Movimientos sociales centroamericanos entregan carta pública a presidentes del SICA reunidos en Honduras

Viernes 29 de Junio de 2012

026Los movimientos sociales de Centroamérica, luego de una conferencia de prensa que se realizó este 29 de junio del 2012, en plena vía publica en Tegucigalpa a un costado del hotel donde se estaba llevando a cabo la firma del Acuerdo de Asociación entre La Unión Europea y Centroamérica(ADA), realizaron un plantón y dieron a conocer los motivos por lo que se oponen a la firma de este acuerdo , posteriormente una comisión de todos los países centroamericanos entró donde se estaba llevando a cabo la reunión para entregar una carta pública a los presidentes del SICA.



Una de la razones por las que los movimientos sociales se oponen a la firma del ADA y que lo manifiestan en su carta entregada hoy es que en Honduras hace tres años se rompió la constitucionalidad democrática debido al Golpe de Estado del 2009, también la grave situación de violación de Derechos Humanos en el país por lo que no hay condiciones para firmar un acuerdo de asociación de la región; además los tratados han profundizado la exclusión social en los distintos países centroamericanos.

La región centroamericana vive una remilitarización de sus territorios, criminalización de las luchas sociales, profundización de las políticas neoliberales bajo la lógica del saqueo de los bienes comunes que desplaza a las comunidades indígenas negras y campesinas de sus territorios; los tratados de libre comercio imposibilitan el desarrollo y profundización de políticas públicas sociales para los pueblos, el libre comercio significa el desmantelamiento de la producción de alimentos y la expansión de monocultivos de exportación agroindustrial .

Ramón Navarro dirigente campesino expresó” para nosotros los campesinos los tratados de libre comercio han venido a trastocar las políticas económicas de los países más pobres , las grandes potencias aprovechan para repartirse nuestros recursos como botín , creemos que nuestros gobiernos deben proteger mas los bienes que poseemos y no ponerlos en bandeja de plata a los países ricos como se da en Honduras , sabemos que en estos acuerdos no entran los obreros , campesinos e indígenas a negociar ;sino que solamente los gobiernos deciden por el pueblo las y los campesinos no estamos en condiciones de competir con las grandes trasnacionales porque nuestra agricultura la realizamos de forma artesanal , mientras que las grandes empresas usan la tecnología y además son subsidiadas por sus Estados enfatizó Navarro”

Carlos H, Reyes dirigente del Frente Nacional de Resistencia manifestó “estamos entregando esta carta hoy a los presidentes de Centroamérica donde les explicamos la razón por la que no debe suscribirse otro tratado más de libre comercio en este caso con la Unión Europea por que afectará a nuestros pueblos ya que ponen en peligro nuestros recursos naturales , los servicios públicos y otros bienes , pero además están realizando este convenio en un país donde hace tres años se dio un Golpe de Estado eso nos parece incorrecto por la constantes violaciones a los Derechos Humanos y muchas organizaciones sociales estamos defendiendo esto , el libre comercio no beneficia a los países pobres solo a los ricos por que estos son los que producen grandes cantidades de productos y nosotros no tenemos la capacidad de producción y competir en iguales condiciones apuntó Reyes”.

Comunicaciones La Vía Campesina Honduras

 

Posted in Uncategorized

Términos de la discusión ecológica actual

Viernes 29 de Junio de 2012

Leonardo Boff

La Río+20 ha provocado una amplia discusión sobre cuestiones ecológicas. Como no todos entienden los términos técnicos de la temática, publicamos aquí un artículo del ecologista más conocido del Estado de Río, Arthur Soffiati, de Campos de Goytacazes, RJ, fundador del Centro Norte Fluminense para la Conservación de la Naturaleza, publicado el 14 de mayo de 2012 en la Folha da Manhã de esa ciudad. Estas son las palabras principales: Ecodesarrollo sostenible, economía verde, huella ecológica, antropoceno.

Hace cerca de 11 mil años, la temperatura de la Tierra comenzó a aumentar de modo natural, ocasionando el derretimiento progresivo de la última gran glaciación. Gran parte del agua, al pasar del estado sólido al líquido, elevó el nivel de los mares, separó tierras de los continentes, formó islas, incentivó la formación de bosques y de otros ambientes. Los científicos dieron a esta nueva fase el nombre de Holoceno.



En estos últimos 11 mil años de los Homínidos solo quedó el Homo sapiens, que se volvió soberano en todo en planeta. Con un cerebro bien desarrollado, fue desafiado por las nuevas condiciones climáticas y domesticó plantas y animales, inventó la actividad agropecuaria, creó tecnología para pulir la piedra, inventó la rueda, el telar y la metalurgia. Después, creó ciudades, imperios, represas, drenajes e irrigación. Varias civilizaciones sobrepasaron los límites de los ecosistemas en los que se levantaron, generando crisis ambientales que contribuyeron a su fin.

Entra, entonces, el concepto de huella ecológica. Se refiere al grado de impacto ecológico producido por un individuo, una actividad, una economía, una sociedad. La huella ecológica de la civilizaciones anteriores a la civilización occidental tuvo siempre un carácter regional, siendo reversible en ocasiones y en otras no. Occidente fue la civilización que calzó las botas más pesadas conocidas hasta el momento. El peso comenzó con el capitalismo, que transformó el mundo.

A partir del siglo XV, la civilización occidental (léase europea) pasó a imprimir marcas profundas con la expansión marítima. Impuso su cultura a otras áreas del planeta. El mundo fue occidentalizado y pasó también a pisar fuerte en el ambiente.

Vino, entonces, otra gran transformación con la revolución industrial, cuyo origen se localiza en la Inglaterra del siglo XVIII, y que se extendió por el mundo dividiéndolo en países industrializados y países exportadores de materias primas. A partir de ella, empieza a crearse otra realidad planetaria, con emisiones de gases causantes del calentamiento, devastación de bosques y selvas, empobrecimiento de la biodiversidad, uso indebido del suelo, fuerte urbanización, alteraciones profundas en los ciclos de nitrógeno y fósforo, contaminación del agua dulce, adelgazamiento de la capa de ozono y extracción excesiva de recursos naturales no renovables, que, a su vez, producen cantidades inauditas de basura.

