¡Derechos Campesinos Ya!

En marco de la Declaración de la ONU de derechos de campesinos y otras personas que trabajan en áreas rurales, la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (FENSUAGRO) y el Instituto Agroecológico Latinoamericano (IALA) María Cano de Colombia, han preparado una serie de audiogramas sobre los artículos que contienen la Declaración. Invitamos a las organizaciones a utilizarlas en sus procesos de formación e incidencia.

¡Derechos Campesinos Ya!

Artículo 1 “Quién es una campesina o campesino”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Todo hombre o mujer que tenga relación especial con la tierra y la naturaleza a través de la producción de alimentos, es un campesino o campesina. el trabajo familiar y colectivo del campesinado, se ocupa de la agricultura, la ganadería, el pastoreo y las artesanías que devienen de la zona rural. Así mismo se incluye en este derecho a las personas que no poseen tierra propia para trabajar, caracterizados por la ONU como personas sin tierra, es decir, familias de zonas rurales que no son agrícolas, pero que prestan sus servicios en otras áreas para asegurar sus medios de vida.

Artículo 2 “Derechos de las campesinas y campesinos”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Todas las mujeres y hombres campesinos tiene derechos iguales, derecho de disfrutar plenamente de sus libertades tanto individual como colectivo, tienen derecho a no ser objeto de ningún tipo de discriminación fundada en su situación económica, social o cultural. Así como el derecho a participar de la formulación de políticas y decisiones que afecten sus tierras y territorios. La soberanía alimentaria es un derecho vital para el campesinado, es decir la facultad de alimentarse saludablemente a través de métodos ecológicos que ayuden a definir sus propios sistemas de alimentación y agricultura.

Artículo 3 “Derecho a una vida digna y a la no discriminación hacia las mujeres”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Las campesinas y campesinos tienen a un nivel de vida adecuado a tener ingresos económicos dignos para cubrir sus necesidades básicas y la de su familia,  así como a conservar su cultura alimentaria tradicional y al acceso de servicios de salud y medicina tradicional. Resaltamos el derecho que tiene la mujer campesina a acceder en condiciones de igualdad a la tierra y a los recursos naturales. Derecho a participar en formulación de planes de desarrollo social, derecho de acceso a todos los tipos de educación a fin de aumentar sus conocimientos. El derecho al cuidado de su propio cuerpo y decisión autónoma a su salud reproductiva. El estado velará por que las campesinas y otras mujeres que trabajan en zonas rurales disfruten sin discriminación de todo los derechos y libertades fundamentales, así como a erradicar toda las formas de discriminación y violencia hacia ellas.

Artículo 4 “Derecho a la tierra y al territorio”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Las campesinas y campesinos tienen derecho a la posesión de tierras, con titulo individual o colectivo para la organización de su vivienda y cultivos. Tienen derecho a trabajar su propia tierra, obtener productos agrícolas y criar animales, así como a administra y preservar el entorno natural. La tenencia a la tierra es un derecho primordial para el campesinado, como también a beneficiarse de reformas agrarias que permitan cumplir la función social de la tierra, asegurar un acceso equitativo al territorio y en especial al derecho de no ser desalojados a la fuerza de sus tierras. 

Artículo 5 “Derecho a la semilla, el saber y la práctica de la agricultura tradicional”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Las campesinas y campesinos tienen derecho a determinar la variedad de semillas que quieren cultivar, a desarrollar sus propias especies e intercambiar, dar o vender, al igual que a la protección de sus conocimientos tradicionales, relativo a la alimentación y la agricultura. Tienen derecho a escoger métodos de agricultura individual o colectivamente, así como a rechazar modelso industriales de la agricultura que consideren peligrosos desde el punto de vista económico, ecológico y cultural.

Artículo 6 “Derecho a medios de producción”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Todas las campesinas y campesinos tienen derecho a obtener materiales y herramientas necesarias para sus actividades agrícolas por medio de créditos, así como asistencia técnica y demás tecnología apropiada para aumentar su productividad. El agua se les garantizará para el riego, apoyando producciones sostenibles controladas por las comunidades. La participación en mercados locales, así como la formulación y aprobación del presupuesto para agricultura nacional es un valor político al que tiene derecho el campesinado colombiano.

Artículo 7 “Derecho a la información”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Las campesinas y campesinos tienen derecho a obtener información adecuada sobre sus propias necesidades, a buscar recibir preparar y difundir factores que puedan afectar la producción, elaboración, la comercialización y distribución de sus productos, al igual que obtener información sobre bienes y servicios donde deciden qué y como quieren producir y consumir, garantizando el cuidado de su vida, su tierra y sus medios de subsistencia.

Artículo 8 “Libertad para determinar precios y mercado en la producción agrícola”

Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Todas las campesinas y campesinos tienen derecho a decidir en el orden de prioridad en su producción agrícola en función de sus necesidades de su familia, tienen derecho a vender sus productos en los mercados locales tradicionales determinando sus precios y obtener un valor justo por su producción. El campesino tiene derecho a elaborar sistemas de comercialización comunitario con el finde garantizar las buenas prácticas de intercambio y circulación de las semillas como parte de la soberanía alimentaria. 

Artículo 9 “Derecho a la protección de los valores en la agricultura”


Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Las campesinas y campesinos tienen derecho al reconocimiento y la protección de su cultura y de los valores de la agricultura, a desarrollar y preservar los conocimientos locales que le permitan expresar su espiritualidad individual y colectivamente. Así mismo se rechaza toda intervención que pueda destruir la significación de las prácticas del campo.

Artículo 10 “Derecho a la diversidad biológica”


Declaración sobre los derechos de los campesinos y de otras personas que trabajan en zonas rurales emitida por la ONU. Todas las campesinas y campesinos tiene derecho a la protección preservación y fomento de la diversidad biológica, así como el derecho a rechazar todas las patentes que amenacen la biodiversidad y mecanismos de certificación establecidos por empresas transnacionales.

República Dominicana: Un Movimiento Feminista con Carácter Solidario

En Managua, Nicaragua, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) y La Vía Campesina celebraron durante las fechas 22-28 de abril de 2022, una serie de reuniones y actividades en marco de los 30 años desde el nacimiento de La Vía Campesina.

Durante este encuentro, nos sentamos con la compañera Juana Ferrer de la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA) de la República Dominicana,  para conversar sobre la organización de las mujeres en su país.

El movimiento amplio en República Dominicana

En República Dominicana el movimiento feminista, el movimiento campesino, ha tenido sus altas y sus bajas. Podemos hablar ahora de que existe una gran alianza del movimiento feminista, el movimiento del campo y las organizaciones sociales para avanzar en la lucha por los derechos ambientales, por la lucha contra la minería, la lucha contra la violencia hacia las mujeres, la lucha por la recuperación de los recursos naturales y contra la privatización.

