Carta de Apoyo y Solidaridad de la FENOCIN con la Federación Shuar del Ecuador en contra la Criminalización de las luchas sociales

Luis_AndrangoA lo largo de la historia los pueblos se levantan y resisten para transformar todo aquello que los oprime, domina y somete en esa lucha incesante contra el sistema dominante. Es lamentable, pero hoy con mucha más fuerza, el imperialismo usando incluso a gobiernos progresistas adopta por nuevas y diversas formas para seguir reproduciéndose cínicamente, fortaleciendo así, su modo de dominación y explotación. De esta manera, es contradictorio que gobiernos progresistas que se plantearon transformaciones estructurales retomen justamente una matriz de desarrollo que reproduce el papel de nuestros países como exportadores de materias primas, subordinación al mercado mundial y empobrecimiento de campesinos, campesinas e indígenas mediante un modelo de acumulación que favorece la expansión del capital trasnacional, asociado al agro negocio. En este contexto, como FENOCIN, como referente histórico de lucha y resistencia denunciamos la represión y la criminalización de la lucha social que actualmente se han agudizado en el Ecuador.

Frente a la detención del hermano y compañero José Acacho, militante y presidente de la Federación Shuar del Ecuador (FISH), como FENOCIN expresamos nuestra profunda solidaridad y total repudio, y recordamos al país entero y al gobierno actual que históricamente, en el Ecuador la criminalización de la protesta social ha traído como consecuencias el asesinato, el encarcelamiento, la persecución, y el hostigamiento a líderes y autoridades comunitarias y sociales.

Desde la FENOCIN creemos que la represión y criminalización de la lucha social busca intimidar y paralizar las protestas populares. Consideramos que con la imputación de delitos como sabotaje y terrorismo, algunos gobiernos llamados “progresistas” lo único que buscan es desarticular los movimientos sociales en América Latina, y frenar la lucha por una transformación estructural del modelo de desarrollo y acumulación capitalista lo que implicaría la creación de las condiciones aptas para nuestro exterminio como actores sociales y organizaciones revolucionarias Además denunciamos la actuación de las Fuerzas Armadas que en actos de profunda violencia desconocen todos los convenios ratificados por el Ecuador en la protección de los pueblos originarios y sus territorios.

En este sentido, desde la FENOCIN nos comprometemos a seguir denunciando las prácticas criminales que hoy se despliegan contra los pueblos originarios, campesinos y afrodescendientes, y contra los movimientos sociales.

Con tales antecedentes como FENOCIN:

– Demandamos la inmediata liberación de José Acacho y de todos los campesinos e indígenas presos en la movilzacion del pasado 30 de septiembre de 2009.

– Exigimos la salida del ejército ecuatoriano de las comunidades del pueblo indígena Shuar, ratificamos que la misión de las Fuerzas Armadas en un contexto democrático es salvaguardar la seguridad nacional, y no perseguir e intimidar al pueblo organizado.

– Denunciamos la represión que vivió la comunidad indígena Shuar en su histórica lucha por la desprivatización del agua, asimismo, manifestamos nuestra preocupación frente a la creciente manifestación de la criminalización y judicialización de la protesta social en el Ecuador, que desconociendo el acumulado histórico de las luchas sociales del país y el continente en la profundización de la democracia y la constitución de sociedades igualitarias.

– Ratificamos la necesidad de fortalecer los espacios y los procesos estratégicos de unidad y articulación local, nacional y continental entre las organizaciones sociales. Consideramos que es fundamental fortalecer, desarrollar y profundizar la lucha de los sectores históricamente oprimidos, explotados y excluidos para generar los cambios trascendentales a nivel global en vías de consolidar un modelo socialista

– Invitamos a los medios de comunicación conscientes y comprometidos con las luchas sociales de todo el mundo a que visibilicen y denuncien esta persecución.

Finalmente estamos conscientes que las crisis también generan condiciones favorables para el levantamiento de los pueblos oprimidos, ellas propician la agudización cada vez más intensa de las contradicciones y antagonismos de clases, que pueden resultar en el reascenso de masas, que el Movimiento Revolucionario Mundial precisa. Es por esto que los dominantes están, mediante los Estados, implementando todos los mecanismos para debilitar y desarticular al conjunto de las clases oprimidas del campo y la ciudad.

Para concluir, hacemos un llamado a todas nuestras organizaciones, amigos y aliados para que se sumen a este pronunciamiento y para que resistamos a la criminalización y aportemos a la construcción de una cultura de paz en todo el Continente Americano.

NO A LA CRIMINALIZACION DE LOS MOVIMIENTOS Y ORGANIZACIONES POLÍTICAS Y SOCIALES DE TODO EL CONTINENTE

Posted in Uncategorized