Los científicos están demostrando que dentro del Holoceno (holos = entero + koinos = nuevo), la acción humana colectiva en el capitalismo y en el socialismo ha provocado una crisis ambiental sin precedentes en la historia de la Tierra porque ha sido generada por una sola especie. Han denominado al periodo pos-revolución industrial del siglo XVIII, Antropoceno, o sea, una fase geológica construida por la acción colectiva del ser humano (antropos = hombre + koinos = nuevo).

En función de esta gran crisis o de esta nueva época la Organización de las Naciones Unidas viene promoviendo grandes conferencias internacionales, como las Conferencias de Estocolmo (1972), Río-92 y ahora la de Río+20. El objetivo es resolver los problemas del Antropoceno, sea conciliando desarrollo económico y protección del ambiente, sea buscando otras formas de desarrollo. La Río-92 adoptó la fórmula de desarrollo sostenible, que ha ido adquiriendo distintos sentidos, inclusive antagónicos al original.

La Conferencia Río+20 pretende colocar en pie de igualdad las dimensiones ambiental, social y económica. La palabra mágica, ahora, es economía verde, cuyo contenido no está claro. Se supone que, como mínimo, signifique la sustitución progresiva de fuentes de energía carbono-intensivas por fuentes renovables de energía, así como la sustitución de recursos no renovables por renovables.

La Río+20 mostró que los países industrializados no quieren abdicar de su posición; los países emergentes quieren alcanzar a los industrializados, y los países pobres quieren ser emergentes. Mientras no exista entendimiento acerca de los límites del planeta, es inútil pensar en justicia social y desarrollo económico. Por consiguiente, el ambiente es más importante que lo social y lo económico, ya que sin él no se puede encontrar solución para los otros dos. Por otro lado, el concepto de ecodesarrollo parece ser el más correcto como táctica y estrategia.

– Leonardo Boff e Teólogo / Filósofo

Fuente: http://servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=494

 

Posted in Uncategorized

El espejo paraguayo

Viernes 29 de Junio de 2012

Raúl Zibechi

Un golpe de Estado es una acción desde arriba para interrumpir un proceso político. No importa quién la realice ni los métodos que utilice. Los golpes al estilo del que derrocó a Salvador Allende cayeron en desuso, por el alto costo internacional que tienen.

El golpe de Estado que apartó a Fernando Lugo de la presidencia de Paraguay se inscribe dentro de la nueva modalidad inaugurada con el derrocamiento de Manuel Zelaya en Honduras, en junio de 2009, por la Suprema Corte de Justicia. Es un “nuevo” tipo de golpe que comenzó a implementarse luego del estrepitoso fracaso del golpe al “viejo” estilo contra Hugo Chávez el 12 de abril de 2002. Cuando los sectores populares aprendieron a desbaratar el golpe clásico, aparece esta nueva modalidad de “golpe institucional”.

 

En los últimos 20 años los únicos golpes exitosos al “viejo” estilo sucedieron en Haití: en 1991 el general Raoul Cedrás derrocó a Jean Bertrand Aristide, y en 2004 sucedió algo similar, pero con la participación de tropas de Canadá, Francia y Estados Unidos. En 13 de los 15 casos en los que un presidente latinoamericano no pudo terminar su mandato fue porque la presión popular forzó la dimisión.

Lo destacable es que el “método” de la destitución por organismos del Estado es idéntico en los casos en que se hace a favor y en contra de los sectores populares. En Ecuador, Abdalá Bucaram y Lucio Gutiérrez fueron destituidos por el Congreso en medio de levantamientos populares. Por eso no sirve focalizarse en las formas, sino en los procesos. El nuevo golpismo puede repetirse en cualquier país de la región, ya que las clases dominantes retomaron su ofensiva y se ponen al servicio de un Pentágono deseoso de desestabilizar.

La caída de Lugo, como toda crisis política, desnuda los cambios que se están produciendo en la región desde que Barack Obama definiera la Nueva Estrategia de Defensa.

En primer lugar, la masacre de Curuguaty y el golpe contra Lugo fueron posibles por la alianza entre el agronegocio, los terratenientes “propietarios” de tierras malhabidas durante la dictadura de Stroessner, las mafias del contrabando y el narcotráfico, con sus ramificaciones en los medios de comunicación, el Estado y las iglesias. La gira regional del secretario del Pentágono, Leon Panetta, en abril pasado, parece haber sido una “señal” que activó a las derechas (La Jornada, 18/5/12).

El Pentágono tiene una larga experiencia en la aplicación de la “doctrina del shock”, que pasa por la destrucción de naciones enteras para reconstruirlas al servicio del capital y de la potencia hegemónica. La decadencia de Estados Unidos hace que la única estrategia viable sea la dominación sin hegemonía, que sólo necesita la fuerza militar; por eso la “nueva estrategia” instala la violencia golpista en el centro del escenario político.

En segundo lugar, el modelo económico extractivo, asentado en la minería a cielo abierto, los monocultivos y las megaobras de infraestructura, fortalece a las clases dominantes y al imperio, debilita a los sectores populares, pone en riesgo a los movimientos y las libertades democráticas.

Los gobiernos que han optado por profundizar este modelo se están enajenando el apoyo popular y, a la vez, están dando vida a sus propios sepultureros, como sucedió en Paraguay, donde el crecimiento exponencial de los cultivos de soya no hizo más que fortalecer a los usurpadores de tierras y a los asesinos de campesinos.

En tercer lugar, el movimiento campesino de Paraguay recorrió en medio siglo un camino del que algo podemos aprender para enfrentar el nuevo escenario. En la década de 1960 se crearon las Ligas Agrarias, impulsadas por las comunidades eclesiales, un impresionante movimiento de base que cambió la historia de los de abajo. A mediados de la década de 1970 fueron salvajemente reprimidas por el régimen de Stroessner. En 1980, sobre sus cenizas se crea el Movimiento Campesino Paraguayo. Hasta aquí la trayectoria habitual bajo dictaduras: organización-represión-reagrupamiento.

