Venezuela: Comunicado CRBZ – Salir de la OEA es un grito de dignidad

“La OEA no es más que un ministerio de colonias yankis, un bloque militar contra los pueblos de América Latina”

Fidel Castro

Desde su conformación, y tal como lo denunció en repetidas oportunidades nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, la OEA ha servido de brazo diplomático de los intereses de EEUU en la región. La expulsión de Cuba durante más de 50 años es un ejemplo de cómo allí solo se expresaban las órdenes que el Departamento de Estado impartía. La hipocresía de la diplomacia internacional ha servido todo este tiempo para visibilizar conflictos funcionales a los intereses de EEUU y ocultar e invisibilizar realiadades inconvenientes a esos intereses.

La CRBZ respalda contundentemente la decisión del Gobierno Revolucionario de solicitar nuestra desafiliación a este organismo, basado en el derecho soberano de denunciar la pretensión de intervención extranjera en nuestro país, intervención en cuya ejecución la OEA, a través de su Secretaría General, ha venido jugando un papel principal mediante los repetidos intentos de aplicar la Carta Democrática en contra de Venezuela, violentando el derecho internacional y el principio de autodeterminación de los pueblos y de imparcialidad de los organismos multilaterales ante los conflictos internos.

En nuestra patria el bolivarianismo no es una consigna o simplemente el apellido de Venezuela. Aquí tenemos años construyendo la integración no solo de los Estados sino también de los pueblos, construyendo una diplomacia de paz. Nuestra ruta ante la actual coyuntura ha sido recogida por el comandante Chávez en el Plan de la Patria, dejando una carta de navegación clara para nuestra política exterior: priorizar los espacios de integración regional fuera de la injerencia norteamericana. En este caso es la CELAC el organismo fundamental para esta integración. Chávez trabajó por Nuestra América desde su llegada a la presidencia, y supo poner en práctica aquello de la unidad en la diversidad. Siempre denunció los intereses del imperio y fue el quien, para fortalecer los vínculos económicos, sociales, culturales, y políticos de la Patria Grande, impulsó no solo a la CELAC, sino también a UNASUR, Petrocaribe, Alba y a Mercosur como instrumentos no para la dominación entre naciones, sino para su vinculación fraterna de mutua colaboración.

Si bien la salida de la OEA no va a resolver las dificultades económicas y políticas en la que nos encontramos, e incluso podría agudizar algunas cuestiones financieras internacionales, es un mensaje claro hacia el imperialismo de que no estamos dispuestos a que un pueblo libre sea sometido de ninguna forma, y menos por la fuerza.

Sabemos que el poder político y económico internacional controla los medios de comunicación, y que llenaran sus páginas digitales y sus redes sociales de palabras en contra de nuestra soberana decisión, diciendo que Venezuela cada vez más se “aísla del mundo”. Sin embargo, nosotros creemos que salir de la OEA es alejarnos del imperialismo, y acercarnos más a los pueblos que, como nosotros, somos perseguidos por los poderosos del planeta. “Aislarnos de ellos” debe servir para acercarnos más a los pueblos, a los de abajo, reforzando la diplomacia de la gente. El gobierno nacional debe apoyar también las alianzas internacionales de los movimientos sociales, el hermanamiento cultural de los de abajo.  Porque nuestros pueblos están claros que aquí esta patria se defiende.

¡Nuestra América Unida!

Independencia, soberanía y democracia de la gente!

¡Sí a la diplomacia de los pueblos!

Coordinación Nacional

CRBZ

Posted in Uncategorized