Estudio muestra los males causados por los trangénicos y agrotóxicos

Jueves 4 de Octubre de 2012

http://br.groups.yahoo.com/group/agrisustentavel/message/20054

Número 601

20 de septiembre de 2012

Por primera vez en la historia, fue realizado un estudio completo y de largo plazo para evaluar el efecto que un transgénico y un agrotóxico pueden provocar sobre la salud pública. Los resultados son alarmantes.

El transgénico puesto a prueba fue el maíz NK603, tolerante a la aplicación del herbicida Roundup –característica presente en más del 80% de los transgénicos alimenticios plantados en el mundo–, ambos, transgénico y agrotóxico, propiedad de la Monsanto. El maíz en cuestión fue autorizado en Brasil en 2008 y está ampliamente diseminado en las plantaciones y alimentos industrializados, y el Roundup es también largamente utilizado en plantaciones brasileñas, sobre todo, las transgénicas.



El estudio fue realizado a lo largo de dos años con doscientos ratones de laboratorio, en los cuales fueron evaluados más de cien parámetros. Ellos fueron alimentados de tres maneras distintas: solo con maíz NK603, con maíz NK603 tratado con Roundup y con maíz no modificado genéticamente y tratado con Roundup. Las dosis de maíz transgénico –a partir del 11%– y de glifosato –0,1 ppb en el agua– y utilizadas en la dieta de los animales fueron equivalentes a aquellas a las que está expuesta la población norteamericana en su alimentación cotidiana.

Los resultados revelan una mortalidad más alta y frecuente cuando se consumen esos dos productos, con efectos hormonales no lineales y relacionados al sexo. Las hembras desarrollaron numerosos e importantes tumores mamarios, además de problemas en la hipófisis y en los riñones. Los machos murieron, en su mayoría, de graves deficiencias crónicas hepáticas y renales.

El estudio, realizado por el equipo del profesor Gilles-Eric Séralini, de la Universidad de Caen (Caen), fue publicado ayer (19/09) en una de las más importantes revistas científicas internacionales de toxicología alimentaria, a Food and Chemical Toxicology. Según un reportaje de AFP, Séralini afirmó que “el primer ratón macho alimentado con OGM murió un año antes que el ratón indicador (que no se alimentó con OGM), mientras que la primera hembra, ocho meses antes. En el 17º mes, fueron observados cinco veces más machos muertos alimentados con 11% de maíz (OGM)”, explica el científico. Los tumores aparecieron en los machos hasta 600 días antes de surgir en los ratones indicadores –en la piel y en los riñones. En el caso de las hembras –tumores en las glándulas mamarias– aparecen, en promedio, 94 días antes en aquellas alimentadas con transgénicos.

El artículo de la Food and Chemical Toxicology muestra imágenes de ratones con tumores mayores a pelotas de ping pong. Las fotos también pueden ser vistas en algunos de los reportajes citados al final de este texto.

Séralini también explicó a AFP que “con una pequeña dosis de Roundup, que corresponde a la cantidad que se puede encontrar en Bretaña –norte de Francia– durante la época en que se fumiga este producto, son observadas 2,5 veces más tumores mamarios de lo normal”.

De acuerdo con Séralini, los efectos del maíz NK603 solo habían sido analizados hasta ahora en periodos de hasta tres meses. En Brasil, la CTNBio (Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad) autoriza la plantación, la comercialización y el consumo de productos transgénicos basándose en estudios de corto plazo, presentados por las mismas empresas demandantes del registro.

El investigador informó incluso que esta es la primera vez que el herbicida Roundup fue analizado en largo plazo. Hasta ahora, solamente su principio activo (sin sus coadyuvantes) había sido analizado durante más de seis meses.

Un dato importante sobre ese estudio es que los investigadores trabajaron en la casi clandestinidad. Temiendo la reacción de las empresas multinacionales de semillas, sus mensajes eran encriptados y no se hablaba al teléfono sobre el asunto. Las semillas de maíz, que son patentadas, fueron adquiridas a través de una escuela agrícola canadiense, plantadas, y el maíz cosechado fue entonces “importado” por el puerto francés de Le Havre para la fabricación de los bocados que serían servidos a los ratones.

La historia y los resultados de ese experimento fueron descriptos en un libro, de autoría del propio Séralini, que será publicado en Francia el 26 de septiembre bajo el título “Tous Cobayes!” (“¡Todos cobayos!”). Simultáneamente, será lanzado un documental, adaptado del libro y dirigido por Jean-Paul Jaud.

Ese estudio pone fin a la duda sobre los riesgos que los alimentos transgénicos representan para la salud de la población, y revela, de forma chocante, la laxitud de los organismos sanitarios y de bioseguridad en varias partes del mundo, responsables por la evaluación y autorización de esos productos.

Con informaciones de:

Etude unique, la plus longue et la plus détaillée sur la toxicité d’un OGM et du principal pesticide – CRIIGEN, 19/09/2012.

EXCLUSIF. Oui, les OGM sont des poisons! – Le Novel Observateur, 19/09/2012.

Estudo revela toxicidade alarmante dos transgênicos para os ratos – AFP, 19/09/2012.

Transgênicos matam mais e causam até três vezes mais câncer em ratos, diz estudo – UOL, 19/09/2012.

Referencia del artículo:

“Long term toxicity of a Roundup herbicide and a Roundup-tolerant genetically modified maize”. Food and Chemical Toxicology, Séralini G.E. et al. 2012.

Fuente: POR UM BRASIL ECOLÓGICO, LIVRE DE TRANSGÊNICOS & AGROTÓXICOS

 

Posted in Uncategorized