Colombia: Declaración Política de Fensuagro

17 de diciembre de 2013

Hemos realizado la V Junta de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO, durante los días 6 y 7 de diciembre de 2013 en la ciudad de Bogotá D.C. la cual se llevó a cabo en un marco de confraternidad, solidaridad, entusiasmo y alegría que nos deja el espíritu unitario y de lucha del reciente paro agrario y popular que ha revelado ante la opinión pública Nacional e Internacional la crisis estructural que vive el campo colombiano, como consecuencia de la aplicación de un modelo agropecuario excluyente, a favor de los sectores poderosos nacionales y transnacionales que predominan y hacen presencia en el país.

El paro agrario y popular, convocado por un gran número de organizaciones regionales y nacionales como Fensuagro, que puso de presente la capacidad y reagrupamiento del movimiento campesino, convirtiéndose éste en una fuerza necesaria para los cambios sociales en nuestra nación.

La crisis del sector agropecuario y particularmente la que vive la pequeña y mediana producción campesina, se traduce en mayores privilegios y concesiones a grandes conglomerados de la agricultura comercial, a los latifundistas y terratenientes, a la gran industria minera y energética, a los sectores financieros y en general al gran capital nacional y transnacional.

El despliegue de la fuerza bruta contra millares de manifestantes durante el paro agrario y popular por el estado colombiano y su gobierno de turno, que causo la muerte de 12 manifestantes, más de mil heridos y cerca de 600 detenidos entre ellos nuestro vicepresidente Húbert de Jesús Ballesteros Gómez y más de 70 de nuestros dirigentes encarcelados injustamente; muestra que la criminalización a la protesta social, continua siendo una política del estado Colombiano, que lo responsabiliza de los miles de crímenes contra líderes populares, que se a llevado a cabo bajo la concesión de la teoría de combatir al enemigo interno, que en síntesis es propio de la implementación del denominado terrorismo de estado.

La grave crisis que destruye la producción nacional, entre ella la economía campesina, se conjuga con el crecimiento de la gran brecha social campo-ciudad y el aumento de la pobreza y miseria rural. Se suma a ello la situación desesperante de millones de personas que sufren las consecuencias de un sistema de salud que condena a la muerte a miles de compatriotas colombianos.

De otro lado la implementación de los tratados de libre comercio con los EEUU de Norteamérica, la unión Europea, Corea, así como la inclusión de Colombia en el tratado de la alianza para el pacifico, aunará el camino hacia una mayor dependencia del país, al mismo tiempo mayores niveles de precarización laboral para millones de trabajadores y la quiebra de inmensos sectores de la producción nacional entre ellos, la agropecuaria.

El crecimiento de la economía colombiana, que según el gobierno redondeara el 4% en el año en curso, no corresponde al bajo nivel nacional de inversión social en salud, educación y saneamiento básico para la mayoría de la población colombiana, como tampoco el pírrico incremento al salario mínimo propuesto por el gobierno nacional para un gran sector de trabajadores.

La gran mayoría de la población del país ha recibido con simpatía y aprueba los diálogos que se desarrollan en la Habana, entre el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Farc-ep; a su vez que comparten la posibilidad de que el gobierno nacional entable diálogos con el Ejército de Liberación Nacional ELN y con los combatientes del Ejército popular de liberación EPL, todo con miras a lograr una solución política al largo conflicto social y armado que por más de cinco décadas sufrimos los colombianos. FENSUAGRO saluda y apoya todos los esfuerzos y gestos de buena voluntad de las distintas partes involucradas en el conflicto colombiano, que posibilite un acuerdo que nos conduzca por el camino de una paz viable y duradera, que habrá nuevos escenarios hacia una asamblea nacional constituyente y la construcción de la paz con justicia social.

El país se prepara para vivir una nueva coyuntura electoral en el 2014, donde se definirá primeramente la elección del congreso de la República y seguidamente las presidenciales, donde se decidirá sobre el nuevo mandatario que dirija los destinos futuros de la nación. En ese sentido nuestra Federación augura los mejores éxitos a las candidaturas al senado y cámara de representantes, que se distancian de las actuales políticas neoliberales y al modelo agrario que se caracteriza por la exclusión del campesinado. Al mismo tiempo llama a la construcción del Frente Amplio como escenario de confluencia social y política, que posibilite la unidad en la lucha y la movilización popular, por la reforma agraria, los derechos campesinos y la soberanía alimentaria.

Nuestra V Junta nacional ha decidido convocar su XI congreso Nacional para los días 3, 4, 5 y 6 de Diciembre de 2014, el cual se ha definido como un congreso de masas, participativo y deliberativo, de cara al país y en defensa de los derechos campesinos.

Finalmente ante la negativa del gobierno nacional de dar salida de manera inmediata a las exigencias presentadas por el movimiento campesino, durante el paro agrario donde Fensuagro y sus bases participaron de manera contundente; nos permitimos llamar al conjunto del movimiento agrario y popular, a prepararnos para recibir el 2014 con la preparación de la gran cumbre agraria y popular, la movilización social agraria, que nos permita avanzar en la unidad popular y el fortalecimiento organizativo, hacia la construcción del frente amplio por la recuperación de la democracia y la paz con justicia social.

POR LOS DERECHOS CAMPESINOS, LA SOBERANIA ALIMENTARIA Y LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL

“FRENTE AMPLIO POR LA RECUPERACION DE LA DEMOCRACIA Y LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL”

V JUNTA NACIONAL DE FENSUAGRO

Posted in Uncategorized