Paraguay: Encuentro Nacional Militantes OLT

30 de abril de 2013

ENCUENTRO NACIONAL DE MILITANTES DE BASES DE LA ORGANIZACIÓN DE LUCHA POR LA TIERRA (OLT)

Ante los resultados de las elecciones del 21 de abril, donde fue legitimado el proyecto político iniciado con el Golpe de Estado, de una restauración conservadora, recuperando el Partido Colorado el Poder Ejecutivo para la coordinación de los intereses de la oligarquía nacional, de los ganaderos, sojeros, latifundistas, sectores mafiosos e imperialistas, con la conducción de la mafia representada por el señor Horacio Cartes, asumiendo que nunca dejaron los poderes legislativos y judiciales.

El proceso electoral deja una historia nunca antes vivida en el Paraguay en cuanto a la alevosía por parte de los partidos conservadores, principalmente la ANR y PLRA, donde las compras de cedulas, la compra de votos, la distribución de víveres, utilizando los recursos del Estado,fue una estafa al pueblo, ante los cuales no podemos sostener que las elecciones hayan sido limpias, sino que estuvieron cargadas de manipulación, chantaje, y extorsión de la voluntad popular, como se constata en el “Informe Final de la Misión de la OEA en Paraguay” , del 22 de abril.

Ver: http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-152/13

Con los resultados de las elecciones el panorama que nos espera, es el avance de un modelo de producción depredador de sojeros, ganaderos, mafiosos, dedicados al extractivismo, donde el “desarrollo” pasa por el exterminio de nuestros recursos naturales y que hasta ahora arrojó como consecuencia económica, la profundización de la pobreza a niveles inexplicables en un país rico en recursos naturales, tierra, bosque, agua, energía eléctrica, y una población sometida a todo tipo de manoseo. Además de la concentración de un “crecimiento económico” en beneficio de unos pocos y por ende el atropello de derechos humanos y la criminalización de los sectores que reclaman justicia ante esta desigualdad.

Saludamos que por otro lado, a partir de las luchas históricas de los movimientos sociales, y a pesar de todos los errores en el proceso, se haya logrado instalar a personas en el Congreso Nacional, representando a un modelo incluyente, desde la defensa de los Derechos conquistados en beneficio de la mayoría. En ese sentido, reconocemos el esfuerzo de militantes de sectores políticos progresistas de izquierda y los sectores sociales comprometidos con un proyecto popular.

El respaldo y la confianza hacia los representantes de los sectores progresistas, se irán afianzando en la medida que el ejercicio parlamentario sea a favor de la clase trabajadora, los reclamos de los movimientos populares, desempleados, los sectores del campesinado y los pueblos indígenas, donde la agenda social debe estar guiada por la Reforma Agraria Integral, la recuperación de las tierras malhabidas, la democracia y la soberanía nacional.

Ante los desafíos, declaramos nuestra lucha organizada y movilizada en contra de un gobierno que represente los intereses de la oligarquía más conservadora, contra el neoliberalismo y el saqueo de nuestros recursos naturales. Nuestra lucha está firme por la defensa de las conquistas sociales y los Derechos conquistados en los últimos años.

Asimismo, exigimos una reforma tributaria (impuesto a la exportación de grano, entre otros), el ESCLARECIMIENTO DE LA MASACRE DE KURUGUATY y castigo a los responsables morales y materiales.

Por último, llamamos a todos los sectores populares a un gran debate nacional para la construcción de una agenda unitaria de lucha, en defensa de las conquistas democráticas. En este sentido recordamos que el 1 de mayo, día del trabajador y la trabajadora, no es un día de celebración sino de defensa de los derechos y las reivindicaciones de la clase trabajadora, donde decimos, “contra el saqueo del capital y el imperio, los pueblos luchan”

“Por la dignidad de los Pueblos:

Reforma Agraria Integral con Soberanía Alimentaria, para un Paraguay sin hambre”

San Juan Nepomuceno, 29 de abril de 2013


Esther Leiva
Coordinadora Nacional- OLT
Cel. N° 0983.454870

Posted in Uncategorized

Colombia: Documento FENSUAGRO

30 de abril de 2013

DOCUMENTO AL FORO SOBRE PARTICIPACION POLITICA, EN EL MARCO DE LOS DIALOGOS DE PAZ, ENTRE EL GOBIERNO NACIONAL Y LAS FARC-E.P.

Solo si avanzamos en la construccion de una sociedad democratica, sin excluidos y con vida digna para todas y todos, solo asi abremos alcanzado una paz con plenas garantias de los derechos sociales y politicos para el conjunto de la poblacion colombiana” (FENSUAGRO)

La historia colombiana ha estado plagada de numerosas guerras civiles, de confrontaciones sociales y armadas, cuyas principales causas están referenciadas en una alta concentración de capital, riquezas y por una gran exclusión social y política que ha imposibilitado a la inmensa mayoría del pueblo el goce pleno de los derechos sociales, económicos, culturales y políticos.

La imposición por medio y uso de la violencia, de un sistema político seudo-democrático, autoritario y con profundas raíces feudalistas ha sido la forma predilecta de la clase dominante de mantenerse y controlar el poder político, económico y militar del estado Colombiano.

