Los organismos vivos modificados en República Dominicana

 Miércoles 18 de Enero de 2012

La llegada de los transgénicos a República Dominicana es una afrenta contra la Soberanía Alimentaria, la sostenibilidad ambiental y contra las prácticas productivas de los /as medianos/as y pequeños /as productores /as de alimentos.

La importación de alimentos transgénicos para la alimentación animal como trigo, maíz y soya, además de la introducción de lechosa jaguayanas, tomate, entre otros, provoca daños a la salud de las personas, los animales y los ecosistemas. La introducción de los OGM impacta a los agro ecosistemas locales, ya que pone en peligro especies de insectos, malezas, microorganismos benéficos a la agricultura, además elimina las prácticas culturales de los/as campesinos/as en el manejo de la producción en general.

Para nadie es un secreto que se modifican los hábitos de consumo de la población.  Al sustituir especies tradicionales por organismos vivos genéticamente modificados se pierden olores, sabores y texturas, etc. La nueva tecnología introduce un cambio cultura en la alimentación.

Otro problema de envergadura es la perdida de la semilla tradicional, la cual está adaptada al ambiente y a un tipo de manejo y uso (actividades culturales), además de ofrecer una carga genética que no produce daño a otras especies dentro del agro-sistema. Igualmente está probada su efectividad en la producción y el control por parte  de los productores/as locales de su semilla, como ocurre todavía en algunos lugares del país, pese a la política agropecuaria que implementa el Ministerio de Agricultura.

Los programas como el (CVEMA) CENTRO DE VENTA Y MATERIALES y (PROSEMA) Programa de Servicios y Maquinarias Agrícolas quitaron a los/as productores/as agropecuarios/as, la posibilidad de seguir manejando su semilla, por la falta de infraestructura para su conservación. A la par desparecieron las prácticas culturales de manejo y conservación de las semillas en algunas regiones del país.  Los/as productores/as confiaron en el Ministerio de Agricultura. No obstante, el ministerio impulsó programas de privatización de semillas y servicios de investigación. Los nuevos paquetes tecnológicos han venido vulnerando a los/as productores/as nacionales. Y ahora nos enfrentamos a un monstruo de mayor envergadura como es Monsanto, con sus semillas de exterminación.  

La introducción de organismos vivos modificados se  sostiene mediante el patentizado del material genético. El monopolio de la semilla es parte de las nuevas estrategias de la transnacionalización de las empresas multinacionales de alimentos. La vida pertenece a Dios y a todos/as, no puede ser privatizada.

En relación a este panorama la posicionamiento de la Articulación Nacional Campesina

1.     No aceptamos la introducción de organismos vivos modificados. Esto provoca dependencia y la pérdida de la Soberanía Alimentaria.

2.     Los paquetes tecnológicos de los OGM afectan la salud de la población, de los animales y de los ecosistemas.

3.      No aceptamos los OGM, porque no producen ningún tipo de beneficio para la agricultura, el ambiente, los suelos y por los niveles de dependencia que genera esta tecnología.

4.     Estos paquetes tecnológicos implican un aumentos de los costos productivos y por tanto los pequeños/as y medianos/as productores/as no tenemos la capacidad de acceder a dichos paquetes. Tomando en cuenta que comprometen los agro ecosistemas.

Propuestas de la Articulación Nacional Campesina

1.     Que se apruebe el proyecto de Ley de Bioseguridad.

2.     Que se continúen los debates sobre los transgénicos por todas las evidencias existente sobre la entrada de OGM a República Dominicana.

3.     Que el Ministerio de Agricultura exija los certificados de no transgénicos a las compañías y empresas de importación que introducen alimentos y semillas al país.

4.     Que el Ministerio de Agricultura inicie una investigación exhaustiva para comprobar por medio de laboratorio que el material genético recogido no es transgénico. Y que los resultados sean de acceso público.

5.     Que se reactiven los programas de incentivo a la producción y preservación de las semillas locales a servicios de los/as productores/as nacionales.

6.     Que se haga público el convenio firmado entre Eurosuministro y la subsidiaria de Monsanto. Y que el Ministerio de Agricultura deje sin efecto este convenio.

7.      Que se apliquen las medidas precautorias para evitar la entrada de OGM al país.

Dirección nacional ANC

 

Posted in Uncategorized