Nicaragua: La ATC define estrategias en pro de las y los obreros y campesinos

30 de setiembre de 2013

images.jpegLa Asociación de Trabajadores del Campo (ATC) reconoce que la organización es un componente importante para lograr los objetivos propuestos, partiendo de eso los dirigentes cooperativos y sindicales de ATC-UNAPA se dieron cita este 26 y 27 de septiembre para debatir sobre cuáles son las estrategias políticas, organizativas y económicas para conseguir mejorar el nivel de vida de las y los trabajadores del campo.

Son 35 años vividos por la defensa de los derechos laborales y productivos del sector rural, sin embargo para avanzar se requiere fortalecer las estrategias que ya se están desarrollando.

Primero, es importante levantar la autoestima del sector campesino, ello implica reconocer el papel y su aporte a la economía nacional. Según datos del CENAGRO hay 261, 321 productores, la inmensa mayoría pequeños y medianos con 8, 588, 466 mzs de tierras cultivables, 3, 847,891 agrícolas y 4, 640,709 pecuarias. Los trabajadores del campo son 950,040 en total, 807, 595 temporales y 132,445 permanentes. Estos datos demuestran claramente que las y los productores alimentan a Nicaragua entera y que las y los trabajadores aportan grandemente a la economía nicaragüense.

Segundo, hay que crear conciencia de clase porque es la única forma que ellos se apropien de que sólo organizados se pueden lograr los objetivos, además que se unirían solidariamente para hacer respetar sus derechos.

Los dirigentes expresaron que para fortalecer la organización es importante mantener la autonomía política donde las y los trabajadores jueguen su verdadero rol, porque si bien es cierto que las condiciones actuales son favorables, los procesos son complejos, por eso no hay que perder de vista el objetivo de la clase trabajadora.

Se requiere abrir los espacios a los jóvenes y a las mujeres, instruirlos en la historia de la organización, las banderas de lucha, la estructura, su misión, su visión. De igual forma se propone que se les de seguimiento para ir identificando aquellos jóvenes que pueden brindar aportes al trabajo político organizativo. Hay que integrar y afiliar más jóvenes con ética y valares, fieles a los principios revolucionarios. En este mismo punto se debe promover el relevo de mujeres y jóvenes mediante una política de cuadros

Es importante continuar con el proceso de certificación de oficios, como una manera de incentivar a las y los trabajadores. Hay que exigir La capacitación al Instituto Nacional Tecnológico (INATEC) para aprovechar el 2% que las empresas entregan al INATEC de la nómina de los trabajadores.

Hay que activar y ser beligerante con las comisiones mixtas para hacer efectivas las medidas de salud y medio ambiente laboral y se debe buscar como crecer en afiliación, para ello es importante que las y los dirigentes desarrollen más trabajo en las bases a través de un diálogo y consenso permanente con las y los productores y trabajadores.

Es preciso fortalecer aquellos espacios donde se tiene participación como: El Instituto de Fomento Cooperativo (INFOCOOP), Consejo de la Juventud de Nicaragua (CJN), Comisión del Salario Mínimo, La Campaña Crece, el Pro Rural, la Mesa Intersindical, El Consejo de seguridad e higiene del Ministerio del Trabajo, la Cloc-Vía Campesina, entre otros.

Uno los acuerdos al que se llegó en este espacio de debate fue la creación de una comisión para la actualización del FODA nacional, para luego iniciar un proceso de replicas de FODAS a nivel departamental y de base.

¡ATC, Por el mejoramiento del Vida en el Campo!!!!

Posted in Uncategorized