El surgimiento y extensión en el tiempo del conflicto social y armado en el país, deja ver que las principales causas que hicieron posible su origen siguen pendientes por resolverse, en esa dirección la búsqueda de una salida política al mismo, no solo es necesaria sino que además debe ser la vía que posibilite un gran consenso Nacional sobre la naturaleza del estado y la sociedad que debemos construir en el marco de la paz con justicia social.

En este ideario nuestra Federación considera el actual proceso de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP como un momento histórico que puede posibilitar nuevos escenarios políticos que contribuyan a superar el conflicto social y armado, que permita a su vez dar un salto cualitativo en la transformación positiva de la sociedad colombiana. Para ello FENSUAGRO plantea:

1. El actual modelo de la democracia colombiana requiere profundos cambios que conlleven al reconocimiento pleno en la participación política de los ciudadanos y ciudadanas como un ejercicio soberano, propio de la naturaleza humana. Entendiéndose a la vez este ejercicio no como un mero derecho a participar electoralmente, de elegir o ser elegido, sino como el fundamento de la democracia directa y participativa en la toma de decisiones por el pueblo, referente a sus intereses y soberanía.

2. La oposición como devenir de una democracia plena debe gozar de las garantías necesarias para el ejercicio de sus miembros y de sus posiciones políticas ante el poder gobernante. En este ámbito la oposición estará representada por todas aquellas fuerzas, movimientos, partidos políticos y sectores sociales divergentes del Gobierno en el poder. Para ello debe establecerse un estatuto de la oposición que garantice los plenos derechos de está, sin que sean objetos de estigmatizaciones, represiones, desapariciones, pena de muerte entre otras consecuencias.

3. Se llevará a cabo la revocatoria del mandato en todas las instancias del Estado, incluyendo aquellas de elección popular en sus diferentes niveles.

4. Los miembros del Congreso de la República, Cámara y Senado serán elegidos Departamental y regionalmente. Para ello se efectuará un reordenamiento territorial y político de la Nación Colombiana de manera participativa.

5. El Estado deberá asumir la financiación de las campañas políticas y se prohibirá rotundamente la captación de dineros de empresas privadas y emporios transnacionales que tengan intereses en el país.

6. En el marco de la participación política el campesinado urge del reconocimiento de sus derechos como sujeto político y diferencial, de tal manera que se garantice hacer parte de los diferentes escenarios donde se discuta el futuro inmediato de está población, de su economía, cultura, uso de su territorio y el acceso a la tierra de las comunidades campesinas.

7. Las mujeres gozarán de todos los derechos a la participación política y a ocupar en igualdad los cargos de elección popular.

8. Los jóvenes del campo y la ciudad gozarán del derecho a la objeción de conciencia y no serán objeto de discriminación en los cargos de elección popular.

9. El papel de los medios de comunicación estará dirigido a fortalecer la democracia plena y el estado social de derecho; se prohibirá su monopolización y privatización total. El estado garantizará a los sectores sociales el acceso a medios de comunicación.

10. El Gobierno Nacional desarrollará mecanismos agiles para lograr el desmonte de las políticas de Seguridad Nacional, el terrorismo de Estado, la desaparición forzada y del paramilitarismo.

11. Las fuerzas militares, la Policía Nacional y demás aparatos de seguridad del Estado desarrollaran una doctrina propia cuya fuente sea el humanismo, la solidaridad y el respeto irrestricto por la vida de la población civil. Su capacidad en hombres y mujeres no será superior a las necesidades requeridas para resguardar las fronteras y la soberanía nacional; en todo caso en tiempos de paz no podrá haber militarización de los campos y ciudades.
Las fuerzas militares tendrán un espíritu patriótico y popular, por lo tanto quedará prohibido su profesionalización y privatización.

12. Para la efectiva realización y concreción de los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional, las FARC-EP y otros actores insurgentes armados, se deberá convocar una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE de carácter amplio, representativa desde los movimientos políticos, partidos y sectores sociales del país.

Bogotá D.C. 28 de Abril de 2013

 

Posted in Uncategorized

Centroamérica: Encuentro de Mujeres

26 de abril de 2013

  Foto Mujeres

Los días 23 y 24 de abril se reunieron las Mujeres de la Cloc-Vía Campesina en la escuela Francisco Morazán con el objetivo de definir tareas que deben ser desarrolladas para este 2013, una ellas, definir quienes asumirán las coordinaciones regionales, otra es analizar y dar aportes al manifiesto de la Vía Campesina a los pueblos del mundo que será aprobado en el marco de la Sexta Conferencia de la Vía Campesina Internacional a realizarse del 6 al 12 de junio del corriente año.

Durante la mañana del 23 hicieron una lectura sobre la condición de las mujeres en todos los planos de la sociedad, a nivel económico concluyeron que están siendo despojadas de sus tierras y de las herramientas productivas. En el ámbito político no tienen acceso a la justicia. En lo cultural reflejaron la violencia intrafamiliar, la religión como estructura machista que empuja a las mujeres a ser obediente y la criminalización hacia las mujeres.

