Paraguay: MPA y Conamuri inician trabajo de rescate y producción de semillas criollas

5 de octubre de 2013

mpaconamuri.jpgLa construcción de la agroecología como otro modelo de producción es una tarea que ha sido asumida por los movimientos campesinos en América Latina. Recientemente, el Movimiento de Pequeños Agricultores (MPA, Brasil) inició un trabajo de producción y rescate de semillas criollas a partir de técnicas agroecológicas en la unidad de producción del Instituto Agroecológico Latinoamericano IALA Guaraní, localizado en el asentamiento Santa Catalina (departamento de Curuguaty) y en comunidades campesinas de la región, en cooperación con la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri).

Para Emelson Dos Santos, militante del MPA, la experiencia reafirma la necesidad de fortalecer los lazos entre los pueblos del campo de toda América Latina; “estamos enfrentando un enemigo muy fuerte, como lo son las transnacionales de los agrotóxicos, los híbridos que destruyeron experiencias brillantes de los pueblos campesinos. Para contrarrestar ese modelo, también necesitamos fortalecer nuestras tecnologías de producción y nuestra unidad, para lo cual es fundamental la agroecología”, afirmó el militante brasileño.

Además de la unidad de producción del IALA, familias campesinas del asentamiento Primavera Real también están formando parte del proyecto, sobre todo para la recuperación de las semillas criollas. “En este asentamiento estamos comenzando la producción de una casa de semillas, así vamos a poder almacenar y distribuir cantidades significativas de semillas para la comunidad, además de eso, también iniciamos una plantación comunitaria”, relató Emelson.

El rescate de semillas criollas se contrapone a la condición mercantilista que el capital desarrolla a partir del agronegocio en el campo; los campesinos y las campesinas son los guardianes de esa biodiversidad que es fundamental para la soberanía alimentaria de los pueblos. Cuantas más semillas criollas en manos de los pueblos, más alimentos y menos hambre.

Posted in Uncategorized