Honduras: Solidaridad ante la represión contra lideresas

24 de setiembre de 2013

Las Organizaciones de Mujeres, Feministas y Defensoras de Derechos Humanos, frente a la situación de persecución y enjuiciamientos de defensoras y defensores, lideresas y líderes dirigentes por la defensa del territorio indígena de Intibucá, como Berta Cáceres, Coordinadora del COPINH y sus miembros Aureliano Molina, y Tomás Gómez Membreño. Asimismo, Magdalena Morales, dirigente campesina de la CNTC – Via Campesina, Concepción Gutiérrez del MADJ de Nueva Esperanza, Ethel Verónica Corea, Victorina y Elba Rubio de las comunidades de Zacate Grande y muchos y muchas más de diferentes partes del país.

Nos vemos obligadas a expresar nuestro profundo rechazo ante los diversos actos cobardes de violación de los derechos humanos contra compañeras y compañeros que se han mantenido firmes defendiendo los derechos de las comunidades, denunciando la militarización de los territorios, la voracidad de las empresas nacionales y transnacionales que atropellan a las poblaciones, la corrupción de los gobiernos locales y nacionales que se confabulan y protegen para violentar los derechos de las comunidades en vez de garantizarlos.

El pasado viernes 20 de septiembre el Juzgado de la Esperanza emitió una resolución que dicta prisión preventiva en contra de la compañera Berta Cáceres coordinadora general del COPINH y ordena medidas sutitutivas para Aureliano Molina y Tomás Gómez Membreño y ordena, en absoluta violación al convenio 169 de la OIT, el desalojo de la comunidad de Río Blanco. Con estas acciones de persecucion Estatal en favor de empresas invasoras de las comunidades indígenas, se evidencia una vez más ante la ciudadanía y la comunidad internacional, que las instituciones que deberían impartir justicia en favor del pueblo son las encargadas de enjuiciar injustamente las defensoras y defensores por daños, coacción y usurpación, aportando de manera no solamente ridícula sino inaudita como pruebas de esto, las consignas que el pueblo en defensa de su río grita a una sola voz: “el rio no se vende, el rio se cuida y se defiende”, los poemas en la página web del COPINH y las consignas en las mantas en donde la comunidad indígena expresa su rebeldía en la defensa de sus territorios.

El gobierno de Porfirio Lobo Sosa, se ha caracterizado por violentar los derechos humanos, y aunque se han creado instancias de gobierno que aparentan ejercer una labor de gestores en materia de política pública en derechos humanos como la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos, cuando lo cierto es que en el país se profundiza la criminalización de la protesta y la defensa de derechos humanos y es el Estado mismo quien se encarga de perpetrar esta persecución. Al igual que Berta Caceres, defensoras como Magdalena Morales será enjuiciada el próximo 30 de septiembre en los juzgados de El Progreso por defender derechos de las campesinas y campesinos.

¿Acaso es respeto a los derechos humanos es asesinar, encarcelar, golpear, desalojar comunidades de sus territorios, torturar, secuestrar e implementar la política del miedo en el país? No lo es, y el régimen de Lobo Sosa no podrá callar las voces de la dignidad que luchan por una Honduras para todas y todos.

Una vez más, alzamos nuestras voces para manifestar nuestra indignación y rechazo a la resolución dictada por el Palacio de Justicia de la Esperanza, Intibucá en contra de la compañera y compañeros del COPINH y advertimos que se realizarán todas las acciones en el ámbito nacional e internacional que correspondan para revertir estos juicios, cuyo único fin es proteger a empresas con mega proyectos y a gobiernos corruptos, usurpando las tierras de las poblaciones indígenas y campesinas.

Ratificamos nuestro acompañamiento a las comunidades movilizadas y las defensoras de DDHH y sus pueblos que continúan realizando su labor de defensoría en medio de las amenazas, la persecicion y los ataques.

Alertamos que a escasos meses del proceso electoral este gobierno realiza acciones de criminalización de la lucha social y que esto nos muestra el panorama de agudización de la violación de los DDHH que se dará en el antes, durante y post de las elecciones de noviembre 2013.

Hacemos un llamado a la comunidad nacional e internacional para que se solidaricen con el caso de Berta Cáceres y demás defensoras que están siendo perseguidas y amenazadas. Además que realicen delgaciones de inspección al país para constatar el ambiente y el accionar del Estado en contra de los intereses de su propio pueblo.

“Somos las hijas de todas las brujas que no pudieron quemar, y seguimos el ejemplo de nuestras ancestras”

No NOS CALLARAN

¡¡¡ NI GOLPES DE ESTADO NI GOLPE A LAS MUJERES!!!

Tegucigalpa, Honduras, C.A. 23 de Septiembre, 2013.

Organizaciones firmantes:

Centro de Estudios de la Mujer Honduras CEM-H ,Centro de Estudios y Acción para el Desarrollo de Honduras CESADEH, Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos, Mesoamericanas en Resistencia por una Vida Digna, Feministas en Resistencia, Red de Mujeres Contra la Violencia de la Colonia Ramón Amaya Amador, Red de Mujeres Contra la Violencia Colonia Cruz Roja, Red de Mujeres contra la Violencia hacia las Mujeres de Intibucá, Vía Campesina.

Posted in Uncategorized