De igual forma ratificaron los ejes de acciones que han sido el motor de la lucha de las mujeres en la región. La campaña sobre las semillas criollas, sobre el acceso a la tierra y la campaña contra la violencia a las mueres del campo deben seguir siendo parte de la agenda. La actualización y ratificación de las comisiones de seguimiento, así como la consolidación y conformación de alianzas son estratégicas para las Mujeres y para la Cloc-Vía Campesina regional.

En el aspecto comunicativo hay ciertas debilidades, se tiene la página web, sin embargo hay poca información que haga referencia a las mujeres. Es importante colocar en el sitio web información sobre los distintos procesos que han desarrollado, por ejemplo la campaña contra la violencia, los resultados de los dos campamentos de mujeres. En síntesis la propuesta es alimentar el espacio de las mujeres que aparece en la página web regional con información de las mujeres.

Dirigentas que Representarán a las Mujeres en las distintas Coordinaciones

María Ana Calle de El Salvador

Mara Ana

A partir de esta Asamblea pasa a ser la representante de las mujeres de la región ante la Comisión Coordinadora de la Vía Campesina internacional (CCI).

Para María Ana calle es un triunfo de las mujeres para las mujeres. Expresó que es un honor el que sus compañeras hayan depositado su confianza para ocupar este cargo, espera desempeñar un buen papel donde las mujeres de Centroamérica se sientan representadas

María Canil de Guatemala

Maria Canil

Esta compañera dice que será la vocera de las mujeres de la región ante La Vía Campesina Internacional, ella se encargará de dar a conocer las experiencias de las mujeres Centroamericanas a todas las mujeres del mundo

Doña María está clara que aunque no quedó de titular, es trabajo conjunto, en este caso tendrá coordinaciones con María Ana calle para trabajar a favor de las mujeres del campo.

Iris Fernández de Costa Rica

foto iris

De la Mesa Nacional Campesina. Ella es la suplente de la Coordinadora regional. Para Iris este es un compromiso con un proceso que viene de años en el que se busca la participación de las mujeres en los diferentes espacios. Expresó que se siente orgullosa de representar a Costa Rica en un proceso regional.

La lucha de las mujeres sigue, su apuesta por lograr un mundo diferente está viva y el sueño por crear una patria grande se ratifica con la muerte del Compañero Hugo Chávez.

¡Globalicemos la lucha, Globalicemos la esperanza!
Viva el Comandante Hugo Chávez

Posted in Uncategorized

Colombia: Congreso Nacional para la Paz

22 de abril de 2013

Declaración final del Congreso para la paz

       DeclaracionFin1

Considerando que la búsqueda de la paz con justicia social es un asunto que le concierne al conjunto de la sociedad colombiana, nos encontramos cerca de 20.000 personas en el Congreso para la Paz para mandatar en torno a una agenda, y el movimiento social, que requiere el país para encontrar una solución definitiva al conflicto social, político y armado que nos aqueja hace casi medio siglo.

Seguimos sosteniendo que la paz no consiste únicamente en el silenciamiento de los fusiles. A nuestro juicio, no podrá consolidarse una sociedad en paz sin los cambios necesarios que ataquen de manera decidida las raíces del conflicto y sin revertir las acciones del Estado que vulneran los derechos de los pueblos.

http://www.congresodelospueblos.org/index.php/comunicados/296-declaracion-final-del-congreso-para-la-paz

Las graves problemáticas que vive la mayoría del pueblo colombiano son factores que profundizan el conflicto, por esa razón avanzamos en delinear una agenda social de paz planteada en perspectiva de superar las condiciones de pobreza, desigualdad, marginalidad, impunidad y exclusión política que han caracterizado al régimen político imperante, a través de la lucha organizada. Esa agenda social de paz es expresión de los anhelos de las comunidades, pueblos y organizaciones sociales que buscan una sociedad con una paz genuina basada en la plena garantía de los derechos humanos y la construcción de un país más equitativo.

Consideramos que no podrá construirse la paz sin el concurso de los sectores sociales populares que hemos padecido la guerra. Insistimos en que la salida al conflicto armado no le compete solamente al gobierno nacional y las insurgencias, pues los sectores populares también tenemos mucho que aportar en la construcción de paz. Si el cese del conflicto armado requiere de consolidar una sociedad democrática, es necesario empezar por democratizar la búsqueda de la paz.

Saludamos la mesa de diálogo entre el gobierno y las FARC-EP, es un espacio importante en el avance hacia la paz, sabemos que ésta es restringida porque no hay partición desde el movimiento popular, la agenda es limitada y no están todas las insurgencias. El movimiento popular es un sujeto real y sus opiniones tienen que hacer parte de las salidas al conflicto y de un acuerdo nacional. La paz no es una prerrogativa exclusiva de los armados, debe ser un propósito nacional que vincule a diversos sectores de la sociedad colombiana. Hacemos un llamado para que se instituyan caminos similares con el ELN y EPL para que avancen en nuevos escenarios de diálogo.

