Chile: 28 de Julio Día del Campesino en el Carmen

Jueves 26 de Julio de 2012

La CLOC Vía Campesina-Chile integrada por: ANAMURI, CONFEDERACION RANQUIL, CONAPROCH Y LA ANMI en conjunto con la FEDERERACIÓN SINDICAL CAMPESINOS DE ÑUBLE y la COORDINADORA DE ORGANIZACIONES POPULARES DE ÑUBLE; nos damos cita el sábado 28 de Julio en la comuna de El Carmen de la provincia de Ñuble para conmemorar la gran victoria del movimiento campesino cuando el 28 de julio de 1967 entró en vigor en Chile “La ley 16640 de Reforma Agraria”.

Nos reunimos en El Carmen para honrar a los trabajadores y trabajadoras de la tierra, orgullosos de nuestro oficio a quienes por sobre todo queremos continuar siendo campesinos y campesinas gozosos de nuestra cultura y orgullosos de nuestros valores y saberes. Somos los que no renunciamos a nuestros derechos a la tierra y a una Reforma Agraria Integral y Popular; no nos hemos quedamos en el pasado, luchamos por el presente.

Este día tan emblemático de conmemoración para los campesinos, es también para las mujeres y los hombres del campo un día de reafirmación de nuestro compromiso por continuar la lucha por la tierra y el agua, por la Soberanía Alimentaria, por continuar reproduciendo las semillas, nuestra cultura y la vida campesina, por restablecer la armonía con la naturaleza y sumar fuerzas para continuar resistiendo la agresión del capitalismo neoliberal que por ya más de treinta años sufre nuestro pueblo trabajador.

La historia nos recuerda y nos habla de esa gran resistencia al atropello patronal, de cuando las familias campesinas vivían en verdaderas condiciones de servidumbre y su reto era “Conquistar la tierra para el que la trabaja”, abriendo el camino a la Reforma Agraria, logrando así uno de los cambios sociales más importantes ocurridos en el Chile de ayer cuando en el Gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva se promulgara la Ley de reforma agraria iniciándose un proceso histórico el que su aplicación fuera profundizado por el Gobierno Popular del Presidente mártir Salvador Allende Gossen. Los cambios sobre la estructura de la propiedad de la tierra y de los medios de producción, puso fin al latifundio al ser expropiadas cerca de diez millones de hectáreas beneficiando a 75 mil familias campesinas.

La contra Reforma Agraria se llevó a cabo en medio del terror, el despojo y la represión, sin embargo a pesar del miedo y el dolor, los campesinos mantuvimos las banderas en alto para proclamar “Que la Reforma Agraria era un proceso inconcluso al cual no renunciábamos” y muchos y muchas continuamos consecuentes en esa senda.

Hoy, enfrentamos una nueva etapa de agresiones. Las actuales políticas agrícolas presuntuosamente quieren convertir al país en “Potencia Agroalimentaria y Forestal”, nombre que esconde el objetivo de poner al campo chileno al servicio de las empresas exportadoras, ignorando el derecho a la alimentación de nuestro pueblo. Estas amenazas en la política agrícola no afectan sólo a los campesinos y campesinas del país. Nos afectan a todos los chilenos. Al convertirnos en “potencia agroalimentaria”, la producción no va destinada al pueblo; su objetivo primordial son los consumidores de mayores recursos de Europa, Estados Unidos, Japón y otros. En las actuales políticas agrícolas no hay un solo enunciado de cómo se mejorará y garantizará el abastecimiento y la calidad alimentaria de todo nuestro pueblo.

El fortalecimiento y la más amplia unidad es el histórico camino que nos debe conducir a recuperar nuestra tradición de lucha, rescatando la experiencia de los luchadores de ayer junto a los saberes de hoy, teniendo presente los aprendizajes que nos dejaron los problemas vividos en el proceso histórico de la Reforma Agraria, pero también los de la contra reforma para conjuntamente dibujar el otro Chile, el que queremos y añoramos las organizaciones del campo.

Somos La CLOC –Via Campesina Chile, espacio de articulación que busca construir la más amplia unidad para el bien del campo, los campesinos y de todo Chile, somos optimistas, porque creemos en el pueblo, en las organizaciones y en la capacidad cada vez mayor de recuperar nuestras fuerzas, nuestro camino es de lucha y esperanza. Como dice la Vía Campesina “La nueva reforma agraria tiene que ser un pilar fundamental para construir no sólo la soberanía alimentaria, sino también para la transformación democrática de la sociedad y que se desarrollen así nuevas civilizaciones que terminen con el hambre, la pobreza, donde se respete a la Naturaleza y a la Madre Tierra”.

¡¡¡REFORMA AGRARIA YA!!!

GLOBALICEMOS LA LUCHA

GLOBALICEMOS LA ESPERANZA

 

Posted in Uncategorized