En la década de 1990, en democracia, el movimiento crece y gana visibilidad, pero se fragmenta. Aun así, la lucha por la tierra se intensifica y el movimiento irrumpe en la crisis política de 1999 por el asesinato del vicepresidente Luis María Argaña, creando un hecho político trascendente como el marzo paraguayo, que provocó la primera derrota de los herederos “demócratas” de la dictadura. El golpista Lino Oviedo huye a Argentina y el vicepresidente Raúl Cubas se asila en Brasil.

En 2002 la unidad de acción de todo el sector campesino-popular en el Congreso Democrático del Pueblo, donde confluyeron 60 organizaciones, impidió la privatización de empresas estatales y frenó la aprobación de una ley antiterrorista. Pese a las divisiones los movimientos fueron capaces de volver ingobernable la “democracia de baja intensidad” y derrotar el modelo neoliberal.

Ese escenario creado desde abajo tapizó el camino de Lugo a la presidencia en 2008. Los movimientos más importantes –no todos– optaron por crear partidos, o sea “institutos del Estado financiados por el presupuesto”, según el feliz aserto de Adolfo Gilly (La Jornada, 27/6/12). Se profundizaron la división y la atomización. Después de 2008 una parte de los mejores dirigentes se convirtieron en funcionarios y se instalaron en la capital, convencidos de que es el camino para adquirir más fuerza. Hoy, salvo excepciones, los movimientos sufren su mayor debilidad en décadas.

Medio siglo de movimiento campesino, el principal movimiento antisistémico del Paraguay, muestra que no hay atajos que puedan sustituir el conflicto de clases. Que la presión internacional por sí sola no puede modificar la relación de fuerzas. Que hay varios tipos de derrotas. Que la derrota por represión no es tan destructiva como la institucionalización. Que sólo podemos frenar la ofensiva del capital y del imperio en calles y plazas, y que lo demás es un espejismo, necesario para sobrevivir, dicen algunos, pero espejismo al fin.

 

 

Posted in Uncategorized

Honduras: Comunicado del Frente Nacional de Resistencia Popular

Viernes 29 de Junio de 2012

¡Vamos pueblo a la victoria!

0431. Después de tres años del golpe de Estado, el pueblo de Honduras continúa alzado, beligerante contra la imposición y la tiranía, creciendo en Organización, Movilización y Formación, con la certeza de la victoria.

2.Cumplimos tres años de haber creado la organización social y política más importante de la historia de nuestro país, que ha sorteado todas las dificultades y trampas que nos imponen la oligarquía y el imperialismo, y ha sabido consolidarse combinando la inclusión de la más amplia gama de organizaciones populares y movimientos políticos de izquierda, que unen sus experiencias y visiones para construir poder desde la base y avanzar hacia la toma del poder del Estado por medios democráticos y pacíficos.

3. Hemos soportado con tenacidad una cruel y sistemática represión, violaciones constantes a los derechos humanos, sociales y políticos de toda la población, el cierre de medios de comunicación y otras muchas ofensas, por parte de una clase social que se aferra a su sistema de explotación y privilegios.

4.El tiempo que la oligarquía ha gobernado ilegítimamente, sirvió para dar un nuevo impulso al modelo económico neoliberal, la militarización de la sociedad, la entrega de nuestros recursos naturales y bienes públicos a intereses particulares, la violación flagrante de nuestra soberanía por militares extranjeros y la profundización de una crisis económica y social.

No podemos dejar de mencionar que hoy mismo el régimen de Porfirio Lobo Sosa firmará un nuevo tratado comercial o Acuerdo de Asociación con Europa, que somete aún más a nuestro país a los dictados de organismos financieros internacionales y de gobiernos con vocación neocolonial.

0615.En estos tres años, quedó al descubierto el proyecto de control regional del imperialismo norteamericano, que intenta detener por todos los medios el avance del socialismo en Latinoamérica y su consecuente liberación y unidad.

Así se manifiesta una vez más en el golpe de Estado en Paraguay, que sufren la repetición de un guion macabro que intenta disfrazar la interrupción del orden democrático con excusas institucionales, mientras reprime, persigue y prohíbe la libertad de expresión.

A nuestros hermanos paraguayos enviamos nuestra total solidaridad y compromiso con su lucha de resistencia y liberación.

6. Hoy también nos movilizamos para rendir honor a nuestros mártires, hombres y mujeres que dieron su vida por un futuro mejor para todo un pueblo. Hace sólo unos días las garras militares de la oligarquía asesinaron a Jenny Izaguirre. A su familia y a la de todos nuestros hermanos caídos, les reiteramos que no habrá descanso, olvido ni perdón hasta que se haga justicia.

Con la certeza de la victoria, por la refundación de nuestro país, alzamos nuestras voces con más fuerza, Vamos a a la Asamblea Nacional Constituyente.

¡RESISTIMOS Y VENCEREMOS!

Frente Nacional de Resistencia Popular

28 de junio de 2012

 

Posted in Uncategorized

Paraguay – un golpe sudamericano

Viernes 29 de junio de 2012

Claudia Korol

El 22 de junio del 2012, después de un juicio político “express” -“linchamiento político” lo llamó Atilio Borón- el parlamento paraguayo destituyó al presidente Fernando Lugo, diez meses antes que finalizara su mandato, y unos días antes de que se cumplieran tres años del golpe de estado en Honduras. En las bambalinas de ambos golpes está la “inteligencia” norteamericana. Paraguay es una pieza clave en el reordenamiento geopolítico dirigido a cercar a Brasil, controlar el Acuífero Guaraní -principal reserva de agua del mundo-, y estabilizar la presencia de una base militar en Sudamérica, hoy localizada en Mariscal Estigarribia –Paraguay-. La iniciativa apunta también a revertir los procesos de integración latinoamericana.

Burlándose de cualquier apariencia de respeto por la normatividad democrática, el Senado dio menos de un día al Presidente Lugo para ejercer su derecho a la defensa, cuando según la legislación paraguaya, aún en juicios sumarios abreviados como por faltas de tránsito, los ciudadanos tienen cinco días para presentar su defensa. La decisión estaba tomada, y no se atendió tampoco la petición de los Cancilleres de Unasur, que se trasladaron a Paraguay para intentar evitar un nuevo golpe de estado en Nuestra América. Hoy asistimos rabiosas, indignados, al arrebatamiento “institucional” de la débil democracia, y de los pocos espacios ganados por los sectores populares durante el gobierno de Lugo.