Para nosotros y nosotras la paz tiene que ver con cambios estructurales, por ello nuestra agenda contiene un programa que persigue el fin del conflicto, la construcción de políticas que generen justicia social, la defensa de los territorios, las salidas a la crisis humanitaria, la democratización del régimen político, la lucha contra la impunidad y la plena garantía de los derechos humanos. En ese orden, nuestra apuesta de paz pasa por:

Un nuevo modelo económico que redistribuya los ingresos y la riqueza, cuyo principal objetivo no sea la acumulación de capital sino el bien-estar de la población. Un modelo que no agreda los territorios y los ecosistemas, sino que parta de su protección, el respeto a la naturaleza y la afirmación de la diversidad social, cultural y ambiental. En suma, una nueva concepción de la economía que desmonte el neoliberalismo, la dependencia, la privatización, la mercantilización, la financiarización, el despojo y el autoritarismo.

La reinvención de la política, plantear nuevas formas de gobernabilidad, así como nuevas maneras de defensa de lo público, para concebir un nuevo modelo de sociedad y de Estado. Por lo tanto, mandatamos construir política desde los territorios para construir un nuevo Estado y una nueva forma de gobernar.

Es necesaria una transformación estructural del modelo de justicia imperante en nuestro país, caracterizado por legitimar un conjunto de medidas que le apuntan a garantizar el orden social y político impuesto. Como rechazo a este modelo de justicia hegemónico, represor y elitista, los pueblos que mandatamos paz para la vida digna concebimos urgente la construcción de un nuevo modelo de justicia que tenga como objetivo central la garantía integral de los derechos de los pueblos, partiendo de los mecanismos comunitarios y populares que existen y han existido, y proyectándose hacia las grandes decisiones judiciales que se toman en el país, un nuevo modelo de justicia que fortalezca el tejido social de las comunidades y responda a las necesidades concretas del pueblo Colombiano, expresadas en la agenda legislativa de país que proponemos como alternativa de vida digna y justicia social, así si podemos hablar de paz.

Seguiremos luchando por salud y educación públicas, universales, gratuitas, sin discriminaciones de ningún tipo, a partir de un enfoque de derechos que reemplace la mercantilización de la vida. La ley 100 de 1993 y las propuestas de reforma a la educación son factores de guerra contra la sociedad, especialmente contra los sectores populares. ¡Trabajo digno y sin distinción de género, economía que parta de lo regional, socialización de la riqueza y de los medios que permiten la producción, economía propia y soberanía, una educación amplia, gratuita y de calidad. El reconocimiento de la diversidad de pueblos que habitamos este territorio que pasa por reconocer la autonomía y dar la posibilidad de existencia a pueblos que han sido condenados al exterminio!

Consideramos que para llegar al fin del conflicto es necesario solucionar el problema histórico de la tierra y el territorio. Es inaplazable la formulación de figura jurídica y política que garantice el territorio y la territorialidad para el campesinado como base para una genuina política de reforma agraria integral. Es crucial una reforma tributaria que grave con impuestos altos a los grandes propietarios de la tierra. Consideramos que las Zonas de Reserva Campesina son una ganancia del movimiento campesino colombiano, consideramos fundamental defenderlas como instrumento de la lucha de las comunidades rurales. También creemos que es necesario generar otras figuras que solucionen los problemas del campo abarcando todo el territorio nacional y atacando la gran propiedad terrateniente para buscar una genuina redistribución de la tierra y la pervivencia en el territorio. Por lo anterior, no compartimos la sustracción de Zonas de Reserva Forestal para instaurar Zonas de Reserva Campesina. Es necesario seguir buscando el reconocimiento, ampliación y saneamiento de resguardos indígenas y territorios colectivos afro.

Seguiremos luchando por la suspensión de las concesiones de territorios a empresas transnacionales. Seguiremos expulsando a esas compañías de nuestras regiones. Buscaremos derogar las normas que legalizan el despojo y que amenazan la vida y la permanencia en los territorios. La minería a cielo abierto debe ser erradicada en su totalidad. Nos oponemos a toda forma de extranjerización de la tierra y cesión de baldíos de la nación a grandes inversionistas. Rechazamos la posible aprobación del derecho de superficie, el vuelo forestal y demás formas de privatización soterrada de la tierra y el territorio. Es necesario reformar el régimen de licencias ambientales con el fin de generar mecanismos jurídicos efectivos que protejan los ecosistemas. Las comunidades delimitaremos Zonas de Biodiversidad para proteger los territorios.

Proponemos una ley marco de hidrocarburos que reivindique elementos de soberanía nacional y redistribución de la renta petrolea y gasífera. Buscaremos que Ecopetrol vuelva a ser una empresa completamente pública y buscaremos instituir una empresa nacional minera pública. De igual manera defendemos el carácter público de los demás bienes comunes de carácter estratégico para la nación. Es necesario generar una política de pago de la deuda ambiental generada por la extracción de recursos.

Buscamos una cultura de la vida que propague una nueva ética de sobrevivencia y de convivencia, y que libere la re-creación de la sociedad. En ese gran propósito, será necesario consolidar un movimiento cultural que involucre el conjunto de acciones que promuevan la cultura de la vida, desde la educación, las comunicaciones, el arte, el deporte y la recreación.

