co1

Coyuntura Internacional – “El capitalismo está en su fase transnacional más elevado”

Colectivo Comunicacion VII Congreso CLOC Via Campesina

Después de la inauguración del VII Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) Vía Campesina se abrieron las mesas donde se expusieron los temas fundamentales que por dos años se trabajaron para ser debatidos en este congreso. Dichos temas son la construcción del socialismo, la reforma agraria y la unidad de los pueblos, mismoS que deben ser incorporados en el documento final de este congreso.

No se puede construir solidaridad, unidad, soberanía alimentaria, reforma agraria sin antes dar una mirada profunda al contexto político internacional y reflexionar sobre la situación de la agricultura campesina en América Latina.  Para mostrarnos como el capital arremete en contra de los territorios y las formas de las que se vale el capital para aumentar sus ganancias estuvieron como ponentes el compañero Rafael Hidalgo del Partido Comunista de Cuba y la compañera Iridiani Seibert del Movimiento de Mujeres Campesinas de Brasil.

Rafael inició su intervención diciendo que la vuelta del capitalismo neoliberal no tiene contención por parte de las fuerzas de izquierda que promueven las ideas anti sistémicas radicales. Para él, estamos en un momento adverso en el plano de la correlación de fuerza con un carácter coyuntural nada estratégico y por lo tanto es necesario leer la coyuntura con objetividad desde una perspectiva histórica y dialéctica.

rh

“El capitalismo está en su fase transnacional más elevado” dijo, pero si se analizan severamente los hechos nos daremos cuenta de que esa beligerancia irresponsable que preside la política norteamericana no es señal de fortaleza, es señal de debilidad, ellos están conscientes de que perdieron la capacidad de poder ante otros actores con creatividad tecnológica y que hoy está la disputa si China o Estados Unidos van a dominar el desarrollo tecnológico en este siglo.

En estos momentos hay una contradicción en Estados Unidos, llevan 114 meses consecutivos de crecimiento económico, un crecimiento modesto, 1, 8 o 1, 9, sin embargo los Estados Unidos con respecto a otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) no es el país con mejor inversión de desarrollo tecnológico, tiene un nivel de salario promedio al nivel de los años 70, ha creado en dos años que lleva Trump, 5, 8 millones de empleos con bajos salarios, porque no hay un nivel de inversión tecnológica como el que está haciendo China. Pero Trump planteó eliminar el déficit y no han podido, el pueblo estadounidense consume más de lo que produce y estructuralmente no va poder eliminar la brecha que tiene hoy con el país asiático.

Resumió que el capital está fuerte, tiene hegemonía militar, tiene poder económico como para crear situaciones indeseables en países en desarrollo, y enfatizó que estamos en un proceso de transición peligrosa donde los niveles de agresividad pueden poner en serios riesgos la paz mundial, pero hay algo que en política es bueno consignar, y es que los procesos históricos no son lineales y es ahí donde se deben identificar las variables que la izquierda debe utilizar para  hacer posible lo que un día dijo Martí “patria es humanidad”.

ap2Por último hizo referencia a la importancia que tiene la unidad en la construcción del socialismo, desde la experiencia cubana, si Martí no se hubiese dado cuenta, cuando creo el Partido Revolucionario Cubano de que habían perdido parte de los procesos emancipatorios en la guerra de los 10 años y las guerras posteriores por falta de unidad no hubieran avanzado jamás y agregó que en esta coyuntura que vivimos no hay salida para los proyectos humanistas y el movimiento campesino lo ha vivido en carne propia y que el enemigo no está entre nosotros, es el gran capital.

Por su parte Iridiani Seibert se refirió al contexto del campo en América Latina en el marco global del capitalismo y partió de que luego de la crisis del capital financiero, el mismo tuvo que volver su mirada a los procesos de la explotación de los bienes materiales y naturales como la tierra, el agua, la biodiversidad las semillas y la extracción mineral.

Dijo que esto se da através de la alianza conservadora que existe en el continente, entre las grandes transnacionales y los grandes propietarios de tierra y se fortalece en el proceso de movimiento del capital sobre los territorios y sobre la vida de los pueblos del campo.