En República Dominicana existe un movimiento feminista fortalecido en donde las mujeres organizadas del campo estamos presentes. También participamos en los espacios del movimiento afro. Al nivel internacional somos parte de la CLOC y  La Vía Campesina, y algunas organizaciones como CONAMUCA somos parte también de la Marcha Mundial de Mujeres. Estamos fortaleciendo desde el país esa alianza entre La Vía Campesina y la Marcha Mundial de Mujeres. También hacemos parte de la Red de Salud de las Mujeres de América Latina y también somos parte de otras redes que trabajan el tema de Soberanía Alimentaria, el tema del acceso a la vivienda y también nuestra relación como dos países Haití y República Dominicana que compartimos isla. 

Toda la situación que atraviesa Haití es una cuestión que es asumida por el movimiento social y campesino en República Dominicana en solidaridad con el pueblo haitiano. Igualmente con todos los procesos de solidaridad con Cuba, Venezuela, y Nicaragua. Hay todo un movimiento social en donde hay carácter solidario que levantar.

Feminismo Campesino Popular

Cuando hablamos del feminismo campesino y popular, no es solamente a las mujeres sino también a los hombres, jóvenes y adultos del campo. Es como hemos ido agarrando esa alianza entre las mujeres y  los  compañeros. Por eso nosotras hoy podemos hablar, yo pienso que en toda América Latina, hemos avanzado porque ellos también entiendan y se sumen también a las demandas de las mujeres del campo relacionado con los derechos. Ahora podemos hablar con soltura de tema qué no es un tema en el aire sino uno que tienen que ver con los derechos de las mujeres.

Nuestro caminar por el Proceso Constitucional en Chile

“El proceso Constituyente de Chile es un ejemplo de esperanza para América Latina y el resto del mundo y nuestra lucha como ANAMURI es luchar por la Soberanía Alimentaria y los derechos de las mujeres”

La Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas ANAMURI inicia el proceso constituyente tras el levantamiento popular del 2019, un gran desafío con la posibilidad de ser una de las protagonistas de este importante proceso hacia la nueva constitución que nace desde una demanda popular del pueblo de Chile.

En su inicio, nos propusimos motivar a las socias para que fueran candidatas convencionales, en esta campaña hubieron 8 mujeres socias, de las cuales 2 fueron electas, Alejandra flores de Tarapacá e Ivanna Olivares de Coquimbo, ambas del norte de Chile. Luego en octubre del 2020 se lleva a cabo el referéndum, respaldado por un 78% de los votantes, el primer triunfo para dar paso al proceso constitucional.

Esto implico varios momentos estratégicos de mucha negociación para alcanzar acuerdos políticos y lograr que nuestras iniciativas tanto la del derecho a la alimentación, como la de soberanía alimentaria y la ruralidad fueran parte de las propuestas, desde la producción de alimentos y el cuidado de la biodiversidad, de los recursos naturales desde la identidad cultural que genera el campo y las comunidades de los pueblos originarios lo que constituyen un baluarte del patrimonio identitario y cultural, hoy con una mirada muchos más amplia desde la apuesta feminista e intercultural.


Nuestra mayor atención y la que ha demandado un arduo trabajo sin límites de tiempo y horario, está en tres apartados, el primero, de identificación y elaboración de nuestra propuesta campesina para la constitución y la definición de estado al que aspiramos, simultáneamente junto al movimiento feminista, la preparación de nuestra propuesta para el reglamento con una base feminista y un protocolo ético para prevenir la violencia de género y política dentro del proceso.


Otro momento, fue generar un amplio campo de alianzas con las organizaciones campesinas, los sectores de la pesca artesanal, las ferias libres, (que son mercados populares principal canal de abastecimiento de la población urbana), todas estas organizaciones y movimientos nos han otorgado el respaldo y han entregado a nuestra compañera, Camila Montesino, la responsabilidad de ser la representante del conjunto de las organizaciones en las negociaciones que se realizan, al interior de la convención, buscando acuerdos y apoyo con los diversos bloques de partidos y movimientos sociales políticos que están constituido desde las y los constituyentes.


Además, se decide no conversar con las representaciones de la derecha con los cuales no hay negociación de nuestra parte. Por lo tanto nuestro mayor esfuerzo de dialogo se vuelca con mucha dedicación, paciencia y flexibilidad, en un trabajo diario y de intenso lobby político, en la búsqueda de consensos que de sólido sustento y apoyos a nuestras propuestas, esto ha significado generar un importante espacio al interior de la convención, trabajando codo a codo con los equipos de asesores de los convencionales y los bloques políticos y sociales que se han constituido de acuerdo a los intereses que representan las y los constituyentes.

Y el tercer momento, es el trabajo hacia afuera, impulsado en cada territorio que van desde los encuentros con los constituyentes de cada región conversaciones con otros movimiento tales como: los sindicatos, el movimiento feminista, los ambientalista y ecologistas, etc. actividades públicas buscando sensibilizar a cada convencional en sus territorios durante las semanas territoriales y a la gente del campo y la ciudad, en fin a la opinión pública en pos de tener una mayor comprensión del alcance nacional de nuestras propuestas, que estas no son solo sectoriales, estas son propuestas de país.


El 23 de diciembre 2021, ANAMURI presentó ante la Convención Constitucional, una Iniciativa Popular de Norma Constitucional sobre el “Derecho a la Alimentación”, “El derecho a la alimentación, sustentado en la Soberanía Alimentaria” Soberanía que nace desde nuestras semillas, de la agricultura campesina y desde los recursos del mar. Al mismo tiempo logramos abrir nuevos lazo con el canal agro pesquero sustentado por las ferias libres encanto y vida de las poblaciones, se construyendo el puente entre el campo y el mar con la ciudad.


El 4 de febreros 2022, con mucha alegría, celebramos la incorporación a la nueva Constitución, un
conjunto de normas que protegerán la agricultura campesina e indígena, la soberanía alimentaria,
nuestro derecho a las semillas, el derecho a la alimentación.


Además quedo establecido en la constitución otras normas importantes tales como: “El Estado reconoce la ruralidad como una expresión territorial donde las formas de vida y producción se desarrollan en torno a la relación directa de las personas y comunidades con la tierra, el agua y el mar”, tierra para alimentar a los pueblos y la función social del agua, entre muchas otras normas que otorgan la nominación de constitución ecológica.


Son muchos espacios que se han abierto, nuevas relaciones y alianzas con movimientos sociales urbanos y académicos en este proceso, nuestras convencionales y las dirigentas de las organización locales y nacionales son muy demandada para su participación en los debates públicos, en foros, seminarios, cabildos y asambleas populares, tanto de forma virtual como en este último tiempo de manera presencial.


