Muchos colores, un solo objetivo

9f8e3807d46072b0d8054d022038af70Marcha y desafíos conjuntos de CLOC-Vía Campesina y el Foro Social de Migraciones por el Centro Histórico de Quito

Con una ciudad de Quito aún en estado de excepción, al igual que el resto de Ecuador tras los sucesos pre golpistas del pasado 30 de setiembre, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC)-Vía Campesina y el Foro Social Mundial de las Migraciones realizaron este martes 12, día de la resistencia de los pueblos contra la dominación, una marcha conjunta por su centro histórico.

En la larga recorrida que se inició en horas de la mañana en el parque quiteño El Arbolito se escucharon consignas en portugués e inglés, japonés y kechwa, aymara y alemán… pero sobre todo en la amplísima gama de castellano de los pueblos latinoamericanos: de la costa pacífica y de la sierra, del sur pampeano y de la centroamérica caliente.

 

La marcha conjunta entre los participantes del FSMM, que culminaba y del V Congreso de CLOC que se iniciaba formalmente en esa jornada desembocó en la plaza Santo Domingo, tradicional punto de convergencia de las luchas sociales ecuatorianas.

Atuendos de pueblos originarios, banderas y carteles multicolores pintaron el colonial Centro Histórico quiteño de colores inusitados. El sol pega fuerte en el mediodía ecuatorial, pese a lo cual unas tres mil personas asistieron a las demostraciones culturales y mensajes de los representantes de ambos eventos que concidieron en la capital ecuatoriana, que se eleva sobre los 2800 metros de altura sobre los Andes.

Rechazos al golpismo y la represión política que sufren varios países de latinoamérica, así como el reclamo de una “ciudadanía universal” dado que “ninguna persona es ilegal” sino que la ilegalidad proviene del capitalismo y sus empresas trasnacionales, se ecucharon desde el estrado.

La marcha fue el preámbulo a la apertura formal del V Congreso de CLOC que cuenta con una densa agenda de la cual surgirán los acuerdos de las organizaciones campesinas, índígenas y afrodescendientes en el arco de alianzas más importante con que cuenta el subcontinente en estos sectores.

Incrementar la incidencia hacia los gobiernos en reclamo de una reforma agraria integral, en el fomento y protección de la agricultura capesina, en la detención de los megaproyectos de represas hidroeléctricas y de privatización de bienes comunes como la tierra, el agua y la biodiversidad, forman parte de los objetivos a articularse en este encuentro continental con más de 1500 participantes.

La parte oratoria en la plaza Santo Domingo precisamente se iniciaba con una representación mística de la disputa que los pueblos originarios y campesinos realizan con las grandes trasnacionales y sus representantes (banqueros, políticos y fuerzas armadas) por el derecho al “sumak kausay” o buen vivir, con derechos y necesidades básicas garantizadas para todas y todos.

Entre los mensajes también se esuchó el del “Grito de los Excluídos”, red de organizaciones que se reunieron en Quito por estos mismos días.

La encargada de dar la bienvenida a nombre de CLOC-Vía Campesina fue Leonilda Surita, quien recordó la fecha 12 de octubre como “Día de las Resistencias” en el cual todas las luchas contra la opresión de los imperios se unen y articulan.

La integrante de la Organización de Mujeres Bolivianas “Bartolita Sisa” dijo que los campesinos organizados son quienes defenderán la democracia frente a intentos golpistas e intromisiones imperialistas y señaló asimismo la importancia de incidir en las decisiones de los Estados para cambiar las políticas de despojos tanto en materia de migración como de derechos de las comunidades y soberanía alimentaria.

Espacios de no-derechos

En tanto que desde el Foro Social Mundial de Migraciones se denunció esta problemática como parte del mismo proceso de mercantilización de vidas humanas a que conlleva el sistema capitalista.

Patricia Gainza y Leonardo Cerdas dieron lectura en la plaza Santo Domingo a la Declaración Final del Foro que durante casi una semana discutió los distintos aspectos de las migraciones, los derechos de los llamados “indocumentados” y las políticas de frontera como nueva forma de explotación y sometimiento global.

“Dado que las fronteras se han transformado en espacios de no-derechos, nos pronunciamos en favor de una nueva convención en las Naciones Unidas que establezca el respeto del derecho de los migrantes y las migrantes en todas las fronteras”, se señala en la declaración leída.

Tras la marcha comenzaron en el estadio de la Universidad Central de Ecuador los preparativos para el acto de apertura del congreso campesino con la presencia de Evo Morales y Rafael Correa, además de dirigentes de la Vía Campesina latinoamericana e internacional para dar inicio a seis jornadas de de liberaciones, en clave de futuro dada la importancia estratégica de las mismas.

No escapa a las preocupaciones y a los debates el posicionamiento de los movimientos sociales respecto a los gobiernos y sus ideas de “desarrollo”, sus políticas agrarias y su posicionamiento internacional en el espacio latinoamericano, tradicionalmente hegemonizado económica, política y militarmente -a través de un largo historial de intervenciones directas o veladas- de la Casa Blanca, en Washington.

El carácter progresista de muchos gobiernos no ha logrado de por si cambiar algunas de las trabas estructurales que mantienen dependientes a las economías y sojuzgadas a las poblaciones.

Muy en lo alto, en el Quito cordillerano y colonial, todos estos temas estarán sobre la mesa.

Posted in Uncategorized