Agregó que el mercado financiero pasa a ser el que rige todas las políticas económicas a nivel mundial y local donde el Estado es apropiado por los intereses y las demandas del capital transnacional. Eso no significa que deja de existir, más bien pasa a cumplir un papel fundamental para que el capital transnacional pueda llegar, desarrollarse y explotar los territorios, son ellos quienes facilitan el lucro y la criminalización del territorio.

iriMencionó además algunos elementos que el capital necesita para salir de la crisis. Requiere apropiarse aún más de los bienes naturales de una manera mucho más violenta para sacar las ganancias que necesita para mantenerse. Otro elemento que también hace parte de esta fase es la consolidación de los grandes monopolios del agro, del agua, de los minerales, de los grandes bancos que invierten y son parte de este proceso. También en esta fase se ve fortalecido la promoción de nuevos y al mismo tiempo la renovación de  Tratados de Libre Comercio como el Transpacífico, el ADA en Centroamérica, el TLCAN en México y el que actualmente se está tratando desde el Mercosur y otros.

Señaló que en este modelo la única forma de producir, desde el punto de vista ideológico es la del agronegocio, el extractivismo y la expropiación de los territorios, las llamadas economías verdes, las economías naranjas disfrazadas de ecoturismo, emprendedurismo como nuevas estrategias de lucro. De igual forma se suma la extranjerización de la tierra, donde las empresas se apropian de grandes territorios para poder producir y explotar la minería, sus semillas y esto viene junto con la intensificación del paquete tecnólogo como los agrotóxicos, los transgénicos y la mecanización, esta última con el fin de acabar con el empleo en el campo ya sea desde el punto de vista de la agricultura campesina familiar o desde los obreros agrícolas desencadenando por ejemplo en el actual fenómeno social de la migración.

Afirmó que un elemento clave es el conflicto de guerra en el campo, el genocidio que se origina por la llegada de las transnacionales en los territorios. Es algo que se vive diariamente en muchos países de América Latina, en algunos de los casos con mayor intensidad como ocurre en Colombia.

Sintetizó que el modelo capitalista aumenta la concentración de la tierra, la ganancia del agronegocio, la violencia contra los territorios y dirigencia de las organizaciones y aumenta la pobreza. Ante esto los desafíos son: hacer organizaciones de base para la resistencia, hacer formación política con la base y con la militancia para que se apropien de métodos de análisis y construir las soluciones locales, regionales e internacionales, apropiarse de los conocimientos y el dominio de los nuevos métodos de la comunicación de masas, la solidaridad entre los pueblos y por último la unidad.

Por ahora se continúa resistiendo de forma activa para ir acumulando las condiciones para nuestro gran objetivo que es la revolución socialista.

¡Desde nuestros territorios!

¡Unidad, lucha y resistencia!

¡Por el socialismo y la soberanía de los pueblos!

m1

Mujeres a toda revolución

Colectivo Comunicacion VII Congreso CLOC Via Campesina

“Con feminismo construimos socialismo”: consigna de la 6ª Asamblea de Mujeres de la Coordinadora de Organizaciones del Campo-CLOC.

Unas 200 delegadas de la Coordinadora de Organizaciones del Campo (CLOC-La Vía Campesina) realizaron el 26 de junio su sexta Asamblea, en el marco del 7º Congreso Continental de la CLOC en el Centro Integral de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en La Habana, Cuba.

Participaron mujeres del país anfitrión del congreso, de otros 18 países de América Latina y el Caribe, y también delegadx y aliadxs de La Vía Campesina de Asia, África, Europa y América del Norte.

Para abrir la asamblea de mujeres, Francisca “Pancha” Rodríguez de ANAMURI-Chile y Yanila Kuper de la Federación de Mujeres de Cuba hablaron sobre Coyuntura y desafíos políticos para la lucha de las mujeres del campo en América Latina y el Caribe.

