Mexico: El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está destruyendo las posibilidades de soberanía agroalimentaria

27 de agosto de 2013

tlc-siembraMéxico ha incurrido en una dependencia alimentaria inducida: especialistas

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está destruyendo las posibilidades de soberanía agroalimentaria en México, lo que hace imposible que el estado mexicano garantice el derecho a la alimentación afirmó el doctor Alberto Montoya Martín del Campo vicepresidente ejecutivo del Centro de Estudios Estratégicos Nacionales de la Universidad Iberoamericana.

Defendió la subsistencia de los mercados públicos, en particular en el DF, amenazada por el surgimiento de nuevas cadenas comerciales, por lo que se debe “reducir el poder de mercado, concentración y tendencia importadora de grandes departamentales extranjeras como WalMart, que están provocando la quiebra de pequeños y medicinas”

Durante su intervención en el Foro de Análisis del Desarrollo Agrario y Rural del Distrito Federal organizado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), mencionó que “en los últimos 30 años, México incurrió en una dependencia agroalimentaria y nutricional que ha sido inducida, no resultado del azar”.

Afirmó que el Tratado de Libre Comercio es un proyecto de “dominación económica y geopolítica para el control en particular de la alimentación y de la biodiversidad de la que dispone este país”.

A pesar de los estragos de las modificaciones constitucionales que dieron paso al TLCAN, ahora se pretende destruir, “uno de los elementos fundamentales del Pacto Social de los mexicanos; se pretenden destruir los artículos 27 y 28 de la constitución con la iniciativa de reforma energética que es contraria al interés nacional” afirmó en su ponencia Soberanía y Seguridad Alimentaria: El Derecho a la Alimentación”.

La apertura de México a la globalización sin contar con un proyecto nacional “ha conducido a la pérdida de soberanía económica, soberanía política, soberanía cultural y ahora lo estamos viendo soberanía militar; es imposible tener soberanía política sino tenemos soberanía económica”.

Incluso se ha perdido soberanía en el las actividades bancarias y los aspectos fiscales porque con los tratados de doble tributación las corporaciones fiscales pagan impuestos en sus países y los acreditan en el nuestro.

Así ocurrió en el caso de la compañía General Motors que “perdió 200 millones de dólares porque vendió unas acciones en Japón de la empresa Zuzuki y declaró esa pérdida como perdida fiscal en México, lo que fue rechazado por la Secretaría de Hacienda pero aceptado por la Suprema Corte de Injusticia”.

Con el TLC, EU quiere convertirnos en una nación importadora de alimentos, y es que por una parte EU firmó el TLC pero por la otra autorizó al Departamento de Agricultura un presupuesto del orden de 70 a 80 millones de dólares cada año y subsidios de 18 a 20 mil millones de dólares, “de manera que tenemos un TLC en el que EU subsidia a sus productores y en cambio se impide que haya condiciones de rentabilidad para los productores nacionales; se busca con ello: sofocar la capacidad de alimentar a la población”.

Desde que México firmó el TLCAN, “hemos adquirido más de 100 mil millones de dólares en productos subsidiados en los Estados Unidos” y de la misma forma ha aumentando “la dependencia alimentaria en granos y oleaginosas”.

Asimismo, con el TLCAN “México perdió 6 millones de empleos en el campo, mitad de ellos migraron a EU donde se producen los alimentos que luego importamos. Hoy importamos el 42 por ciento de los alimentos y tenemos 8 millones de hectáreas que no se cultivan simple y sencillamente porque no hay condiciones de rentabilidad”.

Posted in Uncategorized