Honduras: Aumenta la persecución judicial contra Berta Cáceres y líderes comunitarios del COPINH

7 de agosto de 2013

Llamamos a articular levantamientos territoriales ante el saqueo

Las comunidades Lencas de Río Blanco organizadas al COPINH, llevan ya 124 días de toma de carreteras, para lograr la salida de este territorio ancestral del ilegal e ilegitimo Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca.

Estas medidas han sido tomadas en un proceso de consultas, debates y decisiones de más de cuarenta Asambleas Indígenas que han reafirmado su rechazo a dicho proyecto, así como a las empresas DESA, SINOHYDRO y ahora también a la alemana Voith Hydro, a la militarización de la región dispuesta por el gobierno, y a la persecución judicial y política contra los líderes comunitarios delCOPINH.

SINOHYDRO es una empresa transnacional de China continental, una de las principales en la instalación de proyectos hidroeléctricos a nivel mundial y de extracción minera, que ha sido sancionada y suspendidos sus proyectos en diferentes países por la violación de derechos de trabajadores en sus empresas y por violar sistemáticamente los derechos de los pueblos indígenas como en Ecuador, Venezuela, Etiopía, Súdan y otros.

El caso de Río Blanco no ha sido la excepción dentro de estos proyectos de saqueo, ya que junto con DESA son responsables de la violación de derechos humanos individuales y colectivos y al territorio ancestral del Pueblo Lenca, pese a que SINHYDRO tiene compromisos suscritos y obligaciones legales en cuanto al respeto a los Derechos de los Pueblos Indígenas y al Medio Ambiente, caso Declaración de la ONU sobre Pueblos Indígenas, Derechos de Consulta Previa, Libre e Informada, Convención sobre los Derechos de los Niños, Convenio No.169 de la OIT y demás que contemplan su misma Declaración de Política Comunitaria, todo estos instrumentos internacionales han sido violentados. Igual compromiso tiene Desarrollos Energéticos SA, DESA, como igualmente los ha agredido.

El día miércoles 31 de julio, el Proyecto Agua Zarca retiró sus maquinarias del lugar. Entendemos que esto es parte de una reformulación de su estrategia de ingreso a la zona, y que está en el marco de un incremento de la represión contra el COPINH; como también entendemos que es una demostración de que la resistencia del Pueblo Lenca ha tenido logros importantes como el impedir el avance de este proyecto privatizador de la vida, que ha enfrentado con heroísmo, y que no es para menos, el poder oligárquico y trasnacional, pero que tenemos la esperanza de que pronto sea un triunfo permanente con la fuerza ancestral que nos enseña LEMPIRA.

Denunciamos, que como parte de la estrategia de criminalización, se han desarrollado reuniones de alto nivel en diferentes poderes del Estado junto con altos mandos militares de las Fuerzas Armadas FAAHH, en las que se incluye asesores de inteligencia militar del Ejército hondureño, más los dueños y ejecutivos de las empresas, donde han definido estratégicas para despedazar nuestra organización histórica y digna, entre estas decisiones perversas, está la de sacarnos vivos o muertos de Río Blanco, como dicen ellos, sobre todo después de las elecciones generales de noviembre, sin soltar la presión y hostigamiento contra el COPINH durante los meses previos.

El COPINH denuncia que el Poder Judicial y Ministerio Publico, han incrementado la persecución contra la Coordinadora General del COPINH, Berta Cáceres, concretizándose en la revocatoria que emitió la Corte de Apelaciones de Santa Barbará del sobreseimiento provisional que había resuelto el Juzgado Primero de Letras de esa ciudad; dándole total credibilidad a un antojadizo y malintencionado informe militar, y sumando nuevas acusaciones, en una acción persecutoria agresiva. Esta decisión fue la consecuencia al recurso de apelación presentado por la Fiscalía, y a las presiones ejercidas por sectores del poder político, económico y militar producidas por DESA, SINOHYDRO.

COPINH ha sido informado también de nuevas causas criminales planificadas contra los líderes comunitarios Aureliano Molina, Tomás Membreño y otros dirigentes de las comunidades del sector de Río Blanco.

Dejamos claro que la criminalización y judicialización de las acciones de defensa de derechos territoriales de las comunidades Lencas del COPINH, la militarización de la región, las amenazas de muerte a líderes del COPINH, a integrantes de base de las comunidades, a sus Consejos Indígenas, incluso contra niños y niñas Lencas, no van a lograr frenar este proceso de descolonización de nuestros territorios y de nuestras vidas. Tampoco nos detuvieron con las balas que asesinaron al compañero Tomás García e hirieron a su hijo Allan, casos por los que exigimos justicia.

El COPINH reitera su llamado a los movimientos social, a las resistencias diversas y al pueblo hondureño en general, a coordinar Jornadas de Articulación de Levantamientos Territoriales, ante la cínica entrega de nuestros bienes de la naturaleza al mejor postor, convirtiendo los mismos en “recursos ociosos” para el gran capital.

Las comunidades de Río Blanco y demás Pueblo Lenca organizado al COPINH estamos de pie, y decididas y decididos a defender la vida. Pedimos por ello, la urgente solidaridad de las organizaciones y movimientos sociales con esta lucha por el territorio, por el agua, por la cultura ancestral, soberanías, por la autonomía, y por la libertad a decidir cómo vivimos.

¡LOS RÍOS NO SE VENDEN, SE CUIDAN Y SE DEFIENDEN!

¡A MAS REPRESIÓN, MAS LUCHA Y ORGANIZACIÓN!

¡Con la fuerza ancestral de Iselaca, Lempira, Mota y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, dignidad, libertad y paz!

Posted in Uncategorized