Asumimos el comprimiso de establecer y fortalecer los lazos con los pueblos hermanos de nuestra américa y especialmente con movimiento sociales y populares que encaminan sus luchas por la autodeterminación, la soberanía y la construcción de la patria grande. Hablamos de CLOC-via campesina, Frente Darío Santillán, Coordinadora de Movimientos Populares de América (COMPA), Movimiento de los Sin Tierra y otros. Buscaremos interlocusión ante UNASUR, MERCOSUR, CELAC Y ALBA en camino de lograr acompañamiento efectivo para el proceso de paz en Colombia y para presentar nuestra agenda de país para la vida digna.

Finalmente, como Congreso para la paz planteamos que vivimos hoy una crisis humanitaria en nuestros territorios, como consecuencia de las lógicas extractivitas, represivas y excluyentes que el actual régimen ha establecido durante décadas, y que se agudiza por la existencia del conflicto armado. Esta crisis se manifiesta, entre otras, en la militarización de los territorios indígenas, campesinos, afro decendientes, y urbanos; en la sistemática violación a los derechos humanos y las infracciones al DIH; en la precariedad de la población carcelaria y en especial de los y las detenidas políticas que por su estado de sujeción se ven excluidos de todos sus derechos; en la criminalización de los sectores rurales; en la sistemática violencia sexual ejercida contra las mujeres y niñas, hombres y niños que genera no solo afecciones individuales sino afecciones colectivas que generan rupturas del tejido social y familiar.

En consecuencia, la construcción de esta agenda social el Congreso para la paz ratifica y propone como escenarios para la acción política:

1. Configurar espacios regionales y locales de diálogo (insurgencia, Gobierno, comunidades) para solucionar la crisis.
2. Promover y establecer una comisión de la verdad para esclarecer los crímenes, los beneficiarios y los autores intelectuales de la crisis humanitaria al tiempo que avanzamos en la exigencia de la libertad inmediata para lxs luchadores detenidxs (presas y presos políticos) arbitrariamente y le exigimos tanto al Estado como a las insurgencias el cese bilateral al fuego.

3. La Ruta Social Común para la Paz, en la que seguiremos participando de manera más activa y aunaremos esfuerzos para vincular otras organizaciones sociales y políticas que le apuestan hoy a la Paz. Es necesario que la tomemos como propia y definamos más claramente la participación de todas las regiones en ella. Además de ello debemos jalonar desde allí la construcción de una agenda de paz conjunta para el país, que contemple iniciativas como las constituyentes por la paz.

4. La construcción de un espacio multilateral de dialogo, donde juegue nuestra visión de paz, permita la participación directa y decisoria de sectores populares, sociales y democráticos. Lo nuevo de este escenario es que participaran los excluidos, los sin voz.

5. La construcción del movimiento social por la paz persiguiendo una gran confluencia democrática y popular por la paz y los cambios. En este propósito no partimos de cero, ya tenemos unos acumulados en cuanto a movilización y encuentro con otros, requerimos que se escuchen muchas más voces. Debemos retomar las experiencias que diversas comunidades han venido construyendo en la conformación de territorios de paz. Estos serían escenarios idóneos para desarrollar propuestas de diálogos regionales.

Dicho movimiento debe reunir a los diversos sectores sociales y políticos que coincidan en la necesidad de impulsar la movilización por una agenda social de paz y la pertinencia de la participación de los sectores populares en los procesos de paz. La unidad debe entenderse como principio permanente de ampliación de la agenda política del movimiento social por la paz y como la acción conjunta de diversas expresiones políticas y sociales. Este debe ser ante todo un agente de impulso de una agenda política por la superación del conflicto social y armado y por la erradicación de las condiciones que lo hacen posible. Por esa razón el movimiento por la paz cristaliza sus propósitos en la acción política y la movilización por una sociedad con justicia social y vida digna.

CONGRESO PARA LA PAZ
PUEBLOS CONSTRUYENDO PAZ PARA LA VIDA DIGNA

Posted in Uncategorized

Colombia: Congreso Nacional para la Paz

20 de abril de 3013          

          DSC05306

Ni la lluvia ni el frio detienen los anhelos de paz

Ni la lluvia ni el frio fueron un impedimento para que más 6000 mujeres y hombres campesinos, indígenas y afrodescendientes del CNA provenientes del Choco, Nariño, Cauca, Valle del cauca, Huila, Tolima, Cundinamarca, Bogotá, Boyacá, Casanare, Arauca, Catatumbo, Sur de Bolívar, Antioquia, Santander, Norte de Santander, Bajo Cauca, el día 19 de abril se integraran con entusiasmo a participar en el Congreso Nacional para la Paz, que se realiza en la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá; donde más de 16.000 personas venidas desde las veredas, los ríos, pueblos y ciudades quienes desde sus vivencias y experiencias hemos construido la apuesta de paz más que el silenciamiento de los fusiles que es necesario, la solución a los problemas sociales y la consecución de la vida con dignidad.

En la instalación el coordinador general del CNA Alberto Castilla manifestó ante el auditorio y al país:

“Desde hace años nos hemos convocado en el congreso de los pueblos a partir de las siguientes visiones, nuestras visiones; La larga y profunda crisis mundial que vivimos demuestra por si sola la inviabilidad del capitalismo como modelo de vida. Un nuevo pensamiento y un nuevo ordenamiento que restablezca el equilibro social natural del planeta son necesarios, urgentes y posibles. Los poderes hegemónicos que se han asentado históricamente en Colombia se niegan sistemática y violentamente a atender la necesidad de replantear el orden impuesto, no podemos seguir esperando que gobiernos de empresas y terratenientes nos garanticen vivir con dignidad.