Este nuevo momento del Paraguay se enmarca en la contraofensiva que las fuerzas de derecha vienen desarrollando en el continente –que ha puesto en jaque también al gobierno de Evo Morales en Bolivia-. Hay que recordar que en Nuestra América, en la última década del siglo XXI, se han producido varios intentos golpistas con diferentes consecuencias: Venezuela (2002), Haití (2004), Bolivia (2008), Honduras (2009), Ecuador (2010) ahora Paraguay, y la amenaza a Bolivia. Es necesario entonces hablar de Paraguay, en clave de continente. Nos decía el coordinador general del Frente Guasú Ricardo Canese[1]: “Atrás del golpe están las cúpulas partidarias y las estructuras parlamentarias ligadas al latifundio, a las tierras mal habidas. Porque en nuestro país tenemos todavía –que viene de la dictadura de Stroessner- más de ocho millones de hectáreas robadas, en manos de terratenientes. Hay una mafia ligada al narcotráfico, al agronegocio, y obvio –las transnacionales que quieren venir a robar nuestra energía eléctrica-. Está el caso de la empresa Río Tinto Alcan (empresa minera canadiense), que pretendía un subsidio enorme, que nosotros tratábamos de impedir. Justamente un ministro liberal, que está con este gobierno golpista, intentaba que a esta empresa se le subsidie la energía eléctrica. Era una cantidad fabulosa de catorce mil millones de dólares. También Monsanto y otras transnacionales se enfrentaron a este gobierno duramente. Nuestro gobierno intentó hacer cumplir legislaciones de protección de las personas, del medio ambiente. Si no pudimos hacer cumplir más, es porque el Poder Judicial está en manos de estas transnacionales, fieles a ellas. Y claro, EE.UU. quería desestabilizar el MERCOSUR, romper la integración de los pueblos en el MERCOSUR, en UNASUR. Nosotros habíamos denunciado que esto se venia, que Paraguay era el eslabón más débil, donde EE.UU. y las transnacionales veían que era un lugar por donde romper el proceso de integración de América Latina. Alertábamos que era necesaria la solidaridad de los pueblos de América Latina, porque de lo contrario se iba a producir esto que se produjo, que es un golpe de estado de la ultra derecha mafiosa de nuestro país, en coordinación con EE.UU. y las transnacionales”.

El factor Colombia

El pretexto para acelerar el golpe fue la matanza de Curuguaty sucedida la semana anterior en el desalojo de una hacienda, en el que murieron 11 campesinos y 6 policías, hecho orquestado para detonar el golpe palaciego. El terreno estaba en disputa con el ex senador Blas Riquelme, que fue presidente del Partido Colorado por muchos años, dueño de varios supermercados y establecimientos ganaderos, que se había apropiado de unas 2.000 hectáreas que pertenecen al Estado paraguayo. Esa parcela fue ocupada por campesinos sin tierra. Un juez y una fiscala ordenaron el desalojo de los campesinos, que se realizó a través del Grupo Especial de Operaciones. En el curso de este desalojo, un grupo parapolicial –camuflado- mató a seis policías. Como “represalia” el GEO -cuyos integrantes fueron entrenados en lucha contrainsurgente por el Comando Sur de EE.UU. en el marco del Plan Colombia- asesinaron a 11 campesinos. Esto generó un fuerte repudio del movimiento campesino, y creó un nivel de aislamiento del presidente Lugo que habilitó el golpe.

En todo el procedimiento se siente la marca de “las enseñanzas colombianas”, con la acción conjunta de policiales y parapoliciales, la brutalidad en las ejecuciones, y el ejercicio de la contrainsurgencia. Hay que recordar que el presidente Lugo había firmado años atrás con Alvaro Uribe un convenio de cooperación que extendía el Plan Colombia hacia Paraguay. Por esos acuerdos, Uribe facilitó la capacitación de los servicios de inteligencia del Paraguay. También instruyeron a policías, jueces, parlamentarios… Y en ese contexto se aprobó sin mayores trámites la Ley Antiterrorista.

El factor EE.UU.

En un cable del 28 de marzo del 2009, enviado con carácter secreto desde la embajada gringa al Departamento de Estado en Washington, se anunciaban intentos de destituir a Fernando Lugo “con un juicio político dentro del Parlamento”. De acuerdo al mismo cable –publicado el 30 de agosto de 2011 en el portal de WikiLeaks- Franco asumiría la Presidencia, Duarte Frutos asumiría su banca en el Senado, y junto al apoyo de Oviedo quedaría tercero en la línea de sucesión del gobierno. La información revela que la baraja del juicio político venía siendo un as en la manga de los políticos corruptos del Paraguay. Y La Embajada, como se sabe, jugaba la misma partida.

EE.UU., de acuerdo a sus propias estrategias imperiales, necesita una mayor presencia en el sur del territorio sudamericano, una Colombia en el Cono Sur –así como una Honduras en Centro América-, para controlar la región. Desde ahí podría encarar más claramente la confrontación con Brasil, principal amenaza geoestratégica para los EE.UU., monitorear la Triple Frontera (de Argentina, Paraguay y Brasil –entrada al Amazonia-) y Bolivia, asegurar las ganancias de las grandes corporaciones transnacionales y el acceso a los que consideran “recursos estratégicos del futuro” (agua, biodiversidad, fuentes de energía).

