Brasil:”No hay coyuntura que justifique al portavoz del latifundio en la Agricultura”

26 de noviembre de 2014

valmirlucha.jpgUn Gobierno, electo por las fuerzas populares, por quienes creen en cambios, no puede caer antes de comenzar.

por Valmir Assunção*

Me hago coro de las diversas manifestaciones de movimientos sociales, intelectuales, militantes partidarios que repudian vehementemente la presencia de la presidenta de la CNA, Kátia Abreu y Joaquim Levy, en el ejecutivo.

Tuvimos una campaña exitosa, pero bastante difícil.

Los proyectos de Brasil fueron confrontados y el discurso vencedor fue justamente el que coloca a nuestro país en el camino de las transformaciones estructurales, del cuestionamiento del monopolio de los medios de comunicación, de la reivindicación de una reforma política que garantice la participación popular, de ejecutar una reforma tributaria que sea justa, siendo prioritario el salario y la renta.

En el campo, la victoria de los que creen que podemos superar el trabajo esclavo, democratizar la tierra, producir alimentos sanos, sin agrotóxicos que contaminan nuestra tierra y nuestro cuerpo.

Avanzar en la demarcación del territorio indígena y quilombola, o sea, garantizar los derechos ya adquiridos y conquistar aún más.

Si estas indicaciones se confirmaran, el Gobierno estaría arrojando un balde de agua fría sobre la propia base que lo eligió.

Desde el punto de vista de los trabajadores del campo, es una señal de alianza no sólo con quienes hicieron su historia oponiéndose a las políticas que históricamente construimos, sino también con denuncias de uso de trabajo esclavo, desalojo irregular de pequeños agricultores, toda suerte de acciones, propias de quienes sustentan el ruralismo en Brasil.

La posible ministra, que no posee el apoyo total ni de su propio partido, es el símbolo del combate a la reforma agraria, del ataque al territorio indígena y quilombola, a la legislación que preserva el medio ambiente – o vamos a olvidar los embates aquí vividos durante la aprobación del Código Forestal ?

En esta cuestión, cito aún las indicaciones para el Ministerio de Desarrollo Agrario — y también el INCRA — carpeta esta que necesita de atención y reformulación.

Ahora, pasamos cuatro años de Gobierno de Dilma con serias dificultades de diálogo en lo que afecta al proceso de la reforma agraria.

Permanecer con más de lo mismo es repetir el resultado conocido por todos y todas: paralización casi completa en la desapropiación de áreas para la reforma agraria, el no atendimiento de las demandas de los asentamientos.

De los 100 decretos anunciados por la Presidenta el año pasado, no hubo casi que ninguna concretización, lo que coloca a nuestro Gobierno en un vergonzoso nivel, perdiendo incluso con el Gobierno de Sarney.

Es necesario reconocer los avances en las políticas de habitación rural, en las políticas de compra de alimentos, tales como el PAA y el PNAE, pero todavía encontramos barreras que burocratizan y encierran el acceso a las políticas.

Necesitamos de nombres que garanticen no sólo estas, sino nuevas políticas de obtención de tierras, crédito específico para las familias asentadas (pues el Pronaf no es universal ni atiende a todas las necesidades) y también respeto a sus servidores, los trabajadores del Incra y MDA, que sobreviven a este período bajo una fuerte presión debido a la falta de concursos públicos y salarios mejores

Desde el punto de vista de las políticas económicas, el nombre de Levy representa la ortodoxia, el ajuste fiscal con el que estuvimos en contra en la campaña electoral.

La representación de las bancas no es sintonizada con lo que más nos urge: las políticas sociales que llevaran a los brasileros y brasileras a otro nivel de ciudadanía, con acceso a salud y educación, con renta y salario digno.

Ahora, vencimos a la oposición, a las políticas de derecha, pero no tiene sentido este espacio que no toma el programa defendido en la campaña, arduamente levantado por quien no defiende el alquiler y el latifundio, como bien acentúan algunas cartas y adhesiones que están circulando en las redes sociales y otros medios de comunicación.

Este Gobierno fue electo sobre la base da cambio.

El mensaje fue ese!

Cambio en las políticas del campo, de manera de cambiar el curso del desarrollo para la agricultura, de manera de que prioricemos el fin del uso dos agrotóxicos y la plena democratización de la tierra, pues ya está comprobado que es este mecanismo el que garantiza alimentos, garantiza empleo en el campo, que garantiza renta a la gran mayoría de los que viven en el medio rural.

Cambio en las políticas económicas de forma de conquistar más derechos, de forma de hacer que este país crezca priorizando el bienestar de su población. Empleo y salario deben ser nuestra meta.

*Valmir Assunção es Diputado Federal por el PT y militante del MST-BA.

Posted in Uncategorized