Perú: Agricultores de Ucayali denuncian violentos desalojos y destrucción de sus cultivos por parte de empresarios

Este fin de semana 44 agricultores del caserío Centro Belén (Ucayali) fueron desalojados violentamente de sus chacras y casas, quemándoles sus pertenencias y apoderándose de sus cultivos. El saldo trágico, además de los heridos, fue el asesinato del agricultor y rondero Víctor Lozada Vásques, quien ha dejado 04 menores hijos en la orfandad.

Según las denuncias hechas, la responsabilidad recaería en el Sr. Guido Arias Vicuña, conocido empresario que promueve el cultivo de palma aceitera en la región; quién además estaría promoviendo el inminente desalojo de los caseríos Fruto de Fe, Palmas de Oro y Los Ángeles.

Los mencionados agricultores llevaban 15 años viviendo y cultivando las tierras del caserío, las mismas que fueron abandonadas alrededor de 40 años por los representantes de la SAIS Túpac Amaru, luego de deforestarlas y depredarlas. Pasados los años, luego de ver la recuperación de las mismas, los denominados antiguos dueños volvieron y las vendieron a terceros, con todo y agricultores.  El último comprador es el mencionado empresario, a quien también se le atribuye la muerte impune de otros agricultores en años anteriores.

Empero a esta situación, la posesión de las mencionadas tierras les ha sido reconocida a los agricultores por la misma Dirección Regional de  Agricultura de Ucayali, argumentado su derecho como posesionarios de acuerdo a ley. Sin embargo, según reza, la reciente carta enviada a CNA por Yrma Vivas, dirigente campesina de la región,  los abusos continúan y los desalojos son inminentes.

Por este motivo, la lideresa, en representación  de la Federación Agraria de Ucayali – FADU, está demandando la formalización de los predios con su respectiva titulación y la urgente presencia de las autoridades nacionales y regionales  en la zona para evitar más despojos a las familias agricultoras posesionarias de esas tierras.

Según el documento enviado, los agricultores de 18 caseríos, asentados en la SAIS Pachacutec y la SAIS Tupac Amaru, se solidarizan con lo ocurrido en Centro Belén, y están en pie de resistencia por reclamar justicia por las tierras donde viven y cultivan los alimentos. La Confederación Nacional Agraria – CNA, llama la atención por estos abusos y expresa su solidaridad. Además, está remitiendo el documento a las autoridades correspondientes e intercediendo porque se formalice a tiempo la posesión de los mencionados predios.

Posted in Uncategorized