Hoy en día, seguimos trabajando ya que estamos de cara a las elecciones para aprobar la nueva Constitución el 4 de septiembre 2022, Chile toma en sus manos la decisión de aprobar el proceso Constituyente, y nosotras como ANAMURI nos declaramos en campaña desde Arica a Punta Arenas para dar el triunfo a este proceso histórico por una nueva constitución redactada de forma democrática, plurinacional y paritaria.


Agradecemos desde ya, a mujeres y hombres de organizaciones campesinas, de pueblos originarios, de la pesca artesanal, las ferias libres y de las cooperativas, ya que somos parte también del inmenso movimiento que hizo posible esta Nueva Constitución.


Nosotras las mujeres del campo y del mar, “Firmes y convencidas APROBAMOS la nueva constitución para Chile” y seguiremos luchando por nuestros derechos campesinos, feministas y por el derecho a la alimentación con soberanía alimentaria.


Lee y descarga el boletín especial Nueva Constitución “El correo de las mujeres del campo” con las 50 razones para votar apruebo.  Boletín 50 razones para votar apruebo.pdf


Haití: Recordamos Jean-Rabel como si fuera ayer

“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”, decía Aimé Césaire. 

El sacerdote Jean Marie Vincent, conocido como Janboul (asesinado el 28 de agosto de 1994), es de la teología de la liberación igual que el presidente Aristide, ayudó a los campesinos de la región de Jean-Rabel, a través de la agrupación campesina “Tèt ansanm”, afiliada a la organización nacional “Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen”, a unirse para defender sus derechos frente a los terratenientes “grandon” que los explotaban.

 El 23 de julio de 1987, grupos paramilitares que actuaban bajo las órdenes del terrateniente “grandón”, Rémy Lucas, mataron al menos a 139 campesinos (300 según varias organizaciones de derechos humanos y el informe de la OEA, y 1.042 según Nicol Poitevien, uno de los autoproclamados asesinos).

A modo de recordatorio, unos días antes de la masacre de Jean-Rabel, el teniente general Henry Namphy, jefe de la junta duvalierista en el poder, visitó la región y ofreció públicamente su apoyo a la familia Lucas, que reclamaba las tierras de los campesinos. Gracias a este apoyo, durante varios días los miembros de Tèt Ansanm y sus familiares fueron asesinados en la calle, en la cárcel e incluso en el hospital.

Estos criminales no dudaron en afirmar que los miembros de la organización Tèt Ansanm eran los verdaderos autores de estos asesinatos, en particular el padre Jean Marie Vincent y sus colaboradores, a los que calificaron de comunistas. 

En memoria de estos desaparecidos, este año después de 35 años de impunidad de este crimen, no podemos quedarnos indiferentes sin no sólo revivir este momento, sino seguir explicando a las nuevas generaciones lo que pasó y cómo seguir luchando.

También hay que recordar que la organización Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen, miembro de La Vía Campesina, sufrió dos masacres. El primero el 23 de julio de 1987 en Janrabel y el segundo el 12 de marzo de 1990 en Monri, localidad llamada Piatre, donde se quemaron casas y se decapitó a campesinos. Estos actos quedan impunes y los autores intelectuales viven como si nada hubiera pasado.

Por último, Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen se mantiene firme en su lucha por el cambio real de las condiciones de vida de estos campesinos. Seguiremos denunciando al Estado burgués haitiano, que da prioridad a la burguesía nacional para acaparar las tierras no sólo de la organización sino también de otras organizaciones campesinas del país.

¡Justicia, justicia, justicia para las víctimas!

Haití: Jean – Rabel nous nos en souvenons comme si c’était hier

«Un peuple sans mémoire est un peuple sans avenir», disait Aimé Césaire. 

Père Jean Marie Vincent dit Janboul (assassiné le 28 août 1994), un prêtre de la théologie de la libération, à l’instar du président Aristide, aidait les paysans de la région de Jean-Rabel, par l’entremise du groupement paysan «Tèt ansanm» affilié à l’organisation nationale « Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen », à s’associer en vue de défendre leurs droits face aux propriétaires terriens “grandon” qui les exploitaient.

 Le 23 juillet 1987, des groupes paramilitaires agissant sur ordre d’un propriétaire terrien “grandon”,  Rémy Lucas, tuent au moins 139 paysans (300 selon diverses organisations de droits de l’homme et le rapport de l’OEA, et 1 042 selon Nicol Poitevien, l’un des assassins autoproclamés).

Pour rappel, quelques jours avant le massacre de Jean-Rabel, le lieutenant Général Henry Namphy, chef de la junte duvaliériste au pouvoir, a visité la région et a offert publiquement son soutien à la famille Lucas qui revendiquait les terres des paysans.

Fort de cet appui, pendant plusieurs jours des adhérents de Tèt Ansanm ainsi que leurs proches furent assassinés dans les rues, en prison, et même à l’hôpital.

Ces criminels ne se sont pas gênés pour soutenir que les membres de l’organisation Tèt Ansanm étaient les vrais responsables de ces tueries, notamment le Père Jean Marie Vincent et ses collaborateurs qu’ils étiquetaient comme communistes. 

En mémoire de ces disparus, cet année après 35 ans où ce crime reste impuni, nous ne pouvons pas rester indifférent sans non seulement revivre ce moment mais aussi continuer à expliquer au génération montante ce qui c’était passé et comment continuer à luter.

Il faut aussi rappeler que l’organisation Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen, membre de la via Campesina a subi deux massacres. L’un le 23 juillet 1987 à Janrabel et l’autre le 12 mars 1990 à Monri, une localité appelé Piatre où on a incendié des maisons et aussi décapité les paysans et paysannes. Ces actes restent impunis et les auteurs intellectuels vivent comme si rien n’était.

  Pour finir, Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen reste ferme dans sa lutte pour le  changement réel des conditions de vie de ces paysans et paysannes. On continuera par dénoncer l’Etat bourgeois haïtien qui donne priorité à la bourgeoisie nationale la possibilité d’accaparer les terres non seulement de l’organisation mais aussi des autres organisations paysannes du pays.

Justice justice justice pour les victimes!

Comunicado conjunto sobre la situación en Hugua Po’i, Paraguay

Exigimos que el Estado proteja a la comunidad indígena Hugua Po’i tras la muerte de un niño de 2 meses

La comunidad indígena del Pueblo Mbya Guaraní fue desalojada de sus tierras el 18 de noviembre del año 2021 en Raúl Arsenio Oviedo, Caaguazú. En el operativo de desalojo fueron destruidas todas las viviendas y cultivos, templos, incluso una persona con discapacidad y de la tercera edad fue tirada en el asfalto por los efectivos policiales. La comunidad se encuentra asentada en un territorio ancestral de unas 1.021 hectáreas, incluyendo un bosque que se encuentra en riesgo. La comunidad indígena volvió a su territorio el 1 de febrero del 2021.