Escribe Carlos Fazio en el diario mexicano La Jornada[2]: “Las manos del Comando Sur del Pentágono y del Departamento de Estado, en particular las más visibles de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID por sus siglas en inglés), aparecen por todos lados y exhiben una estructura subversiva regional, que más allá del debate ideológico y de ideas, transita por un esquema de enfrentamiento propio de la guerra sucia, las operaciones sicológicas encubiertas y el terrorismo mediático, destinado a debilitar a las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en particular Cuba, Venezuela y Bolivia, y del Mercado Común del Sur (MERCOSUR), cuyos principales objetivos a desestabilizar, después de embucharse al eslabón más débil, Paraguay, son Brasil y Argentina. Mediante convenios condicionados, la USAID controla en Paraguay a la fiscalía, el Poder Judicial y la Policía Nacional. Los recursos financieros de la USAID también sirvieron para cooptar a algunos sectores del Frente Guazú, la coalición de izquierda que apoyó a Lugo. Mientras, el Pentágono, que arrancó a Lugo la aprobación de una Ley Antiterrorista, por conducto de la Iniciativa Zona Norte, logró desplegar tropas y civiles estadunidenses en la región oriental del país, en las narices de Brasil, como avance de tareas injerencistas que tienen como finalidad la ocupación territorial”.

El factor transnacional: Monsanto – Cargill – Río Tinto

Cuando Monsanto chocó con obstáculos para imponer su semilla transgénica -por incumplimiento de normativas ambientales y de seguridad de las personas- comenzó a buscar la destitución de los funcionarios que se oponían, y aumentó la presión a través de la Unión de Gremios de la Producción (UGP). A pesar de las dificultades, sólo en el año 2011 Monsanto facturó en Paraguay 30 millones de dólares en concepto de regalías por la soja transgénica (sin contar la facturación por la venta de semillas). Por si esto fuera poco, las transnacionales del agronegocio en Paraguay casi no pagan impuestos, protegidas por el Congreso golpista.

No sólo los políticos han cuidado los intereses transnacionales: la UGP está dirigida por Héctor Cristaldo, empresario ligado al grupo Zucolillo que, entre otros factores de poder, es propietario del diario ABC Color, y dirige la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El grupo es también socio en Paraguay de la transnacional del agronegocio CARGILL.

Otra de las transnacionales involucradas en el golpe de Estado, es la canadiense Río Tinto Alcan (RTA), la segunda mayor fundidora de aluminio en el mundo. (Se dedica también a la extracción de diversos minerales en todos los continentes). Denuncia Silvio Nuñez[3]: “Es importante aclarar que Paraguay es productora de energía hidroeléctrica, compartiendo centrales binacionales con sus vecinos Argentina y Brasil. Sin embargo, 4/5 de estas energía son exportadas y sólo 1/5 utilizadas en el país. RTA desea consumir, a bajos precios, una cantidad equivalente (1/5). La inversión de RTA tenía dividido al gobierno paraguayo. Si bien el Presidente de la República se había manifestado contrario a un subsidio al precio de la energía, el Ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas -confirmado como ministro por el nuevo presidente Federico Franco- y el entonces Vicepresidente Federico Franco se habían manifestado favorables a cumplir las condiciones de RTA para su venida al Paraguay”.

El poder real

Cada vez que una coyuntura compleja en Paraguay requería de un análisis profundo, era normal para las organizaciones populares pedir la opinión de Tomás Palau. Sociólogo, investigador de Base-Is, Tomás fue siempre –y sobre todo- un gran compañero. Su rigor como investigador, y su claridad como pedagogo, estuvo acompañado siempre del compromiso político como intelectual del pueblo. Quiero decir que a la hora de escribir estas notas, siento fuertemente su ausencia.

Escribió Tomás Palau en uno de sus últimos escritos, analizando la conformación del bloque de poder en Paraguay: “Sea por los latifundios de antaño devenidos en campos sojeros, sea por los actuales latifundios ganaderos, el país no dejó de ser un territorio marcado por la herencia feudal, oligárquica y conservadora que lo marcó desde la guerra de la Triple Alianza. La tierra -en mucha mayor medida que otros países de la región- sigue siendo el elemento mediador para la obtención de los símbolos de status social, de acumulación de riqueza y, en consecuencia, de ejercicio del poder político. No es casual que la derecha política y el poder real (el económico) unifiquen sus acciones más que nunca durante la administración Lugo para la defensa de los intereses latifundistas. De ellos derivan, todavía, la hegemonía política y la acumulación capitalista de riquezas. (…) Una vez que se consolidó en el poder (Stroessner), empieza a tender lazos con narcotraficantes, facilitándoles primero el traslado de insumos para la producción de cocaína hacia Bolivia, Perú y Colombia, posteriormente para la producción de marihuana en el país y, como lógico complemento, el lavado de dinero proveniente de tales actividades… (En 1989) no sólo los narcos estaban consolidados en el país, sino que se convertían en uno de los poderes económicos reales más importantes y controlaban buena parte del territorio del norte de la Región Oriental. (…) Los nuevos militares y los nuevos líderes civiles del partido Colorado fueron premiados con tierras, cargos en el gobierno y dádivas vinculadas a la repartición de segmentos de actividades económicas. Las ramas inmobiliarias, empresas contratistas, de transporte, de comercio de importación y exportación y específicamente el contrabando, acopio, comercialización interna y distribución minorista de alimentos y bebidas, fueron por lejos las más beneficiadas y aquellas de donde surgieron lo que comúnmente se denominan empresaurios. Una casta de maleantes[4], políticos de guantes blancos devenidos a empresarios por el régimen, que continúan siendo hoy encumbrados parlamentarios, dirigentes políticos y dueños de importantes empresas y medios de comunicación. Surge con fuerza el rentismo que va a caracterizar desde entonces al régimen de Stroessner y a los gobiernos que lo sucedieron. (…) De este modo se conforma la estructura del poder real en el Paraguay, la cual se basa en cuatro grupos[5]: la oligarquía ganadera, los narcos, los empresaurios y las multinacionales”.

Así realizaba Tomás Palau la radiografía del poder en Paraguay. Y a pesar de la dureza que surgía de esta mirada, él tenía su apuesta personal e intelectual en el fortalecimiento de las organizaciones campesinas y del movimiento popular en su país y en Nuestra América, al que le dedicó todos los días de su vida militante.

LA RESISTENCIA Y LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANAS

Desde las primeras horas del golpe, las organizaciones campesinas y populares en Paraguay fueron reordenando sus fuerzas para encarar una resistencia civil -que saben será prolongada-, desconociendo al gobierno golpista, y más allá incluso de la voluntad del presidente destituido, lo siguen reconociendo como legítimo mandatario. También los movimientos populares de Nuestra América están movilizados en solidaridad con la resistencia paraguaya.

