Comunicado CLOC-LVC Paraguay

Miércoles 27 de Junio de 2012

En referencia a los últimos acontecimientos registrados en el pueblo hermano de Paraguay, la CLOC-Vía Campesina se dirige a la opinión pública internacional, para manifestar cuanto abajo sigue:

Expresamos nuestros más profundos sentimientos de pesar y solidaridad a las familias pobres que quedaron enlutadas tras la masacre de Curuguaty, hecho aterrador que se adhiere a la larga historia de criminalización de la protesta social en nuestros países latinoamericanos; por ello, exigimos el inmediato esclarecimiento de las muertes a través de una investigación imparcial de los hechos y, de forma urgentísima, la más justa de las indemnizaciones a los mártires de la lucha por la tierra: una resolución pronta que lleve a los responsables a responder por sus actos ante la ley.



Los hechos que le sucedieron a esa matanza desembocaron en un juicio político atestado de irregularidades, empezando por un libelo acusatorio pueril y vacío, un proceso en el que se vieron abiertamente lesionados los plazos procesales y las garantías constitucionales de la defensa y el resultado, a todas luces, ilegítimo, con el nombramiento de Federico Franco en la primera magistratura del país, a pesar de la escasa aceptación de la ciudadanía.

Consideramos que detrás de estos golpes a la institucionalidad de un país soberano se encuentran, independientemente de otros elementos, las empresas multinacionales que, en su afán de defender sus intereses, son capaces de comprar la conciencia de los parlamentarios con la misma agilidad que tienen para derrocar gobiernos constituidos por la voluntad del pueblo. Esta ruptura democrática desnuda las claves del modelo del agronegocio, en connivencia con una oligarquía mafiosa que mantiene una de las estructuras agrarias con mayor concentración de tierras en el mundo.

La conformación de una misión sudamericana que llegará a la comunidad de Curuguaty, con el propósito de manifestar el apoyo político y solidario a las familias afectadas, y para reclamar justicia en nombre de los 11 campesinos asesinados, es una de las primeras acciones, de las muchas, que estaremos realizando como CLOC-Vía Campesina.

Por último, con énfasis exhortamos a los movimientos sociales y organizaciones campesinas e indígenas de Paraguay a no cejar en su resistencia ante esta maquiavélica jugada del Parlamento que, aunque la vistan con ropaje constitucional, no deja de oler a golpe de estado. Invitamos, además, a la movilización en cada país frente a las embajadas de Paraguay denunciando este atropello político al gobierno del presidente Fernando Lugo y para no olvidar a los muertos.

26 de junio de 2012

¡Globalicemos la lucha! ¡Globalicemos la esperanza!

¡Por la tierra y la soberanía de nuestros pueblos! ¡América lucha!

¡Resistencia! ¡Venceremos!


 

 

Posted in Uncategorized