Luego de reconstruir sus viviendas, cultivos y ante una amenaza de un segundo desalojo, el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), la Municipalidad, los representantes de organizaciones que acompañan, instalan una mesa de diálogo entre las partes. Sin embargo, el 12 de julio, que debía realizarse una tercera reunión en la sede del INDI, Asunción, para seguimiento de la problemática, esta no fue posible porque la comunidad fue desalojada nuevamente con una orden

irregular, dictada por un juez que no contaba con la competencia. Más de 400 policías llegaron hasta la comunidad y la bordearon, mientras desde el cielo amedrentaba un helicóptero.

Ese mismo día, se expidió una medida cautelar a favor de la comunidad indígena para garantizar los derechos colectivos, pero no pudieron ingresar por el peligro y las amenazas que venían de parte del Ministerio Público y la Policía Nacional. Ante esta situación, y no pudiendo cumplir con la medida cautelar, la comunidad permaneció en la calle a la vera de la ruta, esperando 13 días por disposición de las autoridades del INDI. En esta permanencia, las familias no contaron con ninguna protección; se vieron sin acceso a derechos básicos, soportando el cambio climático con bajas temperaturas, sin abrigos, sin alimentos, sin un techo adecuado u otro tipo de resguardo.

Después del desalojo, la comunidad se trasladó a otro distrito con asistencia del INDI. Hasta allí llegaron los camiones de dicha institución para trasladarlos hasta el frente de la propiedad, pero los funcionarios no ingresaron hasta el predio, al ver que oficiales del GEO custodiaban el terreno. Se conversó con los policías, quienes dijeron no haber recibido ninguna orden de dejar pasar. El acuerdo fue esperar al presidente del INDI, Omar Pico, que por esos días estaba de viaje fuera del país y con fecha de retorno para estos días. Finalmente, Pico brilló por su ausencia, por lo que ayer lunes se decidió retomar las tierras de todas maneras.

El lunes 25 de julio, con representantes del INDI trasladando a la comunidad hasta los límites de las tierras en disputa, ingresaron a su territorio. Hoy 26 se produjo la muerte del niño Néstor Villalba Mendoza, de tan solo 2 meses, por un grave cuadro respiratorio; y la internación de otro niño de 9 meses por la misma causa. Así también, otros menores se encuentran en las mismas condiciones, sin recibir atención médica.

POR LO EXPUESTO, LA ORGANIZACIÓN NACIONAL DE ABORÍGENES INDEPENDIENTES (ONAI), LA CLOC-VÍA CAMPESINA PARAGUAY Y LA PLATAFORMA SOCIAL DE DERECHOS HUMANOS, MEMORIA Y DEMOCRACIA, MANIFESTAMOS CUANTO SIGUE:

Denunciamos que esta situación llega al extremo de significar vidas humanas e inocentes que se pierden por la ambición ciega de particulares que no cejan en sus pretensiones de despojar a comunidades empobrecidas de lo único que cuentan para subsistir: la tierra.

Repudiamos la decisión del presidente del INDI, Omar Pico, quien, a través de su abogado propuso a la comunidad prácticamente “aguantar sin nada” al pedirles instalarse frente al terreno en disputa hace varios días, sin asistencia alguna de su parte, en paupérrimas condiciones, bajo carpas ya sea con frío, lluvia o intenso sol. Por la inestabilidad climática y la nula atención a la salud, se desarrollaron muchas enfermedades respiratorias y este bebé de dos meses resultó la primera víctima fatal del desalojo al morir de neumonía. El INDI como rector de las políticas públicas y de la protección de comunidades indígenas ha expuesto a la comunidad llegando a esta desidia imperdonable.

Exigimos que cese la desprotección y el trato degradante e inhumano hacia las personas que integran la comunidad Hugua Po’i, mujeres y hombres, adultos mayores, niños, niñas, adolescentes y jóvenes, seres humanos que han sufrido gravísimas y reiteradas violaciones a sus derechos, y que merecen vivir en paz y dignidad.

La reposición inmediata de las tierras de la comunidad Hugua Po’i para que puedan volver a producir sus propios alimentos con tranquilidad, reinstaurar sus medios de vida y producción a fin de acceder a los derechos fundamentales de todo ser humano y colectivo.

El Estado paraguayo debe proteger a esta comunidad indígena y actuar con diligencia y responsabilidad, efectivizando la garantía prevalente de sus derechos fundamentales como ordena el marco legal vigente en el Paraguay.

Nunca olvidar que cada una de las muertes que surjan en el marco de la lucha por la tierra es responsabilidad del Estado paraguayo al constituir un atropello a los derechos humanos.

¡Basta de violencia y desprotección!

¡Respeto a la vida y a sus derechos territoriales!


Fuente: Comunicado conjunto sobre la situación en Hugua Po’i – CLOC-Vía Campesina Paraguay (wordpress.com)

Foto: https://www.biodiversidadla.org/Noticias/Con-masiva-movilizacion-campesinos-e-indigenas-recuperan-Hugua-Po-i

Estado de alerta en la comunidad campesina de Tembiaporá, Paraguay

COMUNICADO

“Los campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales tienen derecho a la vida, la integridad física y mental, la libertad y la seguridad de la persona”

Declaración Derechos de los Campesinos

22 de julio 2022

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del campo CLOC-LVC Suramérica alertamos a la comunidad pública sobre la situación actual de vulneración de derechos humanos a la comunidades campesina en Tembiapora, Paraguay.

Desde el día de ayer 21 de julio, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) y la Policía Nacional invadieron y atropellaron casas, comercios e instituciones educativas, a partir de un operativo ilegal que se llevó a cabo en el distrito de Tembiapora. Esto ocurrió luego de un nuevo violento desalojo realizado en el asentamiento Zavala Cue, que hace más de dos años busca recuperar 1700 hectáreas de tierra malhabidas. Dentro de los ocupantes se encuentran integrantes del Grupo Juvenil Sin Tierra de la Federación Nacional Campesina , miembro de la CLOC-VC PY.

Denunciamos la acción de las fuerzas represivas que siguen perpetrando persecución al campesinado que solo busca trabajar la tierra para producir alimentos que les sirvan a ellos mismos y a la sociedad como una forma de garantizar el acceso a derechos sociales.

Cómo juventudes campesinas de la CLOC reiteramos la importancia de nuestra campaña ¡Volver al Campo! siendo necesarias medidas como la mejora de infraestructuras, facilitar el acceso a servicios financieros rurales como créditos y financiación, y fortalecer la producción agroecológica ampliando la superficie de cultivos en armonía con la naturaleza.

