Panamá… el día en que el Gobierno se olvidó de los derechos humanos

Martes 7 de Febrero de 2011

p1El actual Gobierno de Panamá tiene un triste historial en cuanto al respeto de los derechos humanos o en fidelidad a la verdad. Pero el domingo 5 de febrero y las horas previas serán recordados como un punto de inflexión. En Panamá está abierta una crisis sin precedentes, hay un civil muerto y decenas de heridos por las manos de la Policía.

Este domingo 5 de febrero ha sido triste en Panamá. Numerosos ciudadanos han escrito a Otramérica mostrando su rabia, las redes sociales han destilado impotencia. El Gobierno desató desde las 6 a.m. la represión contra los indígenas Ngäbe que mantenían cortada la vía Interamericana desde el pasado martes. Las mentiras de la versión oficial, la preparación de la acción policial (que incluyó el corte de todas las comunicaciones policiales en la zona), los ataques a miembros de la Iglesia católica o, incluso, a la Defensora del Pueblo (favorable en inicio a la intervención policial) han marcado un día funesto para las libertades y los derechos humanos en el país.



La reacción solidaria con los Ngäbe reprimidos se ha multiplicado en Chiriquí, Darién, Bocas del Toro, Veraguas y la ciudad capital. Para el lunes 6 de febrero ya hay diversas convocatorias. La noche comienza en tensa calma, con la carretera semiabierta al tráfico, un inmenso dispositivo policial y los manifestantes tratando de reagruparse y cerrando parcialmente en otros puntos.

p2Ha tenido que haber un muerto para que los medios internacionales comerciales miraran a Panamá, pero ahora ya es un hecho. Otramérica ha acompañado el proceso de la lucha antiminera de los Ngäbe desde hace tiempo y el 5 y 6 de febrero lo ha contado así:

LUNES 6 DE FEBRERO (HORA DE PANAMÁ)

Último minuto:

11:55 a.m. AEVE informa de que la policía cargó contra los manifestantes que cortaban la Interamericana en Santiago. Hay, al menos, una mujer indígena detenida pero los docentes, después de reagruparse, han vuelto a cortar la vía.

11:45 a.m. Docentes cortan carreteras en Santiago y en Chorrera.

11:24 a.m. Los docentes de AEVE marchan por la Interamericana en Santiago de Veraguas. La Policía los rodea.

11:17 a.m. El Foro Por el Panamá que Queremos “repudia la inaceptable intransigencia del Gobierno” y considera al pueblo Ngäbe Buglé movilizado como “el representante de la nación panameña en la defensa de los recursos naturales”. Ver comunicado adjunto.

El sacerdote Adonai Cortés ante las acusaciones del Gobierno de que él instiga a los indígenas Ngäbe: “Yo se que dicen que el que se mete a redentor, sale crucificado…Yo lo sabía como un dicho”.

La diputada de Cambio democrático Marilyn Vallarino y presidenta de la Comisión de la Mujer de la Asamblea escribió ayer en su cuenta de Twitter: ”Los Originarios borrachos y drogados no tienen nada q perder stan perjudicando a todo un país. Ahora se hacen victimas d su irresponsabilidad” (dixit).

10:26 a.m. Los agustinos de Tolé, acusados por el Gobierno de ser instigadores del desorden, han hecho público un duro comunicado (ver adjunto) en el que aseguran que “las reiteradas protestas de los indígenas y campesinos de la Comarca y el oriente chiricano no son un capricho de la Coordinadora o de los Caciques, todos sabemos que los indígenas llevan décadas protestando por las mismas causas: que no haya minería ni hidroeléctricas en su territorio, al menos. Nadie les ha hecho caso de verdad. El Estado panameño sigue adelante con todo su poderío económico, político y militar. Los indígenas están totalmente desprotegidos jurídicamente. No tienen medios justos para defender sus derechos. Por eso han creído en la posibilidad de lograr una ley especial que proteja sus recursos ambientales”. Además, acusan al Gobierno de no querer dialogar: “No hay verdadero diálogo porque el gobierno no tiene nada que dialogar, simplemente no quiere acceder a restituir el artículo 5 de la propuesta de ley de los indígenas, porque toca munchos intereses económicos de empresas mineras e hidroeléctricas”.

10:10 a.m. La página web de la Presidencia de Panamá está caída. Ayer, supuestos portavoces de Anonymus Panamá anunciaron que comenzarían un plan de ataques hoy lunes. No está confirmado que el sitio de presidencia haya sido atacado.

10:00 a.m. Choques entre antimotines y sindicalistas en Colón. Obreros del sindicato Suntracs había cortado la vía Transístmica.

8:06 a.m. Cortes de carretera en solidaridad con los Ngäbe en David, Aguadulce y San Carlos.