Vamos a hacer el país con nuestras propias ideas, con nuestras propias manos, por eso hablamos de legislación popular y la construcción de mandatos, el sentido de nuestra acción en este momento histórico apunta a la construcción de una nueva forma de vida para una nueva sociedad, pasando de la resistencia de los derechos a su materialización.

Desde las vivencias ancestrales y desde nuestras propias luchas de resistencia del pueblo, recuperamos el paradigma de lo comunitario como visión, acción de un nuevo proyecto social, el buen vivir, donde la dignidad humana y los derechos de la naturaleza imperan en todos los ámbitos de nuestros tejidos sociales, sin discriminaciones, sin autoritarismos y sin la instrumentalización de todas las relaciones vitales, la vida no se desecha, no se mercantiliza ni se negocia, es imprescindible que avancemos hacía un país con vida digna, fortaleciendo nuestras concepciones prácticas comunitarias.

El desarrollo y el consumismo expirante imperial han quebrantado en diferentes tiempos y de diferentes maneras, nuestra integración como pueblos y como nación; Se trata ahora de recuperar el sentido de comunidad y territorialidad sustentados en la diversidad cultural pero también en la necesidad de la autodeterminación de nuestro presente y futuro, donde por fin se recreen todas nuestras mitologías.

Nuestras maneras de sentir y de ver el mundo, han tratado de imponernos la idea de una sola manera de vivir, de un solo dios, de un lenguaje, de una cultura, de un género, de un solo estado; en contraposición de nuestras realidades históricas, mediante el estado neo cultural y dependiente han querido someternos a la dominación, la dependencia, la marginalidad y la humillación.

Sin embargo la resistencia y la construcción han frustrado sus intenciones una y otra vez; Hoy necesitamos un modelo político que refleje la diversidad de territorios y cultura que somos, una nación plural donde los derechos y la justicia sean ejercidos de manera colectiva y donde la naturaleza sea un sujeto de derechos y no una mercancía.”

El día hoy, los rostros de mujeres, niños, niñas, ancianos, indígenas, afrodescendientes, campesinos, agromineros, estudiantes, obreros, ambientalistas, sindicalistas, profesores, desempleados, mototaxistas, luchadores sociales, intelectuales, académicos, comunicadores, pobladores urbanos, movimientos políticos en una sola vos hicimos rugir el auditorio León de Greiff en una sola consigna “PAZ CON JUSTICIA SOCIAL”.

Posted in Uncategorized

Chile: 17 de abril

17 de abrill de 2013

Día Internacional de la Lucha Campesina

Taller: CLOC- VC CHILE Construyendo Propuesta política para la Soberanía Alimentaria y la agricultura campesina. Lugar: ICAL Ricardo Cummings 350 Santiago

“Por los caminos de América, hay tanto dolor y llanto
Nubes, misterio y encanto que envuelven nuestro caminar.
Hay cruces en los caminos, piedras manchadas de sangre
Apuntando como flechas dónde está la libertad”.

Retomamos el reto de este debate colectivo el 17 de abril. Cuando en el mundo conmemoramos el “Día Internacional de la Lucha Campesina”.

En la declaración de nuestro 1º Congreso CLOC-VC Chile establecíamos “Sabemos que nuestros triunfos dependen de los niveles de organización y conciencia que podamos construir. Nuestro compromiso es de construir un nuevo proyecto de país y desarrollar procesos amplios de estudio, reflexión, formación política, unidad y luchas comunes”.

Reiniciamos esta gran tarea hoy, haciendo un acopio de los principales elementos políticos abordado en nuestra instancia unitaria nacional, Continental y Mundial, situando en el centro nuestro homenaje a la memoria de las campesinas y los campesinos que han ofrendado su vida por un mundo mejor, por la Reforma Agraria, por la tierra, los territorios y la Soberanía Alimentaria, en la defensa y cuidado de la naturaleza, de las semillas y del agua.

¡POR LOS QUE DIERON SU VIDA POR LA VIDA!.
¡GLOBALICEMOS LA LUCHA! ¡GLOBALICEMOS LA ESPERANZA!

Venezuela: respaldo a Maduro

17 de abril de 2013

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, CLOC Vía Campesina, respalda al proceso democrático Venezolano, a través del cual a sido elegido Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

El sistema electoral Venezolano, es uno de los sistemas de mayor seguridad y transparencia del mundo, así lo han constatado veedores internacionales de diversos países y sectores políticos e instituciones internacionales

Las organizaciones de la CLOC VC, presentes en 23 países de América Latina y el Caribe, reconocemos y saludamos el triunfo de Nicolás Maduro en las ultimas elecciones, quien por voluntad popular es el nuevo Presidente de Venezuela

La revolución bolivariana es esperanza para los pueblos de la región, y el triunfo de Maduro consolida y ratifica el proceso de integración y unidad de nuestras naciones rumbo a la construcción de la patria grande y socialista

Rechazamos terminantemente las intromisiones del imperialismo norteamericano, que de manera oportunista e hipócrita intenta desprestigiar la democracia bajo el falso eje de la diferencia de votos entre ambos candidatos, sin embargo a lo largo de la historia de las elecciones en EEUU en muchos casos han sido electos presidentes por menores diferencias entre los candidatos, además de la escasa participación del pueblo en la mayoría de ellas y nunca han puesta en duda a los mismos.