Exigimos  garantías de cesar la persecución y detención contra los líderes campesinos e indígenas y sociales del país. Solicitamos la solución y entrega de las tierras mal habidas a los campesinos  campesinas y pueblos indígenas hoy sin tierra. Ratificamos nuestro compromiso con la lucha por la reforma agraria integral,  la soberanía y autonomía alimentaria, la vida digna y respeto por la madre tierra.

¡Por la recuperación y defensa del territorio campesino, para la soberanía alimentaria!

ARTICULACIÓN DE JÓVENES CLOC SURAMÉRICA

Galería Virtual “Artistas por la Soberanía Alimentaria” – No dejes de recorrerla, ¡ya disponible!


(Bagnolet, 13 de Julio de 2022) La Vía Campesina (LVC) cumple 30 años de luchas colectivas por la justicia, la paz, la vida y la dignidad, en el marco de esta conmemoración presentamos nuestra Galería Virtual  “Artistas por la Soberanía Alimentaria”, una exposición que recoge el trabajo militante, solidario y comprometido de 22 artistas de diversos países y organizaciones de todo el mundo, cuyas obras han sido seleccionadas y organizadas tras la respuesta al Llamado Internacional convocado por el movimiento entre agosto y septiembre del 2021.

Las acciones y movilizaciones por la Soberanía Alimentaria, la Reforma Agraria Popular y la dignidad del campesinado han sido fuentes de inspiración y reflexión para las manifestaciones y expresiones artísticas populares y militantes  que se presentan en formatos, soportes visuales y sonoros como: canciones, poemas, videoclips, pinturas, títeres, podcasts e ilustraciones en esta galería.

Para LVC, la comunicación y el arte son herramientas importantes y claves de expresión, memoria, intercambio y resistencia en las culturas campesinas e indígenas de todo el mundo. En este recorrido presentamos  nuestras luchas y reflexiones sobre: Soberanía Alimentaria, Reforma Agraria Popular, Agroecología Campesina, Semillas Nativas, Mujeres y diversidades, junto con las obras facilitadas de forma solidaria por lxs artistas que  las acompañamos con acciones pedagógicas que nos invitan a desarrollar el nivel de conciencia y de organización, para movilizarnos  y transformar nuestras realidades, motivándonos  a  construir nuevos horizontes y  otras vías basadas en la solidaridad, el internacionalismo, la educación y la cultura popular.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza! ¡Trae contigo papel, lápiz, lápices de colores, y si tienes a mano, audífonos o parlantes!

Te invitamos a visitar esta galería de forma colectiva o individual, también puedes convertirte en guía del recorrido y compartirlo en tu comunidad, organización o región las obras aquí expuestas pueden ser descargadas libremente en tu móvil o pc. ©

“La Soberanía Alimentaria es todo, es la lucha por la tierra, es la lucha por el agua, es la lucha por la semilla, es la lucha por la vida”

Hace 26 años que en La Vía Campesina hablamos de la Soberanía Alimentaria como el derecho colectivo de los pueblos a definir sus propios sistemas alimentarios:¿cómo producir?, ¿qué producir, ¿con quiénes producir? Pero también como el derecho de quienes consumen a saber lo que consumen, ¿quién lo produjo? ¿de dónde proviene?, ¿cómo se produjo? y; ¿en qué condiciones?. En las siguientes ilustraciones, Carlos Julio Sanchez, militante e ilustrador del MNCI- Somos Tierra comparte varias imágenes que dan respuesta a estas interrogantes.

¡El capitalismo nos separa, la Agricultura campesina nos une!

¡SOBERANÍA ALIMENTARIA YA!

Las políticas neoliberales y el capitalismo destruyen el planeta y atentan contra la Soberanía Alimentaria ya que priorizan el comercio internacional, y no el derecho de los pueblos a la alimentación, no han contribuido en absoluto en la erradicación del hambre en el mundo. Al contrario, han incrementado la dependencia de los países a las importaciones agrícolas, la industrialización de la agricultura con alto consumo de agrotóxicos poniendo en peligro a la humanidad y la vida en el planeta.

Gracias a nuestras luchas y acciones conjuntas, algunos estados y varias instituciones de gobernanza mundial han llegado a reconocer la centralidad de la Soberanía Alimentaria de los pueblos en la formulación de políticas públicas y declaraciones internacionales como la Declaración sobre Derechos Campesinos aprobada por la ONU,  UNDROP. Para alcanzar el cumplimiento de los Derechos del campesinado y otras personas que trabajan en zonas rurales es necesario la articulación y la organización fortalecida del movimiento a nivel comunitario, nacional, regional y global.

Desde el Reino Unido, Aryo Fieldman, de Table Companions, comparte una entrevista en podcast con su amigo Lucas, que cuenta historias de sus encuentros con agricultores de América Latina y Europa mientras investiga en torno a la Agroecología Campesina. Desde los camiones de Coca-Cola que usurpan el lugar de la Soberanía Alimentaria en Canadá, hasta los granos ancestrales en Italia que aparecen como puerta de entrada a un nuevo sistema alimentario, Fieldman basa gran parte de su optimismo en el lugar que la Agroecología Campesina  otorga a las ideas de territorialidad rural y a los imaginarios de futuro.

A través de entrevistas con destacadxs militantes por la Soberanía Alimentaria como  Jyoti Fernandes de Landworkers Allience miembro de LVC, en Frontline Food, Georgie Styles explora la comida en las intersecciones del arte, el activismo, la política, la cultura y los problemas apremiantes de nuestro tiempo.

¿Cómo sería la verdadera resiliencia en nuestros sistemas alimentarios, más allá del coronavirus?

Georgie investiga la relación entre la alimentación, la agricultura, la salud y la reciente pandemia de coronavirus. Buscando historias no contadas de colonialismo e industrialización, sabiduría indígena y el movimiento por la Soberanía Alimentaria.

¡NO HAY SOBERANÍA ALIMENTARIA SIN TIERRA!

¡La tierra no se vende, la tierra se defiende!

¿Te imaginas que un día llegan a tu casa, y te avisan que te tienes que ir porque unxs terratenientes compraron tu tierra y la de todxs tus vecinxs? ¿has escuchado sobre acaparamiento de tierras? ¿desalojos forzados? ¿criminalización? ¿qué harías si esto te pasa?. Desde Jujuy Argentina, Anastasia García en el espectáculo de títeres ‘En lo de Doña Emiliana’, narra las vivencias de familias campesinas indígenas que defienden sus formas de vida, sus producciones y sus territorios.

