Perú: Femucarinap rechaza imposición del Proyecto Minero Conga y el estado de emergencia decretado por el presidente

09 de Diciembre de 2011

logo-femucarinapAnte los últimos sucesos producidos en Cajamarca, y ante la declaratoria de Estado de Emergencia decretado por el Sr. Presidente Ollanta Humala, como representante del gobierno peruano, las mujeres organizadas en la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú- FEMUCARINAP que agrupa a organizaciones de mujeres de 20 regiones a nivel nacional, nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional, a las organizaciones sociales, a los medios de comunicación, a los grupos de poder y a las autoridades para expresar lo siguiente:

1. Que el proyecto minero CONGA es parte de una historia de más de 20 años de explotación minera iniciada con el ingreso de la empresa Yanacocha a Cajamarca y que hasta el momento viene generando los más graves conflictos socio ambientales en el país: en el año 2000 en Choropampa (derrame de mercurio); 2003 en Bambamarca (contaminación en el Llaucano), 2004 en Quilish (ampliación de minería en cabecera de cuencas); 2007 en Porcón (con resultado de dirigentes y dirigentas criminalizados); entre otros.



2. Que las consecuencias de la minería en Cajamarca, tras estos 20 años, en vez de desarrollo e inclusión, son: más pobreza llegando al 48% de la población, contaminación del agua e infertilidad de los suelos, desnutrición infantil crónica, trata de personas, explotación laboral, prostitución, desplazamiento, migración forzada, violencia e inseguridad ciudadana, entre otros. Consecuencias que en particular afectan a las mujeres por el agravo de la violencia contra ellas, la escasez del agua y de la productividad de los campos y las afecciones a su salud, la de sus hijos y familiares. Multiplicando sus responsabilidades de cuidado y las horas de trabajo para mantener sus hogares. Además en el caso de los líderes y lideresas sociales siendo víctimas de las políticas de criminalización que el actual gobierno continua aplicando.

Que lo suscitado en Celendín, Cajamarca, no es un hecho aislado, pasa lo mismo en otras regiones del país. La problemática de fondo tiene que ver con el modelo económico neoliberal y el proyecto de desarrollo que promueve el gobierno de turno, basándose en las actividades extractivas, desvalorando e ignorando otras actividades económicas como la agricultura que es el sustento de por lo menos el 35% de campesinos y campesinas del país; y por las consecuencias arriba mencionadas es un modelo que también ejerce una violencia patriarcal contra las mujeres de las zonas mineras en conflicto.

4. Que habiéndose demostrado mediante un estudio realizado por la Universidad Nacional de Cajamarca y por las observaciones del Ministerio del Ambiente las contradicciones y falta de información del Estudio de Impacto Ambiental, el proyecto minero CONGA no es viable, la mayoría de pobladoras/es de Cajamarca exigieron su inviabilidad. Por eso de forma organizada y pacífica reclamaron al Estado peruano atender sus demandas, siempre dispuestos a dialogar y concertar con el Gobierno Nacional. Pese a ello, no se concretó ningún acuerdo aludiendo intransigencia de los dirigentes, hecho que lamentamos, condenamos y repudiamos.

5. Por lo dicho, las mujeres organizadas en FEMUCARINAP EXIGIMOS EL CESE INMEDIATO DE LAS MEDIDAS DE FUERZAS DICTADAS POR EL PRESIDENTE OLLANTA HUMALA TASSO, a través de la declaratoria de ESTADO DE EMERGENCIA EN CUATRO PROVINCIAS DE CAJAMARCA. También REPUDIAMOS LA DETENCIÓN ARBITRARIA DE REPRESENTANTES DEL FRENTE DE DEFESA DE CAJAMARCA Y DE LA PLATAFORMA INTERINSTITUCIONAL CELENDINA (PIC) EN LIMA. Nuestra FEDERACION rechaza tajantemente estas medidas de violencia que atropellan los derechos individuales y colectivos de los pobladores de Cajamarca. Decimos NO A LA MILITARIZACION y DEROGACIÓN DE LEYES QUE CRIMINALIZAN LA PROTESTA SOCIAL.

6. EXIGIMOS se reanude el diálogo basado en el respeto, la justicia y el derecho de todos los ciudadanos y ciudadanas del Perú, por la defensa del agua, de nuestra pachamama, de nuestra biodiversidad, tierras, semillas, soberanía alimentaria y agricultura como una alternativa legítima para el desarrollo del pueblo de Cajamarca. Tomando en cuenta los antecedentes y las consecuencias que la actividad minera genera hasta hoy, y por la sostenibilidad de nuestros pueblos en armonía con la pachamama, decimos; AGRO SI, VIDA SI y MINAS NO EN CABECERAS DE CUENCAS.

7. EXHORTAMOS al gobierno, medios de comunicación y a la opinión pública en general SE RESPETE A LOS PUEBLOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES, A SUS LEGITMOS REPRESENTANTES EN LA TOMA DE DECISIONES. Es contradictorio a la posición de diálogo y a la gestión de conflictos no permitir la consulta a bases por parte de sus representantes, como lo que sucedió en la mesa de diálogo en Cajamarca. Tampoco es muestra de autoridad, el decretar un Estado de Emergencia sin haber condiciones que lo ameriten, sino más bien es un gesto AUTORITARIO por parte del gobierno, del presidente y su gabinete ministerial.

8. DENUNCIAMOS los adjetivos racistas y sexistas principalmente desde los medios de comunicación en Lima que justifican la medida de fuerza del gobierno, contra las campesinas, campesinos y los pobladores de Cajamarca. No somos ignorantes, manipulados por las ONGs ambientalistas ni por grupos violentistas, no somos terroristas. Somos ciudadanos y ciudadanas que exigimos se respete nuestros derechos.

9. PROPONEMOS ante estos constantes y estructurales conflictos realizar la zonificación Económica y Ecológica participativa antes de cualquier proceso de exploración, implementar la consulta a las comunidades de forma previa, libre e informada y con carácter vinculante, según como dicta los marcos del derecho internacional (Convenio OIT 169), que los estudios de impacto ambiental no se haga por la empresa minera ni el Estado si no por una entidad no parcializada y que se emprenda inmediatamente el proceso de ordenamiento territorial en todo el país.

10. Finalmente, NOS SOLIDARIZAMOS con nuestras hermanas (os) campesinas y campesinos de Cajamarca, convocamos a las bases regionales de la Federación Nacional, así como a las organizaciones sociales de mujeres y feministas del país a una jornada de solidaridad nacional para los siguientes días y REAFIRMAMOS que nuestra lucha es en apoyo a nuestros hermanos cajamarquinos y RECHAZAMOS cualquier intento de vinculación a la subversión como pretende la derecha para deslegitimizar las justas demandas de los pueblos indígenas.

Expresamos nuestra posición de DEFENDER LA PACHAMAMA, EL AGUA, LA SEGURIDAD Y SOBERANÍA ALIMENTARIA, NUESTROS DERECHOS COMO PUEBLOS Y MUJERES A VIVIR UNA VIDA DIGNA SIN VIOLENCIA.

¡ABAJO EL ESTADO DE EMERGENCIA!

¡NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL!

¡NO A LA IMPOSICIÓN DEL PROYECTO MINERO CONGA!

¡VIDA SI, ORO NO!

 

Posted in Uncategorized