Los gobiernos llamados “progresistas” en Nuestra América se encontrarán frente a un dilema: si no actúan con firmeza en defensa de la democracia paraguaya, rechazando en todas las instancias internacionales la presencia del golpista Franco, se estarán poniendo la soga al cuello.

La experiencia de Honduras debería funcionar como aprendizaje. Luego de la legitimación del gobierno de Porfirio Lobo en la OEA, no sólo no se avanzó en la lucha por los derechos humanos, sino que aumentó la impunidad, y crecen cotidianamente en el país los crímenes contra el pueblo. Honduras ahora funciona como un ariete de la política imperial, y como amenaza para el continente… en sintonía con Colombia, México y Chile.

Por eso, las movilizaciones en Brasil, en Argentina, y en otros países del continente, están exigiendo a los gobiernos que nieguen al golpismo un asiento en las instancias de integración continental.

Mientras tanto, invisibilizada por los grandes medios de comunicación, la resistencia campesina y popular continúa en los diferentes rincones del Paraguay. Más allá de la debilidad en las posiciones asumidas por Fernando Lugo, el pueblo paraguayo tiene una larga experiencia de coraje y rebeldía, y está cortando rutas, movilizándose, exigiendo que se vayan los golpistas.

El desafío es que esa resistencia cuente con la solidaridad del continente. Se trata de asumir que la batalla que se está librando en Paraguay, es estratégica. Una cuña que quede clavada en el corazón de Sudamérica, nos seguirá desangrando.

Si la “República Unida de la Soja” impone su presidente a través de un golpe de estado, lo que se encuentra amenazado es el proyecto emancipador y libertario en Nuestra América. No es una tarea de solidaridad, solamente. Necesitamos cuidar nuestro corazón rebelde y nuestros sueños colectivos, por el que ya han caído tantos compañeros y compañeras.

Hoy todas somos Paraguay, todos somos Honduras… y necesitamos levantar un muro al golpismo, al fascismo, a la reacción conservadora transnacional. Es hora de globalizar la esperanza, con mucha lucha. Mucha más.

28 de junio / 2012

Punto Final / Chile

[1] Entrevista para Punto Final.

[2] Lugo, EU y la telaraña imperial. En La Jornada, 25 de junio, 2012

[3] “La transnacional Río Tinto Alcán y el golpe de Estado”, publicado por ALAI el 26 de junio.

[4] Buena parte de ellos tienen prontuarios policiales nada despreciables.

[5] Que por cierto, son sólo analíticamente distinguibles ya que la superposición de intereses convierte a esta élite en multifacética; muchos ganaderos comparten sus pasturas con la droga, la mayoría de los empresaurios tienen sus intereses en la ganadería, no pocos sojeros se dedican también parcialmente a la ganadería y al contrabando de insumos para la producción y así.

 

Posted in Uncategorized

Paraguay: Comunicado de la Organización de Lucha por la Tierra

Viernes 29 de Junio de 2012

A ocho días del Golpe de Estado parlamentario, la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), se dirige a la opinión pública nacional e internacional, para expresar cuanto sigue:

El desconocimiento al gobierno de facto, teniendo en cuenta que carece de legitimidad al detentar el poder a través de un Golpe de Estado.

2. Con el golpe parlamentario se ha quebrado el Estado de Derecho, lo que implica un grave retroceso en la vida democrática del país, en detrimento de conquistas de derechos fundamentales alcanzados luego de la caída de la dictadura del Partido Colorado y Stroessner. Lo cual puede significar además en las consecuencias, como un retroceso para las luchas del campesinado.



3. El campesinado organizado hoy se encuentran en las calles, en la defensa del proceso democrático. La resistencia en la defensa de los derechos fundamentales seguirá en la agenda de lucha del ayer, del hoy y del mañana.

4. La OLT exhorta a todas las organizaciones campesinas y sociales a mantener la lucha por la Reforma Agraria Integral y la recuperación de las tierras malhabidas, más aún en estos momentos donde, los que han perpetrado el golpe parlamentario están entregando nuestros recursos naturales a las transnacionales, y las consecuencias nefastas que puede traer esto para la cultura y agricultura campesina y para los pueblos indígenas.

Asimismo, la OLT exige el esclarecimiento de parte de los órganos correspondiente, de la masacre ocurrida en Morumbi el pasado 15 de junio y que fue utilizado como uno de los puntos para el montado “juicio político”, que finalizó en la concreción del golpe parlamentario.

6. Por último, instamos a todas las organizaciones campesinas, sociales y populares a la unidad en la defensa de los derechos conquistados del pueblo paraguayo, que hoy están pisoteados y/o se encuentran en peligro.

“Por la dignidad de los Pueblos: Reforma Agraria Integral con Soberanía Alimentaria, para un Paraguay sin hambre”

Villa Elisa, 29 de junio de 2012

Contacto:

Esther Leiva, cel. N° 0983.454.870

Posted in Uncategorized

La Vía Campesina prepara misión de solidaridad con Paraguay

Jueves 28 de Junio de 2012

paraguayLa Vía Campesina ha conformado una misión internacional de solidaridad que se movilizará del 3 al 7 de julio hacia Paraguay, cuyo objetivo es abrazar las luchas de las y los campesinos paraguayos, y también denunciar la ofensiva del agronegocio, la oligarquía y los medios de comunicación de derecha los cuales en una alianza rompieron el orden democrático en el hermano país, utilizando la masacre de 11 campesinos plantearon una farsa de juicio político al preside Lugo e instauraron un terrorismo de estado.

La situación que vive Paraguay confirma un proceso de remilitarización y violación de los derechos democráticos de los pueblos a lo largo de nuestro continente. En ese sentido, la misión de solidaridad de La Vía Campesina contará con la presencia de delegados de organizaciones sociales de todo el continente y con organismos de derechos humanos.