Te proponemos mirar la obra junto a la niñez y la juventud de tu comunidad u organización! El presente y el futuro de la lucha para alcanzar la Soberanía Alimentaria y cumplir el derecho a la alimentación dependerán de la urgencia de transformar el sistema industrial capitalista por sistemas alimentarios diversos, basado en la Soberanía Alimentaria con Agroecología Campesina.

Un día Emiliana recibe de forma inesperada la visita del Mariscal Cualunquen quien les notifica que deben abandonar su casa de inmediato. ¿Qué hará la comunidad para evitar que esto pase?…

¡Soberanía Alimentaria, queremos Reforma Agraria!

Desde Argentina, el MNCI LVC, representado por la juventud, nos invita a seguir animando la lucha por la Reforma Agraria y la Soberanía Alimentaria al son de una cumbia, género musical muy popular en América Latina. Los caminos de lucha a través del arte también se tejen con alegría y rebeldía.  La Cultura Campesina tiene una riqueza musical muy amplia, cada pueblo y continente tiene su propio ritmo.  ¡Y a nuestra revolución le gusta bailar, sube el volumen!

Para las campesinas, indígenas, pescadoras, sin tierra, trabajadoras agrícolas, migrantes y diversidades la Soberanía Alimentaria es esencial para su propia existencia y la vida en el planeta. Además de tener soluciones concretas al hambre, desempleo, cambio climático y justicia social. Sin embargo, existen aún muchos desafíos por enfrentar las violencias, el patriarcado, la homofobia y el machismo que continúan envenenando nuestros territorios y las sociedades, de ahí la importancia de la comunicación, la educación, el arte y la cultura. Clara de Carvalho nos da 5 palabras claves para entender su obra: Agroecología, Reforma Agraria, Mujerxs y Soberanía Alimentaria.

La Soberanía Alimentaria debe incluir una perspectiva feminista, y esto implica romper no sólo con un modelo agrícola capitalista, sino también con un sistema patriarcal que oprime a las mujeres y diversidades. Desde hace varios años La Vía Campesina viene proponiendo el Feminismo Campesino y Popular como una reflexión colectiva, diversa y en construcción, conoce más aquí.

¡Las mujerxs son fundamentales en la definición de Soberanía Alimentaria de La Vía Campesina!

Las campesinas, indígenas, afrodescendientes, migrantes, temporeras, pescadoras, sin tierra y diversidades se enfrentan diariamente al modelo del agronegocio, al capitalismo y al extractivismo, modelos que  no garantizan su derecho a vivir sin violencias, el derecho  a las tierras, aguas, salud pública, educación y vivienda, derechos fundamentales ya reconocidos en la UNDROP.¡MUJERES POR LA VIDA CONTRA TODAS LAS VIOLENCIAS!

A las campesinas  y diversidades la Soberanía Alimentaria les devolvió identidad, y eso les ha llevado a dar pasos más profundos, a reconocer desde la historia de la agricultura, el rol que tienen y lo importante que son para el desarrollo de la cultura y la agricultura a nivel global, así como en garantizar sistemas alimentarios diversos y sostenibles.

Shomira Sanyal se inspiró en temas como: Desafíos y amenazas que plantean las políticas agrícolas industriales y su impacto en la Reforma Agraria, el acaparamiento de tierras, el cambio climático y la criminalización de los movimientos sociales. En la pintura, muestra dos campesinas, una de ellas con su mano esparse las semillas y con la otra mano usa la hoz para cosechar los símbolos que representan la lucha campesina, la tierra, la información y los bienes naturales. De telón de fondo, hay varias siluetas de cientos de personas organizadas y banderas que aparecen para articular y mostrar unidad de acción.

¿Qué es la Agroecología Campesina?
¿Cómo iniciar un proceso agroecológico?

En 5 minutos, Mirna Cruz nos responde a estas interrogantes. ¡Tómate el tiempo!

1. ¿Qué es la Agroecología Campesina?

La Agroecología Campesina es el único camino, pertinente, viable y éticamente admisible para lograr la soberanía alimentaria, con la unión de las fuerzas, voluntades y capacidades de los pueblos.
La Agroecología Campesina es patrimonio de los pueblos rurales y ancestrales, puesta al servicio de la humanidad, es un modo de ser, de vivir y de producir, tiene bases biológicas y sociales, con una fuerte relación con la naturaleza, con enfoque de género, con elevada diversificación, reciclaje de productos e insumos, gran autonomía a partir del autoabastecimiento y el abastecimiento local y regional de alimentos saludables. Es la respuesta de los pueblos a las ineficiencias y los efectos negativos del sistema industrial alimentario, que se basa en el uso extensivo de agrotóxicos y el acaparamiento de tierras.

2. La Agroecología Campesina solo es posible cambiando las relaciones de dominación y expropiación contra las mujeres y diversidades

La Agroecología Campesina solo es posible cambiando las relaciones de dominación y expropiación contra las mujeres y diversidades. Construir la agroecología es construir la presencia de las mujeres y diversidades en todas las instancias y cambiar las relaciones de poder y de violencia.

3. ¿Cómo iniciar un proceso agroecológico?

Alrededor del mundo, La Vía Campesina cuenta con más de 70 escuelas y procesos de formación basados en la Educación Popular, que tanto como método y concepción, se plantea la masificación de la Agroecología en los territorios y el fortalecimiento de la Soberanía Alimentaria de los pueblos. Todos estos procesos de formación agroecológica están siendo construidos e organizados por organizaciones miembros de La Vía Campesina.
Lo que hace La Vía Campesina en su estrategia de formación agroecológica:
-Denunciar el modelo del Capital en el campo – mediante luchas directas, toma de tierras, asambleas, cierre de calles, ferias, tiendas campesinas, intercambio de semillas, seminarios, congresos, conferencias, festivales que muestran la riqueza de la Cultura Campesina.
-Anunciar nuestra vía, el proyecto de agricultura campesina y construir conocimientos – mediante cursos formales e informales (dirigentes, militantes y base), intercambios de experiencias agroecológicas en todas las regiones, procesos de “Campesinx-a-Campesinx”.
–  Alianzas Campo – Ciudad, con estudiantes, mujeres, investigadores, universidades y con diversas instituciones y organizaciones que fomentan la Agroecología Campesina.

¿Dónde?

-En el cotidiano: Campesinx-a-Campesinx
-En las Escuelas del Campo
-En licenciaturas / maestrías de educación del campo
-En los Institutos Latinoamericanos de Agroecología (IALAs) y demás centros de formación campesina

“Necesitamos construir agroecología campesina con campesinxs, con semillas nativas, libres de agrotóxicos y de transgénicos”

En esta compilación, artistas de todo el mundo siembran semillas de esperanza con pinturas, ilustraciones y música.

