Continúa la persecución estatal y para-estatal contra CNA

Comunicado público: Continúa la persecución estatal y para-estatal contra el Coordinador Nacional Agrario

Bogotá, 16 de diciembre de 2020

Denunciamos y rechazamos la detención de los compañeros dirigentes campesinos Adelso Gallo, Teófilo Acuña y Robert Daza, quienes fueron capturados por el Estado colombiano en cabeza de la fiscalía en la ciudad de Villavicencio, el municipio de Barranco de Loba y la ciudad de Pasto respectivamente.


Adelso es un reconocido líder campesino y social de la región centro oriente de Colombia, siendo expresidente de la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro -ASONALCA- y en la actualidad hace parte de la Junta Nacional de nuestra organización.

Teófilo es un importante líder campesino y vocero de la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar, proceso organizativo que hace parte del CNA y reúne a comunidades campesinas, sin tierra, de pescadores, agromineros y otras organizaciones sociales en Bolívar, Cesar, los Santanderes y el Magdalena, por mas de 20 años don Teófilo Acuña ha hecho parte del CNA en defensa de la vida y el Territorio.

Robert es un destacado líder campesino del norte de Nariño, expresidente del CNA, miembro del Comité de Integración del Macizo colombiano, impulsor de los Territorios Campesinos Agroalimentarios a nivel nacional, hace parte de la Junta Nacional y de la secretaría de Tierras, Territorios y Territorialidad del CNA, ha impulsado la defensa del agua y de la vida como parte de la junta de gobierno campesino del TECAM del norte de Nariño y sur del Cauca.


Los tres compañeros han sido voceros e interlocutores con el gobierno nacional a nivel local, regional y nacional y en el marco del decreto 870 de 2016 entre la Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular con el gobierno nacional.

Estas acciones persecutorias se suman a las acontecidas en los últimos meses y años contra nuestra organización campesina donde las fuerzas paramilitares, las disidencias de las FARC y el Estado colombiano, han asesinado a compañeros y compañeras en Cauca, Chocó y Putumayo, desplazado comunidades campesinas en el suroccidente colombiano y encarcelado líderes sociales, en Casanare, Arauca, Norte de Santander, Bolívar y Antioquia, en lo que se configura como terrorismo de Estado y guerra sucia contra las organizaciones sociales.

En este marco, se ha demostrado que el Estado colombiano en cabeza de la fiscalía y recibiendo dinero de empresas multinacionales usa las estructuras de apoyo de la fiscalía para perseguir al movimiento social y los liderazgos del país.

Exigimos que cese la persecución contra el Coordinador Nacional agrario, que sean puestos en libertad todos los líderes y lideresas sociales capturados injustamente y que son víctimas de falsos positivos judiciales.


Ser líder social no es delito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>