y oportunidades de bienestar a campesinos y campesinas, como requisito fundamental para trasformar el modelo de agricultura imperante haciendo cumplir los derechos humanos de las comunidades rurales.

• Que se garantice a las campesinas y campesinos el acceso y el control sobre los recursos naturales y productivos, las semillas, el agua, los bosques, el crédito, la investigación, la asistencia técnica y los mercados, de modo tal que podamos vivir dignamente.

• Exigimos y reclamamos contratos de arrendamiento de los terrenos del Consejo Estatal del azúcar (CEA), para que se le entregue a esta Articulación Nacional Campesina, un mínimo de 100 mil tareas de tierra en diferentes puntos del país que podamos dedicar a la producción de alimentos sanos sin manipulación genética, para apoyar el proceso de desarrollo rural y la autosuficiencia alimentaria de la nación.

• Demandamos políticas públicas que apoyen la agricultura campesina en República Dominicana, implementando una reforma agraria genuina e integral que termine con el acaparamiento y el desalojo de las tierras que deben estar en manos de quienes verdaderamente la trabajan y la ponen a parir, produciendo más del 87% de los alimentos agrícolas que consume el país.

• Apoyar los sistemas campesinos de producción de semillas criollas y rechazamos las leyes de introducción de semillas que van en contra del campesinado.

• Reorientar los sistemas de aprovisionamiento público de alimentos (escuelas, hospitales, plazas agropecuarias, etc.). Para dar prioridad a la producción campesina y precios justos.

• Apoyar la comercialización directa entre productores/as y consumidores/as de los productos ecológicos a través de los mercados campesinos, uniendo cooperativas urbanas y rurales.

• Fuera Monsanto, Bayer, Dupont, y empresas productoras de monocultivos y agrocombustibles que desnaturalizan nuestra agricultura y nuestra cultura de producir alimentos. Acabar con las subvenciones a los agroquímicos y eliminar los plaguicidas tóxicos y los transgénicos, por lo que demandamos respeto a los modos campesinos que sostienen, cuidan y fomentan la biodiversidad en este país. Base de nuestra soberanía alimentaria.

• Que cese la represión de las y los campesinos/as que cohabitan en los parques nacionales y áreas protegidas. Fuera la Barrick Gold, Unigold, las granceras y los empresas transnacionales que destruyen el ecosistema y expulsan de sus tierras a las /os campesinos/as.

• Rechazamos y condenamos los actos de criminalización de la lucha y protesta sociales, la fabricación de expediente que permiten la condena de manera ilegal a los y las que luchan por los derechos de la mayoría.

• Rechazamos el mal manejo de cosechas, alto costo de producción, deficiencia en la estrategia siembra, insuficientes recursos financieros para sustentar el proceso productivo, la inseguridad jurídica, deterioro de los recursos naturales.

• Exigimos el Cumplimiento efectivo de la ley 55-97 que favorece el acceso de las mujeres a la tierra en igualdad de condiciones que el hombre. Equidad de género en los asentamientos agrarios.

• Exigimos la reparación y construcción de carreteras y caminos vecinales para facilitar el acceso a las comunidades rurales.

• Acceso a una educación de calidad en las comunidades rurales, por lo que demandamos: elevar al 4% del presupuesto para la educación.

• Demandamos la aprobación de la propuesta de ley de Reforma Agraria sometida al congreso en abril del 2008.

 

 

 

Posted in Uncategorized