Argentina: En la Feria del Congreso, los campesinos comparten la diversidad cultural latinoamericana

16 de abril de 2015

Colectivo de Comunicación de la CLOC – Vía Campesina

feira1.jpgVegetales encurtidos, dulces, vinos, jugos, salame de llama y todo tipo de artesanías. Estos son algunos de los productos que componen la Feria de VI l Congreso Continental de la CLOC, celebrado en Buenos Aires, Argentina, del 14 al 17 de abril.

Traído de los países latinoamericanos más destacados, los agricultores de todo el continente también se aprovechan de la reunión para compartir experiencias y demuestran la diversidad cultural latinoamericana.

La peruana Luci Salas Grandes de la organización de mujeres de San Martí, ha traído muchas artesanías hechas por cerca de 300 mujeres de su provincia.

Muchos de los productos son hechos de fibra de la palma de la planta, tales como sombreros, bolsos, cubierta del teléfono móvil y tiaras.

Además de la artesanía, los campesinos de su región también sembrar café, cacao, arroz, maíz y menestras. Actualmente, también invertir en la producción de estébia, de modo que el azúcar procesada se sustituye por algo más saludable.
“En nuestra producción no utilizamos pesticidas, porque nos preocupamos por su salud. Hemos trabajado estrechamente con la perspectiva de la soberanía alimentaria, que nuestra comida es buena, nutritiva y complementaria “.

En esta perspectiva, el argentino Tomas Del Compare, el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) muestra los productos de los campesinos de la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, como mermelada, dulce de leche y verduras.

Del Compare ayuda a organizar una red de comercialización de productos procedentes de diversos estados de Argentina en Buenos Aires.

El agricultor Rosa, la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Mendoza, habla de la producción agroecológica de tomate desarrollado por los agricultores en su provincia.
“De nuestras plantaciones por todo lo alto, es como una cadena, las hojas de los alimentos, semillas, hay personas que se preocupan viveros, siembra, cosecha y luego enviados a una agroindustria propios agricultores los cuales procesamos los tomates”, dice.

Tejidas a mano la tapa producida con 100% lana de alpaca se muestra con orgullo por el rosa Catisacari peruana, la ciudad de Puno. Donde vive, cerca de 60 mujeres son, además de la producción de guantes, chaquetas, bufandas y bordados en general. En la agricultura, las papas, cebada, quinua, Palisa, caniua hueco, son sólo algunos de los alimentos producidos por los campesinos de su región.

Entre una actividad y otra, Rosa aprovecha el tiempo que le queda para ser locutor de Radio Pachamama, la radio regional e Internet. Para ella, es importante que la discusión de la soberanía alimentaria para amplificar y es adecuado para las personas, una de las cuestiones principales trabajaban para ella en aymara y quechua.

“Tenemos que seguir adelante con formas campesinas, mantener nuestras costumbres ancestrales que han dejado nuestros abuelos. No podemos, por ejemplo, usar pesticidas en la tierra, y siempre debemos cuidar nuestras semillas nativas “, opina.

Posted in Uncategorized