Teresita Yaniz de Arias, del Partido Popular, denuncia que el discurso oficial respecto a los Ngäbe es ”ofensivo, incendiario y descalificador”. “No se puede negociar si no se respeta al otro”, insiste.

7:30 a.m. El Diario La Estrella de Panamá demuestra el uso de armas con municiones por parte de la Policía Nacional con uan serie impresionante de fotografías del fotorreportero Eliezer Oses. Ayer domingo, el Gobierno aseguró en reiteradas ocasiones que los agentes en la zona no llevaban armas con munición letal. El ministro Ricardo Fábrega dice en TVN que “la policía debe investigar”. También dice que la “Defensora del Pueblo no puede intervenir cuando una persona está detenida”, en referencia a la agresión que recibió Patria Portugal al intentar que se quitaran las esposas a menores de edad y mujeres embarazadas.

7:09 a.m. El ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, se ha atribuido esta mañana la autoría intelectual, junto al presidente Martinelli, de la represión desencadenada ayer contra los indígenas Ngäbe en diversas partes del país. “Gobernar es decidir”, con esa frase ha justificado la decisión y por supuestas presiones de gobiernos de otros países para salvaguardar la seguridad de ciudadanos atrapados en el enrome tranque vehicular provocado por las protestas.

A esta hora, la asociación de Derechos Humanos, Human Rights Everywhere, ha difundido un comunicado público en el que denuncia que “El Gobierno de Panamá ha violado los derechos humanos” y solicita la acción urgente del Órgano Judicial de ese país para deslindar responsabilidades.

6:45 a.m. Durante toda la noche se han producido choques entre la policía y manifestantes Ngäbe en Cerro Punta (Chiriquí). Además, un numeroso grupo de indígenas siguen en vigilia en los alrededores de la Asamblea Nacional en Ciudad de Panamá.

El Gobierno sigue sin responder a las condiciones que planteó a última hora de la noche la Coordinadora Ngäbe para negociar: retirada de la policía del área de conflicto, cese de la represión y del hostigamiento a los miembros de la Coordinadora, Cacique General, Regional y Local, liberación inmediata de los detenidos, atención médica urgente a los heridos, apoyo a los familiares de Jerónimo Rodríguez, quien falleció en la represión policial en San Félix; restablecer las comunicaciones celulares; y una genociación con la Iglesia católica como mediadora y como observadores la Iglesia Evangélica de Panamá y la Relatora de la ONU y el Rector de la Universidad de Panamá.

5:20 a.m. Unos 1.000 manifestantes siguen cortando el puente que conecta a la ciudad de Changuinola (capital de Bocas del Toro) con el resto del país. Nos acaban de relatar cómo después de los sobrevuelos del helicóptero de la policía en la tarde de ayer, ahora están observando despliegue de agentes antimotines y de miembros del Servicio Nacional de Fronteras (policía militarizada) en las montañas cercanas.

“Tememos lo peor porque ellos no van a intervenir para abrir la vía, sino para cazarnos como animales”, anuncia uno de los líderes Ngäbe desde el puente de Changuinola.

Los trabajadores Ngäbe de las bananeras habían dado plazo hasta hoy para que el Gobierno respondiera a los reclamos de la Comarca Ngäbe Buglé y, por tanto, para cumplir con el compromiso de 2011 de prohibir los desarrollos mineros e hidroeléctricos en la Comarca (territorio autónomo reconocido por el Estado). “Esta mañana comenzarán los trabajadores a tomar posiciones en diversos puntos de Boca sdel Toro”, anunciaba uno de sus líderes.

Otramérica ha podido confirmar, por otra parte, que el interés del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, en dejar abierta la puerta a los desarrollos hidroeléctricos (él ha insistido que sobre minería no tiene problema en plaicar la restricción para la Comarca) tiene relación co su implicación en un polémico proyecto de represa, la del río Tabasará.

Los comerciantes de la ciudad han confirmado a Otramérica que comienzan a escasear los víveres y que la tensión es muy alta. “No queremos otro baño de sangre como el de 2010″, se lamenta uno de ellos en referencia a la represión policial de las protestas de los bananeros ngäbe en julio de 2010 que se saldó con la muerte de ocho trabajadores y otros 600 heridos de diversa gravedad, según destacó el informe elaborado por la propia comisión independiente nombrada por el Gobierno (y luego desconocida por éste).

Los diarios de Panamá destacan hoy la violenta represión de ayer (domingo 5 de febrero) y destacan, entre otros, el testimonio de monseñor Lacunza, mediador en el conflicto por petición del Gobierno que relata los sucesivos engaños de las autoridades a la Coordinadora Ngäbe y a las autoridades tradicionales. Si bien reconoce que las bases indígenas se negaron a secundar un preacuerdo llegado el sábado en la madrugada para despejar las vías, también lo justifica por los reiterados engaños a los que se han visto sometidos.

Posted in Uncategorized