Semilla – Pecado para todxs

“Semillas son vida, son espacio, son libertad, son manos abiertas y pueblos cuidándolas. Son alas, son abuelxs, son semillas por la paz…”

Conservar, cultivar y multiplicar las semillas campesinas es parte fundamental de la lucha por la Soberanía Alimentaria. Las semillas son el corazón de la lucha por la Soberanía Alimentaria, si no hay semillas propias, no es posible librarse del control corporativo. Mira nuestro módulo de formación sobre Semillas Campesinas aquí.¡LAS SEMILLAS SON LIBERTAD!

El campo, el campo, el campo,
hogar de hombres, mujeres, diversidades
niñez que el tiempo agranda
y la lucha campesina germina, florece!

El sol es testigo y la luna aliada
miramos al suelo, sí, señor
sin embargo, solamente cuando
plantamos, cogemos la flor

El presente nos apoya,
el pasado nos enseña

caminamos noches y días
sin embargo, solamente cuando
la igualdad es el sentido de la vía

El cielo está de prueba,
la tierra firma abajo
cultivamos paz, amistad
sin embargo, solamente cuando
la semilla es la libertad


Te invitamos a dibujar, tomar una foto o bordar las semillas que han sido recolectadas y recuperadas en tu comunidad, organización o región, mientras escuchas la canción de Fabio. Queremos mostrar los diferentes colores de la Soberanía Alimentaria en el mundo, ¿sabías que varias semillas y frutos tienen nombres distintos según el país o cultura? ¿Sabías que en muchos lugares del mundo campesinxs son encarcelados y criminalizados por guardas sus semillas? Publica tu creación en tus redes y etiqueta a @la_via_campesina_official en instagram con los hashtags #NoHayFuturoSinSoberaníaAlimentaria #LVC30Años #DerechosCampesinosYA

Seis empresas transnacionales controlan el mercado de semillas a nivel mundial. Los cultivos transgénicos suponen producción extensiva, monocultivos y altas tasas de consumo de agrotóxicos, su fin es lucrar y no acabar con el hambre, ni garantizar los derechos del campesinado peor aún cuidar el planeta con dicen sus discursos. ¡Soberanía Alimentaria es pan, es solidaridad y lucha!  

Esta lista de música recoge varios temas de distintxs artistas, estamos segurxs que te acompañarán en tus actividades, en el campo, en tu barrio o tu ciudad, puedes descargar las canciones y sus letras libremente. Juventud, estudiantes, militantes, campesinxs y artistas, en colaboración con movimientos progresistas en Indonesia, a través de la música buscan sensibilizar a la juventud y también buscan aportar en la construcción de alternativas para la Soberanía Alimentaria.

Iqbal Coffee – Pulihkan Indonesia

Sejati – Petani Dunia

Ring of Fire – Kisah Burung Enggang

Taiwan Rural Front – Rippling Paddy Choir

Kiki Hasan – Sayangi Bumi

Ego Lemos – La Via Campesina

Sejati – Negeri Surga Khatulistiwa

Rakjat Ketjil – Monkey Dude

Bianglala Voices – Hijau

Human Farmers – Paddy Field

Sporadis – Karena Makanan Bukan Bom

AFICHES PARA LAS LUCHAS Y MOVILIZACIONES, DESCÁRGALOS E IMPRÍMELOS.


Mientras escuchas la canción de Zé Pinto militante del Movimiento Sin Tierra de Brasil, toma una hoja de papel y haz una creación artística con todo lo que aprendiste, sentiste y experimentaste durante tu recorrido, además nos gustaría escuchar sobre tus acciones concretas, propuestas y sueños para seguir fortaleciendo la lucha por la Soberanía Alimentaria y la justicia social. ¡Utiliza todo lo que tengas a tu alcance, semillas, colores, pinturas, flores, arcillas o lápices, sigamos globalizando la esperanza! Comparte tu creación con nosotrxs envíalo a: viacampesina@viacampesina.org

¡SEGUIMOS EN LUCHA!

Ha llegado el momento de agradecer tu visita a esta galería virtual, esperamos que te haya brindado herramientas de formación, organización y movilización, agradecemos profundamente a todxs lxs artistas comprometidxs y solidarixs con los pueblos, que cotidianamente aportan con su talento a las luchas territoriales y las disputas de sentido, en la construcción de nuevas narrativas a favor de la Soberanía Alimentaria y de sociedades más justas.

¿Disfrutaste la visita? ¿Quieres conocer más de La Vía Campesina? Mira nuestra última película.
También déjanos tus comentarios en nuestras redes sociales de Facebook, Instagram y Twitter. Durante varias semanas publicaremos información con cada una de las obras participantes.

Comunicado de solidaridad con el hermano pueblo de Panamá

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo CLOC – LA VIA CAMPESINA en Centroamérica

Saludamos la lucha del pueblo panameño y nos solidarizamos con nuestros hermanos y hermanas luchadoras que, por más de 32 años, desde la invasión imperialista se impuso en el país un modelo de dominación por los poderes económicos, sociales y culturales.

Ante estas imposiciones, nuestros hermanos del pueblo panameño han sufrido las faltas de garantías de los servicios de primera necesidad por políticas implementadas en estos últimos siete gobiernos que han sido viles lastres servidores de políticas imperialistas, negando a la población ese desarrollo humano, desarrollo económico y sobre todo la falta de desarrollo con el medio ambiente. Políticas que desde el estado junto a los demás poderes han creado para favorecer a las grandes empresas, al capital extranjero y especialmente al capital transnacional, formando así una brecha aún más enorme de desigualdad, discriminación, pobreza y sobre todo profundizando las políticas de represión al pueblo luchador organizado.

Entendemos que la pandemia fue un detonador que todos los países del mundo sufrimos, y que ahora seguimos enfrentando. Esto vino a aumentar el costo de la vida para las y los panameños especialmente para la clase obrera, campesina y trabajadora, como para todos en el mundo. Esta pandemia nos deja ver con claridad que este sistema capitalista, imperialista y neoliberal es un modelo que ya está fracasado y que no resuelve los problemas de país.

Junto a ello también, estamos claros que el problema que se acrecentó fue la corrupción, donde el gobierno se endeudó para tratar y darle fin a este problema, pero, hasta la fecha no se tiene nada resuelto, favor a ello, esos préstamos quedaron en pocas manos y más en empresas farmacéuticas afines o allegadas al ejecutivo y que el pueblo sufrido, el pueblo que puso más muertes y hacia quien era destinado ese fondo, es quien menos gozó de ese préstamo y es quien ahora debe pagar esa deuda externa.

Incitamos al gobierno del presidente Cortizo a abrir la mesa de diálogo para aceptar a todos los representantes dignos de esta lucha que son quienes están en las calles esperando que sus voces sean escuchadas por medio de sus representantes y no de quienes han firmado los acuerdos en nombre del pueblo panameño sin la participación de todas las organizaciones populares que están luchando a lo largo y ancho del país.