La Misión de Solidaridad de la Vía Campesina denuncia, desde ya, la intenciones del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y Semilla, SENAVE, que pretende derogar la Res. 1.160 para que no se requiera el aviso previo a las fumigaciones y evitar reglas claras para la aplicación de agrotóxicos y además, pretenden inscribir el algodón transgénico y después seguro que el maíz GM, atentando contra la salud y la soberanía alimentaria del pueblo paraguayo. El algodón Bt que quieren inscribir NO CUMPLE CON LOS REQUISITOS LEGALES porque no tiene licencia ambiental ni evaluación desde el punto de vista de la salud. Ambos requisitos no son opcionales sino obligatorios. Con estos hechos, es claro como Monsanto golpea en Paraguay, los muertos de Curuguaty y el juicio político a Lugo son una clara muestra de su injerencia.

En este contexto, esta misión insiste a los países de la región a desconocer el juicio político en contra del presidente Lugo y luchar por la reconstrucción de la democracia paraguaya, como parte de la integración de los pueblos. Asimismo, convocamos a los movimientos sociales y aliados a hacer acciones en sus países para acabar con esta estrategia de militarilización y de golpes de estado.

Contactos Organizaciones Paraguay:

Alicia Amarilla-CONAMURI: 0982537627

Esther Leiva-OLT: 0983454870, 0971589633

Luis Aguayo-MCNOC: 0982966919

Jorge Galeano-MAP: 0976992105

Cristian Sosa-ONAI: 0981680535

Elvio Trinidad-MCP: 0981420616

 

 

Posted in Uncategorized

La Vía Campesina en Río + 20: Los pueblos le dijeron NO a la Economía Verde y construyeron propuestas para la resistencia y la construcción

Jueves 28 de Junio de 2012

VIA_RIODurante una semana, en el marco de la Cumbre de los Pueblos, La Vía Campesina se movilizó en Río de Janeiro para decirle No a la Economía Verde y para dinamizar un proceso de construcción de nuevas alianzas basadas en los ejes puestos en las plenarias y asambleas de movimientos sociales y en la movilización en las calles para mostrar cuales son las verdaderas necesidades y aspiraciones de nuestros pueblos.

Con alegría podemos volver a casa y a nuestras luchas cotidianas con la satisfacción del deber cumplido, con el compromiso de fortalecer los espacios construidos en estas jornadas y con el desafío de seguir haciéndolos tangibles en nuestras realidades locales las reflexiones y agenda de acciones que se propusieron en los plenarios y las Asambleas de movimientos.



Los días de convivencia entre los cientos de compañeros de la Vía Campesina llegados desde todo América Latina y el mundo junto a los miles de integrantes de la Vía Campesina Brasil se vieron fortalecidos con las movilizaciones diarias que nos llevaron a participar de marchas multitudinarias, ya sea acompañando a las mujeres en lucha o repudiando a las grandes corporaciones multinacionales representadas en este caso por la minera Vale. Cada amanecer vio como las mujeres y hombres de la Vía se sumaron a otros movimientos para acompañar a comunidades afectadas por megaproyectos, “escrachar” a represores o denunciar a las corporaciones del agronegocio y los agrotóxicos personificadas en este caso por la Confederación Nacional de Agricultura (CNA). Todo ello coronado en la gran marcha unificada del día 20 de junio donde más de ochenta mil personas marchamos para ponerle el broche de oro a la Cumbre.

Y después o antes de cada movilización todos y todas convergimos a aportar a los debates de las cinco plenarias de movimientos sociales, donde cientos de voces fueron tejiendo las denuncias sobre las causas estructurales y las falsas soluciones que el capitalismo, ahora maquillado de verde, quiere ofrecernos para no enfrentar las verdaderas causas de las múltiples crisis que el mismo capitalismo ha provocado. Pero como los pueblos ya tenemos nuestras propuestas también las compartimos y enriquecimos con otras y otros que llegaron con el mismo objetivo. Así fue que nuestras soluciones y la propuesta de una agenda para seguir construyendo en el futuro ocupó la segunda parte de nuestras plenarias.

Desde la plenaria de Soberanía Alimentaria la denuncia al sistema capitalista, patriarcal, discriminador y racista resonó con ecos que se multiplicaron con las voces de las otras plenarioa de manera de dejar en claro las verdaderas causas de los problemas que hoy ponen a la humanidad al borde del abismo. Y también desde allí la denuncia al agronegocio como responsable de la destrucción de la naturaleza, la exclusión de los pueblos, la mercantización de la vida y principal responsable de la crisis climática y la pérdida de biodiversidad se expresó de manera contundente.

La Vía Campesina propuso hace 16 años a la Soberanía Alimentaria como camino político para transformar nuestra sociedad desde los campesinos y campesinas del mundo. En nuestras Asambleas fueron cientos las organizaciones que se sumaron a este camino con claridad y firmeza. Tal como lo planteó el documentos del plenario Los gobiernos y las corporaciones trabajan con gran sintonía por la apropiación de los bienes comunes de la vida y de nuestros derechos. Convocamos a los pueblos a unirse y levantarse en la lucha por una nueva sociedad y la construcción de la soberanía alimentaria y popular. “No es posible la soberanía alimentaria en el capitalismo”.

La Cumbre oficial también ocupó nuestra atención y allí estuvimos compartiendo nuestras propuestas y esperando que los gobiernos mostraran madurez para asumir compromisos y dejar de ser títeres de las corporaciones. Lamentablemente no fue así y todos los temores que teníamos se confirmaron en un documento pobre, carente de compromisos y en el que “El futuro que queremos” (el nombre del documento oficial) aparece cada más oscuro y excluyente. Si bien no se logró imponer a la Economía Verde como nuevo “paradigma” del sistema capitalista su mención repetida página tras página del documento es de por sí una denuncia de su verdadero espíritu.

La Cumbre Oficial de Río + 20, tal como veníamos denunciando los movimientos sociales, fue un GRAN FRACASO, luego de 20 años no se ha avanzado en nada, en lugar de aciertos hemos tenido retrocesos ahora materializados en la propuesta de economía verde, el maquillaje verde del capital, que pretende mercantilizar la vida. Pero sin embargo, para los movimientos sociales convocados en la Cumbre de los Pueblos fue un momento de profunda discusión y de construcción de nuevas alianzas, de movilización y también de formación que nos permitió entender mejor el modelo que nos tratan de imponer. Las jornadas de resistencia y movilización en el marco de la Cumbre de los Pueblos llevó a las calles a niños, niñas, mujeres, hombres todos y todas con el objetivo de ir construyendo una capacidad de movilización basada en la solidaridad, internacionalismo y la integración de los pueblos del mundo para convertir nuestras luchas en realidades.

