Espacios a involucrar

9 de Diciembre de 2011

Con David Muenala, comunicador indígena de CLOC-Vía Campesina

Descargar: MP3 (9.8 MB)

Comunicador indígena ecuatoriano, David Muenala reflexiona sobre la necesidad de una comunicación que coadyuve al cambio social desde la perspectiva de las comunidades, integrando espacios desde lo más cercano, lo aprendido desde la raíz y la convivencia hasta lo teorético y la articulación solidaria internacional.

“Como comunicadores indígenas, entendemos la existencia a nivel mundial de un sistema de información, pero también tenemos el proceso de saberes que heredamos de nuestros abuelos. La desventaja, de a ratos, parece ser que olvidamos comunicarnos entre nosotros y ello nos aleja de nuestras comunidades”, dijo David, quien hace parte de la organización FENOCIN y ejerce la docencia en la Universidad Andina, con sede en Quito.



David fue parte de la primera generación de la I Escuela de Comunicación de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Vía Campesina) que funcionara del 24 al 30 de noviembre en Nicaragua, concretamente en la Escuela Campesina Francisco Morazán de la Asociación de Trabajadores del Campo.

“La comunicación no surge solo desde lo aprendido, desde la memoria, sino desde el corazón, aunque no se ha hecho una abstracción de ello, entendible por el otro”, dice David en diálogo con Radio Mundo Real.

Como ejemplo, David señala: “cuando escuchas decir a tu madre que los cerros han crecido, lo cual es ilógico desde occidente, te das cuenta que se trata de una comunicación sensiblemente distinta con la naturaleza”.

En su declaración, los comunicadores y comunicadoras resaltaron el valor estratégico de la comunicación, en su faceta informativa pero también en su rol de transmisión de sentidos y valores, de reflejo de luchas, de búsqueda de ejes comunes a esas luchas por encima de las fronteras nacionales, étnicas o idiomáticas.

La mercantilización de la información forma parte del mismo proceso que ha transformado en mercancía los territorios, las semillas, los ríos y demás bienes naturales comunes, resumieron los participantes de la Escuela.

Ecuador y su Constitución

En el análisis de su situación nacional ecuatoriana, David hizo una comparación entre la letra y el espíritu de la Constitución aprobada en Montecristi en 2008 y la práctica concreta. “El gobierno habla de una ’revolución ciudadana’, pero las estructuras siguen siendo las mismas, sólo que disfrazadas. El Sumak Kawsay o Buen Vivir es un mundo ideal, una apuesta a generar una estructura nueva pero que se plantea tan solo como fachada”, declaró David en la entrevista.

“La interculturalidad como proceso en Ecuador se está viviendo hoy de una manera meramente decorativa. El indígena sigue siendo, seguimos siendo el guacamayo, el exótico que se utiliza a la entrada de los edificios públicos, en una visión panorámica, fotográfica nada más, pero alejado de sus luchas, de sus desafíos”, analizó.

David hizo un paralelismo entre el “tejido” indígena, como mito de creación, de comprensión y de cooperación con la experiencia desarrollada en la Escuela de Comunicación de CLOC-Vía Campesina. “Lo más rescatable es ese colectivo que se va tejiendo, los retos que van surgiendo, la experiencia compartida. Pero hay que generar cambios en la lógica de comunicación, cortar con la linealidad de la comunicación hegemónica”, señaló.

Foto: www.cloc-viacampesina.net

(2011) Radio Mundo Real

 

Posted in Uncategorized