Brasil: El MPA reúne Guardianes de Semilla del estado de Santa Catarina

7 de mayo de 2015

Foto_-_MPA_comp.jpgEn el último viernes, 30 de abril 2015, el Movimiento de Pequeños Agricultores, MPA, realizó el Encuentro de los Guardianes de Semilla Criollas en el municipio de São Miguel do Oeste, extremo-oeste del estado de Santa Catarina. El evento reunió más de 30 guardianes, hombres y mujeres, que en la oportunidad trajeron muestras de las semillas que están manteniendo, o mejor dicho, optaran por guardar para las futuras generaciones, las muestras suman más de 55 variedades, de las especies de Maíz, Frijol, Trigo, Arroz y Cotufa, además de especies de abonos verdes, hortalizas y fructíferas.

El evento que reunió campesinos de todo el estado, tuvo también la presencia de profesores de la Universidad Federal de Santa Catarina – UFSC, Rubens Nodari e Paulo Lovato, sin embargo, quienes protagonizaron el evento fueron los campesinos. Para empezar, se hizo una presentación, pues grande parte de los guardianes aun no se conocían. Cada quien, además de presentarse, expuso las semillas que están cuidando, además de sus características sin dejar de decir el porqué se tornaran guardianes de semillas criollas.

Al presentarse el campesino del municipio de Anchieta, Tercelino Goffi, hizo cuestión de resaltar – “siempre me gustó preservar las semillas criollas” – afirma con sabiduría de campesino del MPA. De la misma forma Adolfo Seger, campesino del municipio de Princesa, el cual afirmó: “nosotros queremos vivir en el campo, nosotros no queremos salir del campo”, revelando el deseo de muchos campesinos presentes. Seguidos por el profesor Rubens Nodari, que actualmente coordina el Programa de Postgrado en Recursos Genéticos Vegetales de la UFSC, “hablo para todos mis alumnos, que nosotros tenemos un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, como si fuera solamente los institutos de investigación o las universidades los que pueden hacer innovación, les digo que quienes más hacen innovaciones son los agricultores, y muchas veces ellos no creen, porque la mayor innovación de la humanidad fue hecha por los agricultores, que es la domesticación de las especies, el dominio y mejoramiento genético”, explica el profesor.

Aun en la mañana se realizó una línea del tiempo, en la cual se marcaron los hechos históricos y las experiencias de producción y conservación de las semillas criollas. Con esta metodología fue posible identificar cual el periodo de mayor diversidad y cuando se dio mayor valor a estas semillas. Con eso, se identificó que la variedad más antigua se mantiene desde el año de 1915, la cual es una variedad de tomate, identificada como Tomate Rosado, semilla esta que está en posesión de Dueña Salete en su semillero. Otro hecho interesante que la línea del tiempo dos reveló, es que las décadas de 70 y 80, había muy bajo interés e incentivo hacia las semillas criollas, indicador ese que está relacionado al éxodo rural y la llegada de la llamada revolución verde.

A la vez que el rescate de y la multiplicación de las especies criollas vuelve a darse a partir de 1995 y 2000, momento en que varias organizaciones sociales del campo pasan a realizar actividades de rescate, conservación y multiplicación de las semillas criollas junto a los agricultores, como es el caso del MPA.

El dirigente del MPA, Gilberto Schneider afirma que una de las motivaciones de el estar en el MPA fue por el trabajo con las semillas, su familia aun conserva algunas variedades e principalmente su Soberanía Alimentar. Gilberto destaca que “con el surgimiento del MPA en el estado, el trabajo con las semillas criollas fue intensificado, hasta llegar en el punto de tener hoy la Unidad de Beneficiamiento de Semillas del MPA en São Miguel do Oeste”.

Destaca también que “hoy los agricultores siguen cuidando de las variedades, incluso las cultivadas antes del surgimiento del MPA”.

El dirigente del MPA cita aun que “nuestra experiencia es reconocida nacionalmente e internacionalmente, donde realizamos varios procesos de cooperación internacional, como es el caso de Venezuela, Moçambique (África), Paraguay y Argentina”, destaca él. La opción por el rescate, conservación y multiplicación de semillas criollas, buscando la Soberanía Alimentar y Genética de los campesinos, conllevó al MPA tener la responsabilidad ante La Via Campesina Internacional de coordinar el colectivo de Agroecologia, Semillas y Biodiversidad. Recuerda también que “durante el Foro Social Mundial en 2003 se dio inicio a la campañaSemillas: Patrimonio de los Pueblos al Servicio de la Humanidad” asumida por La Via Campesina”, agrega el dirigente del MPA.

La construcción de la Soberanía Alimentaria y Genética de los campesinos pasa por las semillas, por tal razón es que ellas volvieron blanco de disputas por el agronegócio. Como recuerda el campesino y militante del MPA, Gilmar Campana, “muy pronto, esas semillas criollas van a tener su debido valor reconocido, una vez que la Agricultura Campesina nunca será extinta por más que la agricultura de larga escala y el monocultivo están creciendo, pero nunca habrá esta diversidad de producción que nosotros hicimos”, agrega el campesino.

Para la campesina de Romelandia, Fátima Maia Bikel, la importancia de las semillas criollas están en su potencial nutricional, “yo paso para mis hijos, mis padres no guardaron eso, pero a mí me gusta eso, me gusta de ese trabajo, es maravilloso y me gusta pasar a las personas, hablar para ellas y mostrar que nosotros podemos criar y producir desde gallina hasta la última semilla que va a la olla”, comenta la campesina, que agrega: “me quedé muy contenta con ese encuentro, pues la gente guarda esa semillas a bastante años, entonces es muy gratificante para mí”, complementa Fátima.

La familia de Dueña Fátima ha cultivado la variedad del Maíz Maia a 80 años, como explica la campesina, “esa semilla viene de la familia de mi esposo, que la trajeron del estado de Rio Grande do Sul, y cuando ellos partieron nosotros seguimos produciendo y vamos seguir cultivando”, agrega la campesina que cultiva el maíz como herencia de la familia.

En la evaluación de las actividades del día, se destacó la importancia que los guardianes tienen, el intercambio de experiencias, las nuevas acciones que el grupo va a dedicarse y, la constante construcción del rescate, conservación y multiplicación de las semillas criollas en la construcción de la Soberanía Alimentar y Genética de los Campesinos. Bien como, con el objetivo de fortalecer el trabajo desarrollado por los guardianes de semillas criollas, el MPA con intermedio de la Cooperativa Oestebio lanzó el desafío a los guardianes de multiplicar sus semillas para distribuir a las 1400 familias que están siendo beneficiadas por el Proyecto ATER Agroecologia (Proyecto de Asistencia Técnica y Extensión Rural en Agroecologia). Estas semillas serán adquiridas por la cooperativa del MPA y entregadas de forma gratuita a las familias campesinas como contrapartida en el proyecto ATER. También se hace necesario destacar que la Cooperativa Oestebio mantiene un vínculo con la UFSC para el fortalecimiento de las condiciones de producción y oferta de semillas de Maíz para la producción orgánica y agroecológica del sur de Brasil.

Desafíos que la línea del tiempo, construida por los participantes aun nos deja en evidencia, es que el campesinado se ha mantenido como clase, a pesar de los cambios que el campo ha pasado, como afirma Gilberto,”nosotros no podemos conservar las semillas solo porque ellas son bonitas, sino, porque ellas son una estrategia para la construcción de un nuevo modelo de agricultura”, finaliza el dirigente del MPA.

Posted in Uncategorized