Brasil: Asesinato de Líder Quilombola en Pará

20 de agosto de 2013

Un líder de las comunidades quilombolas fue apuñalado hasta la muerte el pasado lunes (19) en el barrio de Cabanagem en Belén . La víctima se encontraba en la capital para asistir al Encuentro estatal de Quilombolas.

Teodoro Lalor de Lima reivindicaba los derechos de dichas comunidades. Era el presidente de la Asociación de los Remanentes del Quilombo Gurupá en la ciudad de Cachoeira do Arari en Marajó.

Lalor fue apuñalado por un hombre cerca de la casa de un familiar. De acuerdo con los movimientos sociales que participaron en la reunión, Teodoro Lalor recibió amenazas por denunciar por la expropiación de áreas quilombolas.

“Esperamos que el Estado brasileño tome una posición clara al respecto. Porque no podemos dejar que este hombre que perdió la vida, se convierta en estadísticas. Es un compañero más que en la lucha en el campo fue asesinado y sabemos de varias omisiones por parte del Estado por lo que viene ocurriendo “, dice Denildo Moraes, coordinador nacional del Quilombo.

Durante la inauguración del Encuentro Estatal de los Quilombolas se hizo un minuto de silencio, seguido de aplausos, en honor a Teodoro. Los movimientos sociales exigen rigurosa investigación del crimen.
Amenaza

Según una nota enviada por el Colegiado de Desarrollo Territorial de Madajó (Codetem), Diócesis de Ponta de Pedras e Instituto Peabiru, el día 13, durante una audiencia pública organizada por el Ministerio Público Federal y el Ministerio Público Estatal, en Cachoeira do Arari, Teodoro Lima había denunciado la persecución de hacendados de la región a la comunidad quilombola y dijo que fue encarcelado durante dos meses sin cargos, a petición de los hacendados que se sienten perjudicados por la demarcación de las tierras de los quilombolas.

El dirigente también cuestionó los perjuicios sufridos por las familias quilombolas debido a la expansión de la plantación de arroz en la región. Según Codetem, en esta audiencia el INCRA entregó a las comunidades el Informe Técnico de Identificación y Delimitación (RTID), un paso fundamental para el reconocimiento del territorio quilombola.

En Marajó, hay más de 40 comunidades y dos sólo tienen el RTID. La comunidad de Cachoeira do Arari se siente amenazada por la expansión del monocultivo de arroz y la expansión de la agronegocio.

El crimen será investigado por la División de Homicidios de la Policía Civil. El cuerpo fue cedido por el Instituto de Medicina Forense, para ser enterrado en Marajó.

Posted in Uncategorized