Como CLOC – LA VIA CAMPESINA en Centroamérica, dignos representantes de las y los campesinos y con el fervor de nuestra consigna anti-capitalista, anti-imperialista, anti-neoliberal y anti-patriarcal, y con más de dos millones de campesinas, campesinos y personas que trabajan la tierra y otros sectores en todo el mundo, dejamos en claro que no aceptamos los acuerdos firmados dentro de esa mesa cerrada y aplaudimos la vertical posición de las bases populares de forma unánime rechazaron el acuerdo y obligaron a los dirigentes a romperlo.

Condenamos las políticas neoliberales implementadas por el gobierno que tienen como objetivo favorecer a los grandes empresarios y que con sus marañas busca fragmentar la lucha del pueblo unido y sobre todo pedimos a los organismos de derechos humanos a velar y estar atentas y atentos por la vida nuestros hermanos y hermanas que luchan para que las fuerzas militares no cedan a toda clase de ataque contra sus vidas.

No dudamos en que esta lucha que están llevando a cabo tenga como victoria lograr integrar a todas las fuerzas en una sola mesa para presentar  las propuestas consolidadas de todos los sectores y exigir como punto inicial denunciar el alto costo de la vida con los aumentos que se han dado en los precios del combustible, la canasta básica, las medicinas y el porcentaje destinado a la educación, lograr congelar y disminuir los precios de las necesidades básicas que no son cubiertas por los despilfarros del gobierno y que de la misma forma se dé el seguimiento a estas propuestas presentadas para que sean cumplidas ya que de no cumplirse se estaría violentando el derecho que cada panameño, cada panameña tiene a vivir una vida digna.

Instamos a las fuerzas luchadoras, a nuestros hermanos y hermanas a no desmayar, mantenerse siempre en las calles en pie de lucha y a no permitir que entren en las bases como en las dirigencias políticas de fragmentación que el gobierno está implementando a través de esos grupos minúsculos o los mal llamados firmantes representantes del pueblo luchador.

Enviamos desde cada rincón de nuestras tierras, de nuestra Centroamérica siempre unida en la lucha y la solidaridad, un enorme abrazo; combativo y revolucionario hasta lograr la victoria final.

Managua, Nicaragua 20 de julio de 2022

Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo

CLOC – La Vía Campesina Centroamérica

¡Globalicemos la Lucha, Globalicemos la Esperanza!

¡Sin luchas, No hay victorias!

¡La pelea es, peleando!

IALA México ¨Para la defensa colectiva de la vida y los territorios a través de la agroecología¨

Los días 24, 25 y 26 de junio de 2022 en Guelatao, Oaxaca, México, nos dimos cita más de 130 personas de de 10 estados del país, con representación de 14 organizaciones territoriales, acompañadas por delegadas y delegados de los diferentes IALAs de la CLOC-Vía Campesina de Suramérica y Centroamérica, además de instituciones aliadas, para presenciar la Asamblea Constitutiva del Instituto Agroecológico Latinoamericano México (IALA México).

En el pequeño pueblo de Guelatao, que hace 216 años vio nacer a Benito Juárez, nos reunimos mujeres, hombres y juventudes de distintas partes de México y América Latina, y entre místicas, ceremonias zapotecas y mayas, música, guelaguetzas, discusiones, mesas de trabajo y deliciosos platillos tradicionales de la zona, vivimos el nacimiento del IALA México.

Detrás de este evento constitutivo hubo mucho trabajo, se inició durante la pandemia, atendiendo al lema de La Vía Campesina ¨Quédate en casa, pero no en silencio¨, empezamos a hacer conversatorios con diversos temas, y concluimos que era necesario impulsar el proceso para construir el IALA México, que vendrá a fortalecer nuestras organizaciones campesinas, menciona Liliana Castro de UNORCA.

Durante las jornadas de la Asamblea Constitutiva del IALA México se intercambiaron vivencias, problemáticas, aprendizajes, luchas que se dan desde los territorios, donde organizarse por una educación agroecológica transformadora, foralecera las fuerzas para cuidar y defender la vida en los territorios.

Fuimos testigos de como se multiplican, diversifican y crean formas de resistencia, desde las experiencias de las 14 organizaciones regionales que auspician las 9 sedes del IALA México en la Sierra Tarahumara, Guerrero (con dos sedes), Guanajuato, Puebla, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Península de Yucatán.

En general, el IALA México será un espacio territorial de formación autónoma, sustentado en un tejido de organizaciones territoriales, la mayoría de origen indígena y campesinx, con procesos de formación que datan de más de 25 años.

Álvaro Salgado, quien hace parte de la Comisión Política Pedagógica del IALA territorial en la Sierra Tarahumara menciona, “hay una identidad tan fuerte que se expresa con su cultura y los saberes de cada comunidad, así que nos costaba trabajo generalizar una propuesta, pues son cosas distintas para cada una, por eso surge con esa visión diversa, con cada particularidad de territorio y cuando vimos cada respuesta vimos que surgía esta semilla, esta idea fue sembrada cuando dijimos que esta era la manera, y sigue tomando fuerza que es un IALA territorializado, con distintas condiciones culturales, conocimientos indígenas, campesinos, y que cada uno guía desde su saberes. Cada IALA tiene su historia, su lucha, pero con distintos contextos, particularidades, y modos de producción, todos estarán bajo las mismas banderas de lucha de La Vía Campesina, es un IALA nacional con 9 sedes en diferentes partes del país, son nueve, pero en realidad es uno solo”.

Los mundos campesinos e indígenas son columnas sobre las que se está cimentando la vida presente y futura, resistiendo ante los vendavales del mercado y la cultura hegemónica, por ello, el cultivo de la vida es reconocida a través de los pueblos originarios y campesinxs, por lo que los saberes ancestrales que se transmiten de generación a generación, siguen en pie de lucha por el cuidado del agua, la montaña, las semillas y el territorio.

Alberto Gómez, de la UNORCA, menciona:  ¨Queremos ir construyendo juventudes, militancias, brigadistas, ir recuperando a las juventudes del campo, los campesinos somos necesarios para este país, somos futuro y somos capaces de producir alimentos sanos y suficientes para toda la sociedad¨.

Durante el evento quedó integrada la Comisión Político Pedagógica Nacional (CPPN) y la Asamblea Nacional de Agroecología, en donde participarán las 9 Comisiones Políticas Pedagógicas Territoriales y los/as repersentaciones de cada organización que auspicia cada IALA Territorial. La Asamblea constitutiva finalizó con la lectura de la Declaración de Guelatao, que se puede encontrar en el siguiente link:

¡¡Globalicemos la Lucha, Globalicemos la esperanza!!