Por la tarde, María Canil (CONAVIGUA-Guatemala), Iridiani Sibert (MMC-Brasil) y Juana Ferrer (CONAMUCA-República Dominicana) se refirieron a los Avances y desafíos en la construcción del Feminismo Campesino y Popular.

Hablamos con ellas sobre estos avances y desafíos, la importancia de reconocer el pensamiento y trabajo de nuestras ancestras y la necesidad de construir memoria feminista al interior de los movimientos.

m1

“Con feminismo construimos socialismo” afirman mujeres de la Cloc – LVC

Colectivo Comunicacion VII Congreso CLOC Via Campesina

En el marco del VII Congreso de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones Campo (CLOC-LVC), hoy se inauguró la VI Asamblea de Mujeres del Campo. Con una mística que trajo a la memoria  luchadoras comprometidas con las transformaciones sociales, como Berta Cáceres de Honduras, Vilma Espín de Cuba, Francisca Carrasco de Costa Rica, Loiva Rubenich de Brasil, Mamá Tingó de República Dominicana, Tránsito Amaguaña de Ecuador, y muchas otras que forjaron el camino de la resistencia.

La bienvenida estuvo a cargo de Iridiani Seibert del Movimiento de Mujeres Campesinas, MMC de Brasil, quien además es miembro de la Articulación de Mujeres a nivel continental, en su intervención agradeció la presencia de todas las delegaciones de cada uno de los países, así como la participación de las aliadas y de la delegación de la Federación de Mujeres Revolucionarias  de Cuba. 

“Para las mujeres de la CLOC- LVC es un honor poder realizar esa VI Asamblea  en la cuba libre y soberana, pilar fundamental en la lucha, en la tierra de Vilma Espín, de Aidé Santamaría y de Celia Sánchez, quienes hicieron la lucha y las mujeres de ahora le dan continuidad”, subrayó.

Esta VI Asamblea, así como el VII Congreso, es un espacio de carácter político ideológico y es tarea de todas profundizar debates, acciones de luchas y los desafíos que tenemos las mujeres. Además, la Asamblea consta de dos espacios, uno para discutir el contexto político en América Latina, y el otro para continuar profundizando nuestra propuesta de Feminismo Campesino y Popular.

Por su lado, Francisca Rodríguez de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas,  ANAMURI de Chile, afirmó “esta no es una asamblea más, pues la construcción del Feminismo Campesino y Popular tiene un caminar de más 10 años, en principio las mujeres habíamos afirmados que  “sin feminismo no hay socialismo”, y este momento histórico que vivimos en el continente nos ha hecho replantear nuestra consigna para decir hoy ¡que con feminismo construimos socialismo!

m2

En los últimos congresos el aporte y la construcción política de las mujeres ha sido fundamental para el avance tanto de la CLOC como de La Vía Campesina.  Hoy en día las delegadas representan  más del 51% en los Congresos.

Pancha, como cariñosamente se le conoce, también comentó que esa participación activa de las mujeres es algo que le emociona, recuerda que en el primer congreso de la CLOC solamente participaron 7 compañeras, en una comisión de género, arrinconadas, pero fueron ellas quienes llevaron la voz de las mujeres para que el Congreso hiciera determinaciones  importantes, como reconocer a las organizaciones de mujeres que ya habían surgido en América Latina, tal como la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa”, la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas (CONAMUCA) y  el Movimiento de Mujeres Campesinas de Brasil,.

m3“En ese sentido, el reto es reconstruir la historia, hablar para nosotras y para las futuras generaciones, contar como estas mujeres con mucha valentía fueron abriendo  surcos de esperanza dentro de un movimiento en América Latina, que surgía de las raíces históricas de las organizaciones campesinas.  La CLOC tiene  25 años, pero el movimiento campesino en América Latina tiene larga data y ahí las mujeres siempre fueron parte”, enfatizó.

Para concluir, afirmó que  la lucha es conjunta en contra del patriarcado, en contra de la violencia hacia las mujeres y en contra del imperialismo.

¡Con feminismo construimos socialismo!

¡Desde nuestros territorios
Unidad lucha y resistencia
por el socialismo y la soberanía de los pueblos!