Fortalecer la lucha latinoamericana frente a la contraofensiva del Imperio

13/10/2010

En el marco del análisis de contexto internacional, la dirigenta del Movimiento Sin Tierra y también integrante de la Comisión Política del V Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC),  Itelvina Massioli remarcó que este encuentro en la mitad del mundo en Ecuador, es el resultado de un gran proceso de articulación, resaltando la importancia de poder reconocerse en los distintos procesos de lucha, como también destacar  la gran participación de jóvenes que viene a oxigenar el movimiento y posibilita nuevos liderazgos de hombres y mujeres en el continente.

 

Itelvina Massioli, puso en el debate, en la reflexión del V Congreso de la CLOC, una lectura colectiva  sobre los últimos hechos acontecidos en el continente.  Según manifestó, nos encontramos viviendo un nuevo siglo de la lucha en nuestro continente “Partimos comprendiendo que las victorias electorales de la izquierda progresista en el continente, en 1998 con Chávez, creó una nueva correlación de fuerzas en América Latina. Con los demás gobiernos progresistas podemos hacer un balance crítico de la acumulación de fuerzas y sus limitaciones”.

A partir de 1988, la derecha latinoamericana comienza una evaluación en este proceso de  derrotas electorales e inicia una contraofensiva  buscando recuperar los espacios perdidos, que se puede analizar en tres aspectos. Primero en términos económicos, Itelvina Massioli señala, “la élite latinoamericana intenta mantener sus tasas de ganancia, el lucro, y en base a eso todo lo transforma en mercancía. Por eso tenemos esta consigna en nuestro Congreso, porque hemos vivido en nuestra vida diaria lo que es el saqueo del capital. Nuestro continente ofrece las mejores condiciones para la acumulación del capital, hemos visto un acaparamiento de la naturaleza, las empresas transnacionales han acaparado el agua, la energía, la biodiversidad”.

Este es un periodo, que los analistas políticos han definido como la “recolonización del mundo”  que se aprecia con la imposición de los Tratados de Libre Comercio (TLC) y el IIRSA en nuestro continente. Está claro para nosotros. En este periodo, las corporaciones y los grupos financieros detentan el poder en el continente. Por eso, la CLOC declara en este V Congreso, a las multinacionales como enemigas de la humanidad. Al respecto, la dirigenta destacó las palabras del presidente Evo Morales en la inauguración del Congreso, “por eso es importante lo que dijo Evo Morales. Planeta o muerte. Esa es una lucha enorme de enfrentamiento de los movimientos continentales”.

El Segundo aspecto es político, en esta ofensiva de la derecha  por la toma del poder, que se ve en casos como Chile, donde triunfa en las últimas elecciones presidenciales el empresario de derecha Sebastián Piñera, significa el regreso de la extrema derecha al poder,  que también lo vemos en ejemplos como Colombia y México.  Este componente político viene acompañado de una fase militar. La ofensiva militar es parte de la estrategia del imperio para retomar espacios en el continente, reflejado en casos como Honduras, que ha recibido la solidaridad de todo el continente, la militarización en Haití y la asonada de golpe en Ecuador; por su parte Venezuela, Bolivia y Paraguay son países que viven con la constante amenaza de un golpe de Estado.

“No podemos dejar de comprender la estrategia norteamericana del imperio, sabemos que  está detrás de todo esto. Los EEUU perdieron terreno ideológico, político y económico en la región y en el mundo, pero su fuerza militar es incomparable. Les interesa llevar toda disputa en el terreno militar. Todos entendemos que detrás de los golpes y los intentos, están los intereses políticos y económicos de EEUU para dividir los movimientos sociales y desestabilizar los gobiernos progresistas, por ello existe una reactivación de la IV Flota”, señaló la integrante de la comisión política del V Congreso de la CLOC.

El tercer elemento en la evaluación de la campaña ideológica desatada por el imperio, a través  de los medios de comunicación, que hoy cumplen un rol fundamental en los cambios culturales de los pueblos y en la pérdida de identidad “los medios están llevando a cabo todo tipo de terrorismo ideológico frente a los procesos políticos más avanzados, Bolivia, Cuba, Venezuela, contra cualquier proceso social de cambio. Sobre nuestra lucha de movimientos sociales han criminalizado los movimientos y la pobreza. Ellos han cumplido un papel determinante” afirma Itelvina.

Si el imperio ha lanzado una campaña para criminalizar las luchas de los movimientos sociales, es una señal que los movimientos están activos y existe un temor frente a las luchas que se articulan en el continente.  Por otra parte los medios de comunicación masivos, han logrado generar la estrategia de convertir todos los desastres, todos los dramas humanos, en un espectáculo, como es el caso de los trabajadores mineros en Chile, donde nadie discute las causas de la precarización del trabajo.  Si bien los pueblos del mundo se alegran de poder llevar adelante el rescate, Itelvina Massioli afirma, “estamos contentos de sacar a nuestros compañeros de ahí. Pero la sociedad del espectáculo hace que los grandes medios de comunicación transformen el  sufrimiento y miseria de los trabajadores, en otro show más, que son parte de esta sociedad de consumo y frivolidad”.

Los desafíos planteados para este V Congreso son políticos y orgánicos.  Al respecto, la dirigente de MST manifiesta: “En cuanto a los desafíos políticos,  está la internacionalización del capital en el continente y el mundo, el proceso de ofensiva del modelo neoliberal del imperio, y hace falta mucha claridad para señalar que el socialismo es nuestro proyecto estratégico. Por ello, es preciso avanzar en la construcción de alianzas que permitan la construcción del proyecto popular; este Congreso debe discutir cómo la CLOC-VC  se involucra en el proceso del ALBA como estrategia para acumular fuerzas”.

La dirigenta campesina enfatizó en la necesidad de hacer un camino de construcción para romper la democracia representativa y construir una participativa; según ella es necesario romper el verticalismo, multiplicar la participación, las tareas y el ejercicio de la democracia desde las organizaciones, bajo los valores socialistas, recuperando un parámetro de acción de los dirigentes y militantes, y agrega: “frente a la situación en nuestro continente, se precisa avanzar en la formación de cuadros, que dominen el conocimiento científico para interpretar y transformar la realidad. Hemos dado pasos importantes, tenemos una red de formación como son los IALAs, hay mucho por  avanzar. No es solo comunicación, es política, estrategia para disputar la batalla de ideas”.

Otro  de los desafíos político-organizativos, es la necesidad de fortalecer y avanzar  en el trabajo con la juventud del campo y la ciudad. Hoy se constata que se cuenta con una juventud que ha perdido la rebeldía en esta sociedad de consumo. Otro elemento es la organización y participación política de las mujeres, como sujetas políticas del proceso.  También es necesario según lo manifestado por Itelvina Massioli “acompañar los procesos más avanzados en el continente, con una mirada crítica; pero no podemos dejar que el imperio siga dando golpes, dividiendo, impidiendo la construcción de los procesos populares”.

Recuperar la solidaridad internacional como un valor, como un principio político, tener mayores espacios de participación democrática, resignificar el rol de las comunicaciones al interior de las organizaciones, dar la batalla frente a esta contraofensiva de la derecha más recalcitrante, fortalecer lo político y lo orgánico, y dar respuestas contundentes y articuladas desde todo el continente, son parte del debate y la reflexión de este V Congreso de la CLOC, y también parte de los desafíos que enfrenta para el nuevo periodo de construcción y luchas.

Posted in Uncategorized