Una vez mas en función de los intereses imperiales y coloniales, su ambición de petroleo y de dominación de los pueblos Americanos, el gobierno de EEUU con una enorme hipocresía pide recuento de votos. Ese mismo EEUU que impulsó invasiones y dictaduras en nuestros países cada vez que sintió amenazada su hegemonía.

La derecha Venezolana esta demostrando una vez mas que no respeta ni cree en la democracia. Capriles, alineado con la CIA, lidera un intento de desestabilización violento, que lamentablemente ya cobro nuevas vidas. Exigimos el respeto a la democracia y la constitución Bolivariana y juicio y castigo a los responsables de la violencia y los sabotajes.

Por decisión del pueblo Venezolano Maduro es el presidente durante los próximos 6 años, y los pueblos Latinoamericanos ratificamos y acompañamos esta decisión, y advertimos que no permitiremos la injerencia. Venezuela somos todos y todas

Chavez Vive! La lucha sigue!
Maduro Presidente! Por el poder popular!
América Latina Unida camina hacia la Patria Grande y socialista

Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo

Vía Campesina

Posted in Uncategorized

Guatemala: 35 años del CUC

16 de abril de 2013

35 años de lucha combativa

“Cabeza clara, corazón solidario y puño combativo de las y los trabajadores del campo”, es la consigna que identifica al Comité de Unidad Campesina -CUC-, que este 15 de abril cumple tres décadas y media de ser parte de la historia guatemalteca.

El nacimiento del CUC es impulsado por hombre y mujeres que estaban cansados de vivir las injusticias del sistema; nace ante la falta de tierra para trabajar; los abusos de patronos y terratenientes; asesinatos, secuestros y persecución de los campesinos y campesinas que protestaban; el reclutamiento forzado; el alto costo de la vida y los bajos salarios entre otras injusticias que las familias campesinas vivían en ese entonces.

Durante los 35 años de existir la organización ha sido parte de las luchas para demandar una mejor vida para campesinos y campesinas, el puño combativo de las y los trabajadores del campo a estado presente para exigir el respeto a los derechos de hombres y mujeres trabajadoras, es necesario recordar la huelga más grande de la historia de Guatemala impulsada por el CUC, la huelga de la zafra donde 80,000 campesinos y trabajadores agrícolas tomaron y paralizaron durante una semana los principales ingenios azucareros de la Costa Sur. Con ésta acción se logró un aumento salarial de Q1.12 a Q3.20, una victoria significante para el movimiento campesino.

Asimismo el -CUC- ha sido testigo de grandes violaciones y asesinatos de campesinos y campesinas tal es el caso de los más de 100 campesinos muertos en la masacra de Panzós quienes protestaban frente a la municipalidad por el despojo de sus tierras, en esa manifestación pacífica que realizaban el ejército les disparo.

Emeterio Toj fundador del -CUC- señala que al hablar de la organización no puede dejarse de mencionar las violaciones que vivían los pueblos, ante dicha represión y persecución despojo y criminalización de la lucha organizada, muchas expresiones convergieron y poco apoco germinó la idea de una expresión campesina con nueva visión y pensamiento y de allí la consigna “Cabeza Clara, corazón solidario y puño combativo de las y los trabajadores del campo”, que ha sido la identificación del CUC a lo largo de los años, concluyó Toj

Las mujeres participaron al mismo nivel que los hombres en el -CUC- señaló Anaite Galeotti colaboradora de los primeros años, quien agregó que el Comité de Unidad Campesina se caracterizó por ser una organización campesina donde todas y todos los miembros de las familias participaban; allí radicó su esfuerzo y poco a poco surge una dirigencia joven de mujeres, con participación decidida, que aportó al cambio y masificación de las organización que se amplió a distintas regiones.

Víctor Ferrigño colaborador de la organización desde sus inicios, mencionó que el -CUC- es una expresión de toda la lucha histórica su antecedente inmediato es la lucha cívica de la población cansada de dictaduras militares, el tema de la tierra fue fundamental en la lucha y resistencia frente a un modelo explotador, entre los sectores que convergieron están las ligas campesinas, indígenas, estudiantes sindicatos religiosos y eso da pie a que se inicie a discutir sobre la necesidad de construir un instrumento de lucha del sector campesino.

Entre las luchas emprendidas por el -CUC- se puede mencionar: las grandes huelgas en la Costa Sur en los años 1987, 1988, 1989, y en 1990 donde la huelga alcanzó una participación de 60,000 campesinos.

