Exigen al Estado de Guatemala cumplir con dictamen emitido por la ONU

En ningún momento bajaremos la guardia, la meta es que los 74 mil habitantes de las 12 comunidades de San Juan Sacatepéquez  triunfemos en nuestra lucha” declaraciones de  Mario Camey líder de una de las comunidades del municipio al mostrar su satisfacción por  el dictamen emitido el pasado viernes por El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, donde el Comité exhorta a Guatemala a que no viole el Convenio 169 de las Organización Internacional de trabajo OIT, el cual señala “ el consentimiento libre, previo e informado”, de las poblaciones indígenas que pudiere “verse afectadas por proyectos de desarrollo y explotación de recursos naturales”.

 

Foto: Archivo La CLOC-La Vía Campesina en Guatemala

Uno de los casos citados por el Comité sobre hechos de presunto avasallamiento de las tierras indígenas en Guatemala, lo constituye la problemática de San Juan Sacatepéquez, de la situación que viven por la instalación de la planta de Cementos Progreso, se trata de “La implementación de un proyecto minero por la fuerza, a pesar de que hubo un rechazo total de la comunidad a la propuesta de explotación Minera”, señala el informe de la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo OIT 2010.

El líder comunitario indicó que los 74 mil habitantes no han sido tomados en cuenta en los señalados estudios de impacto ambiental que según la empresa ha realizado, estos únicamente entrevistaron a 37 pobladores de tres comunidades, lo cual no es vinculante porque no se consultó al total de los pobladores.

Señaló el entrevistado que todos los habitantes no importando la edad tienen derecho a defender su vida, por ello las 12 comunidades afectadas por las acciones mineras que implementa la cementera, luchan por defender el agua los bosques y su territorio. Lamentó que Guatemala esté secuestrada por las familias poderosas que destruyen el país. “La resolución emitida por la Comité es para retomar energías y continuar la lucha hasta la victoria” indicó Camey.

Feliciana Macario de la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala CONAVIGUA, quien formó parte de la delegación guatemalteca que viajó a Ginebra en el mes de febrero para presentar ante el Comité las demandas de las poblaciones afectadas por los trabajos de exploración y explotación minera implementados en el país, indicó que la resolución emitida por el comité es fruto de la lucha que han emprendido las propias comunidades al resistir ante proyectos mineros en sus territorios.

Además indicó que el caso concreto de la violaciones individuales y colectivas que viven los pobladores de San Juan Sacatepéquez,  fue presentando ante el Comité desde el año 2008, señaló que en la visita realizada a Ginebra en el mes de febrero la delegación de Guatemala presentó peticiones de las comunidades afectadas por trabajos mineros e hidroeléctricos como el caso de Xalala, Santa María Cahabon, y  San Juan Cotzal, todos relacionados a trabajos mineros que violan los derechos individuales y colectivos de las comunidades.

Macario indicó que esperan que el Estado de Guatemala y el gobierno asuma el compromiso y que atienda el dictamen emitido por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU, cumpliendo con la aplicación del Convenio 169 de la OIT. Agregó que desde las comunidades y organizaciones se continuará con la articulación de las luchas para continuar exigiendo el respeto de los derechos humanos, asimismo indicó que estarán atentos para que el Estado y el gobierno cumplan con la resolución emitida por el Comité, de lo contrario se coordinarán las acciones a implementar si el Estado y Gobierno no cumplen.

Posted in Uncategorized