Los infinitos colores, las múltiples voces, la diversidad de pueblos, los cantos en las calles y los múltiples vestidos, artesanías y culturas presentes en la Cumbre son un reflejo del mundo que desde la Vía Campesina estamos construyendo junto a todos los pueblos del mundo que eligieron no recorrer este camino de muerte que el capitalismo intenta imponernos. Ahora el desafío es seguir recorriéndolo colectivamente hacia la dignidad.

Descargar: Síntesis de Participación de la Via Campesina: Noticias, Videos, Fotos

Posted in Uncategorized

Argentina: Agresiones y amenazas contra campesinos

Jueves 28 de Junio de 2012

El agresor es Osvaldo Anzorena, roció con gas pimienta a varias personas y contrató matones para amedrentar a las familias, que desde principios de la semana son amenazadas y agredidas físicamente.

El miércoles 20 del corriente el empresario Osvaldo Anzorena, domiciliado en la ciudad de Tunuyán, se apersonó en la casa de Doña Susana Tejada increpándola de manera muy violenta a ella y su marido Lito. Uno de los vecinos comenzó a filmar la situación y en ese momento Anzorena lo atacó con gas pimienta y escapó. El vecino agredido debió ser llevado de urgencia al hospital donde quedo internado por varias horas debido a la ceguera. Ante el pedido de tranquilizar la situación por la presencia de niños, otro vecino, y su pequeño hijo de 4 años, también fueron víctimas de la agresión con gas pimienta.



Esto ocurrió en el Arroyo Guiñazu, departamento Tunuyán. En una finca vecina a la de Susana y Lito viven, hace más de 25 años, Don Juan Sena con su familia. Algunos de los hijos de Juan, han formado sus hogares cercanos a su casa paterna. En la finca residen alrededor de 20 personas, la mitad de ellos niños.

Anzorena se atribuye la propiedad de estas fincas, sin presentar, ni ante las familias, ni ante la justicia, prueba alguna de dicha afirmación. Desde hace varios meses está molestando a la familia Sena, diciendo que las propiedades son de él, que se tienen que ir. Ante la negativa de las familias, que bien conocen sus derechos, contrató a matones para amedrentarlas de manera violenta.

Desde principios de esta semana las familias Tejada y Sena sufren amenazas de agresión física. En horas de la noche los matones contratados apedrean las casas. Los mismos pernoctan en una casilla puesta por Anzorena para tal fin.

Las familias no tienen luz eléctrica debido a que Anzorena prohibió, con amenazas, a operarios de Edemsa, que les bajen la luz. Los propios operarios confirmaron esta situación.

Los días 20, 21, 26 y 27 del corriente las familias realizaron las denuncias por las agresiones, la invasión a las casas, y las amenazas de golpes y daño a las viviendas. La autoridad policial se negó a dar copias de las mismas.

Exigimos respeto a nuestros derechos. Seguiremos defendiendo nuestros territorios campesinos


Ni un paso atrás, ¡la Tierra es Nuestra!

Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra

Movimiento Nacional Campesino Indígena

 

 

Contactos: 261 156 829 358

 

261 156 565 319

 

261 155 615 062

 

 

Posted in Uncategorized

Pronostican agudización de la crisis agraria en Honduras

Jueves 28 de Junio de 2012

IMG_3585

Campesinos de diversas regiones del país, denunciaron en conferencia de prensa realizada el miércoles veintisiete de junio, que la falta de voluntad política del gobierno humanista y cristiano, provoca agudización de la crisis en el sector Agrario. Indicaron que en los últimos sesenta días, la policía y el ejército ejecutaron 55 desalojos violentos.

De acuerdo a la información como producto de los desalojos, se deriva el encarcelamiento de 17 campesinos, mientras otros 490, se encuentran querellados en los tribunales de justicia.

En un comunicado leído ante los medios de comunicación, el representante de la Central Nacional de Trabajadores de Campo (CNTC), Franklin Almendares, condenó la política sectaria del Director del Instituto Nacional Agrario (INA), Cesar Ham, quien se niega a darle trámite a los expedientes de las recuperaciones de tierras ocurridas en los últimos dos meses.



Los campesinos también exigen al Congreso Nacional retomar como punto principal de su agenda, la aprobación inmediata de la Ley de Transformación Agraria Integral, presentada el once de octubre del año pasado, por las organizaciones agrupadas en la Vía Campesina.

Asimismo piden a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la aprobación inmediata de la Carta de Derechos Campesinos para que cese el derramamiento de sangre en la lucha por la tierra.

El presidente de la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras (ANACH), Ramón Navarro, pronosticó que la desidia del gobierno para buscarle solución a la problemática del campo, podría agudizar la situación, porque las recuperaciones de tierra son producto del hambre y demás necesidades que afloran en el campesinado.

Denunció que la policía coludida con los terratenientes y políticos de distintas regiones del país, están destruyendo cultivos en los desalojos que llevan a cabo en las tierras recuperadas. Indicó que los campesinos están siendo capturados y presentados los juzgados donde les dictan medidas sustitutivas que les prohíbe acercarse a las plantaciones.

Lamentó que el Congreso Nacional, esté únicamente legislando a favor de las empresas transnacionales, dejando a un lado los proyectos de beneficio para los hondureños. “Aquí se legisla para los extranjeros y no para los hondureños, principalmente los campesinos que necesitamos un marco jurídico para la tenencia de la tierra”, afirmó Navarro.

La denuncia también fue confirmada por el coordinador de la Vía Campesina Rafael Alegría, quien asegura que un sector del empresariado agroindustrial trata de incentivar la confrontación con el fin de provocar una masacre de campesinos y de esa manera repetir lo ocurrido en Paraguay.

Confirmó la existencia de una escalada de represión en contra del movimiento campesino con fines políticos, una situación, que Jamás se había vivido en Honduras.

 

Posted in Uncategorized