En 1991 se realizaron fuertes luchas por la tierra y ocupaciones de fincas en la Costa Sur, y luego en el Nororiente. Asimismo, se intensificó la lucha por terminar con las Patrullas de Autodefensa Civil -PAC- y con el reclutamiento forzado. Los campesinos de Zacualpa, el Quiché, fueron ejemplares en esta lucha, enfrentándose a las autoridades, a los comisionados militares de las PAC y al ejército, hasta lograr terminar con las Patrullas

Su rechazo a la aprobación de la Ley General de Concesiones, su lucha contra el TLC donde se realizaron grandes movilizaciones en varios puntos del país, entre ellos Colotenango, Huehuetenango, cuya lucha fue criminalizada por la policía y el ejército asesinando al dirigente del Comité de Unidad Campesina CUC, Juan López Velásquez, y dejando heridas a otras doce personas. En otras protestas contra la minería asesinaron a otro miembro del CUC Raúl Castro Bocel en Los Encuentros, Sololá cuando cientos de campesinos se oponían a que se movilizara un cilindro para la mina de Sipakapa.

La lucha de hombres y mujeres en las seis regiones del país, donde en la actualidad tiene presencia el -CUC-, ha sido incansable por exigir una mejor vida para hombres y mujeres; por ello ha demandado la aprobación de leyes encaminadas a beneficiar a la mayoría de población como la Ley de Desarrollo Rural Integral, asimismo ha impulsado y fortalecido su lucha por la defensa de la madre tierra, por el acceso a tierra, por un desarrollo comunitario y productivo, por el respeto a los derechos individuales y colectivos, por una participación y toma de decisión activa de las mujeres y por continuar con la cabeza clara para exigir el cumplimiento a los derechos laborales.

“No se debe olvidar la historia, el sistema trata de desmemorizar y nosotros descolonizarnos para que recordemos nuestros orígenes” señaló Emeterio Toj fundador del -CUC- quien añade que es fundamental la transformación del país, porque los pueblos siguen clamando por justicia ya que en la actualidad el capitalismo se sigue robando las montañas, los ríos, la riqueza de los pueblos que es el patrimonio de “nuestros hijos hijas nietos y nietas” concluyó.

Rocizela Pérez Gómez
Tel: 00 (502) 57855073
skype: Rocizelaguate

CLOC Vía Campesina en Guatemala
Minga Informativa Centroamérica

Web: www.clocviacampesina.org
facebook Laviacampesinaguate
ViaCampesinaCA
Twitter: ViaCampesinaCA

Posted in Uncategorized

Centroamérica: Reforma Agraria y agua

16 de abril de 2013

Lo que provoca el acaparamiento de tierras

El acaparamiento ha traído como consecuencia el desalojo y desplazamiento de poblaciones locales campesinas, la violación de derechos humanos y de la mujer, el aumento de la pobreza, la fractura social y la contaminación ambiental.

Un ejemplo muy claro de la violación al derecho a la vida es lo acontecido en Honduras, donde en los últimos dos años se ha desatado un conflicto de tierras entre agricultores y terratenientes en la zona del Bajo Aguán, en el departamento de Colón, ha cobrado la vida de 55 personas, en su mayoría campesinos, según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Conadeh).

En el Golfo de Fonseca, frontera entre Nicaragua, Honduras y El Salvador, el ‘Club de Coyolito,’ un grupo de 50 de las familias más ricas y poderosas de Honduras, en conflicto con la comunidad de Zacate Grande, jurisdicción de Amapala, Valle, a partir de 1999, donde en diciembre de 2003 inicia desalojos por parte de la familia de Miguel Facusse y Fredy Nassar contra una familia humilde de campesinos, quienes habían negado vender su casa en una playa paradisiaca. Han seguido ya casi nueve años de presión violenta en contra de los residentes históricos de 10 comunidades de la isla, por parte del Club de Coyolito.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas en Guatemala casi el 80 por ciento de las tierras que son productivas, está en manos del cinco por ciento del total de los habitantes que son 14 millones. Mientras que el total de la población viven en pobreza.

En el estudio “El mercado de Los agrocombustibles: Destino de la producción de caña de azúcar y palma africana de Guatemala” realizado por Actionaid en el 2011, a Guatemala se le considera uno de los principales países productores de palma africana con un promedio de 7 toneladas de aceite por hectárea siendo el promedio mundial entre 3 y 4 toneladas por hectárea.

En El Salvador durante 20 años de gobiernos de ARENA que representa la derecha más recalcitrante y que obligó a este tipo de acciones, provocó que el movimiento campesino salvadoreño hiciera una fuerte campaña de ocupaciones de tierras y una férrea resistencia, la que culminó con que centenares de familias ocuparan propiedades que cumplían con los requisitos legales y que se iniciara un proceso de gestión de la legalidad jurídica de esas propiedades.

No cabe duda que, la resistencia está surgiendo en todas partes. En todo el mundo las comunidades rurales que han sido afectadas por la misma ola de privatización y destrucción de la vida están resistiendo contra las corporaciones transnacionales que han puesto la ley en beneficio de las necesidades y derechos de las personas.

El acaparamiento de tierra, combinado con el impacto del cambio climático, es uno de los mayores riesgos que enfrenta el mundo durante los próximos veinte años. Sin un giro sustancial en el futuro cercano, la reducción en las extensiones y la competencia por acceso a tierras cultivables puede provocar que cientos de millones de los habitantes del mundo enfrenten hambruna crónica

Posted in Uncategorized